TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / musas-muertas / El Telar

[C:496480]

Imagínense la raíz de un árbol, enterrada bajo tierra, sigan la línea de las raíces, observen como se separan una y otra vez tomando caminos o decisiones que alteran permanentemente el recorrido en la búsqueda de la humedad que yace en lo profundo de la tierra... No, mejor imaginen el delta de algunos ríos, que, partiendo del cauce principal, se va separando en brazos y riachos que a veces dan vuelta y se vuelven a unir antes de llegar al mar de la muerte.
No, no, mejor imagínense un mágico y magnifico telar.
Este telar funciona por voluntad de los hilos, el telar lo único que hace es tejer. Una línea por vez, una línea por cada momento. El telar siempre avanza, nunca se detiene, nunca retrocede, nunca desteje, siempre avanza.
La anciana impávida, observa sin intervenir el movimiento autónomo de los miles de millones de hilos que deciden mágicamente trasladarse, anudarse, engancharse con otros, desengancharse, atarse y desatarse, dividirse y por efecto del resultado del tejido, estos finalmente con el tiempo desaparecen, apareciendo otros en su lugar formando un tejido único. La decisión de cada hilo afecta al resultado general, afecta al propio hilo y a los otros. Todo esta entrelazado, todo queda tejido. El resultado es invisible a los hilos, algunos, concientes de que existe un propósito, intentan organizarse y asociarse para buscar la belleza y la armonía del tejido, otros, con otro criterio se entrecruzan en el camino destruyendo la intención de los primeros.
Solo la anciana puede apreciarlo pero su rostro no indica nada, ella provee el material, bobinas de hilo de variados espesores, calidad y colores que alimentan al telar. Cada tanto el mágico telar toma una nueva bobina de hilo e incorpora la punta del mismo en el tejido, las agujas tejen mecánicamente pero los hilos se mueven saltando de un lado a otro, enlazándose a voluntad entre ellos.
El tejido se llama historia.
¿Que hubiera sucedido si el complot de Servilio Casca y Bruto no hubiera prosperado en asesinar a Julio Cesar?.¿Si Adolf Hitler no se hubiera dedicado a la política?. ¿Karol Józef Wojtyła (Juan Pablo II) se hubiera ordenado sacerdote si no hubiera existido el nazismo?, ¿que hubiera sido de Einstein o la bomba atómica?. ¿Y si Lee Harvey Oswald no hubiera asesinado a Kennedy? ¿Y si Napoleón no hubiera nacido?,¿Y si, y si, y si….?.
Esta claro que cada acción y decisión que tomamos no solo nos afecta sino que influye en la vida del resto del planeta en que vivimos. Las malas acciones, hasta las más detestables, generaron reacciones muchas de ellas positivas, y por el contrario, algunas buenas, dieron origen a un sinnúmero de atrocidades.
Ahora imagínense que a un “hilo” se le permitiera volver varias líneas del tejido atrás y “mejorar” su decisión tomando un rumbo distinto al que tomó en ese entonces, ¿qué sería del tejido?, ¿qué pasaría con la historia?...


“El portal” está listo. Un coctel de ciencia, tecnología y hasta filosofía finalmente dio a luz a la maquina del tiempo.
La física quántica, la teoría de las cuerdas, la nanotecnología, todas se confabularon para lograr alterar lo único que quedaba inalterable, el paso del tiempo.
El hombre en su vida puede lograr grandes cantidades de dinero, oro, propiedades, voluntades, ganado, tierra…. Lo único que tiene fijo, limitado y además desconocido es el tiempo, en especial el tiempo restante, el tiempo que queda hasta su muerte.
La constante “t”, figura desde los comienzos de la ciencia como factor variable en ecuaciones de velocidad, aceleración, energía, etc. Le hemos asignado nombre al transcurrir del mismo con el objeto de medirlo, desde nanosegundos hasta años luz. Lo que nunca habíamos logrado era alterarlo y mucho menos darle un valor negativo.
Siendo v= velocidad, e= distancia, y t = tiempo. De v=e/t se obtiene que t=e/v… entonces mientras “e” sea cada vez mas pequeño y “v” cada vez mayor el tiempo tendería a 0, pero, si “e” llegara a ser negativa?.
La respuesta la proporcionó la física quántica en particular la teoría de las cuerdas, los planos temporales se producen en dimensiones continuas pero curvas, en donde la línea recta sobre un plano entre dos puntos a veces no es la distancia mas corta ya que el plano se curva. Aparecieron “atajos” temporales que permitían saltar hacia atrás y hacia delante en el tiempo. Habíamos encontrado como alterar el tejido de la historia.
- ¿Y ahora que hacemos con esto?
El grupo de científicos, con la mejor intención moral y ética proponen sus ideas en forma caótica, nadie pensaba realmente que lograríamos poder viajar al pasado. Las ideas más populares mencionadas fueron:
Salvar a Cristo de la cruz.
Impedir el asesinato del príncipe Federico de Austria en Sarajevo y así evitar la primera guerra mundial.
Eliminar a Adolf Hitler, evitando la segunda guerra y el holocausto.
Abortar el atentado contra Kennedy
Salvar a Juana de Arco de la hoguera...
La lista se extiende inagotable. Algunas propuestas estaban cargadas de profundos sentimientos familiares, como volver a la vida a un hijo, un padre o un hermano.
El paradigma de la historia inalterable se caía a pedazos. Y nacía en mí un nuevo temor. El resultado del cambio. ¿Era posible intervenir en la trama de la historia con la mejor de las intenciones y aún así provocar un desastre?
Mi corazón me dice que si mientras mi mente duda.
Como líder del equipo científico me corresponde a mí tomar una decisión. No estoy en condiciones. Otorgo un descanso obligatorio de cuarenta y ocho horas a los once científicos de mi equipo. El lunes tomaremos una decisión y haremos la prueba. Todos abandonan el laboratorio con el compromiso del secreto.
He quedado a solas en el edificio, una obsesión se gesta en mi mente. Sin dudarlo más me dirijo al portal. Asigno las coordenadas GPS, y la fecha. Respiro profundamente, las luces se encienden y traspongo el mismo.

El Telar teje varias líneas en forma apresurada, de pronto todos los hilos se cortan. El tejido se rasga como una tela podrida, los puntos se desatan y cuelgan inertes, el telar se detiene.

Solo he avanzado en el tiempo setenta y dos horas, he querido ver que ocurre veinticuatro horas después de lo que sería nuestro primer experimento. He pretendido ver el efecto en el futuro de nuestra acción en el pasado, y me he encontrado con un planeta destruido. No tengo referentes para preguntar que pasó, no quedan interlocutores en el mundo, ni humanos ni animales. No se cual decisión tomamos el lunes pero veo que, cualquiera que haya sido fue equivocada. El aire esta casi irrespirable, no puedo determinar las causas de esta hecatombe ni la fecha en que ocurrió, Solo puedo asegurar que lo provocamos nosotros. Una sensación de asfixia inunda mis pulmones, giro sobre mis talones e ingreso apresuradamente al portal ahogándome.

Dispongo de apenas veinticuatro horas, desde que llegué nuevamente al “presente”, he estado pensando que hacer, una única decisión parece la indicada.

El lunes por la mañana nos reunimos todo el grupo. Aún no hemos comunicado el resultado a nuestros superiores. Todos coincidimos en que la “prueba” coronará verdaderamente nuestro éxito.
El grupo de científicos discute animadamente, nervioso miro de reojo el nuevo cableado y los paquetes explosivos que he instalado apresuradamente rodeando al laboratorio. Algunos proponen votar para elegir la intervención. Los miro con afecto y, con lagrimas en los ojos oprimo el detonador.

Doce hilos se acaban abruptamente en el telar, la maquina repone nuevos hilos de las bobinas, y continua tejiendo mecánicamente, si detenerse.
La anciana mira con una expresión de ternura el nuevo diseño que comienza a dibujarse en el tejido.

Texto agregado el 30-03-2012, y leído por 369 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
26-06-2012 Fantastico hermano. pusiste a volar mi imaginacion a velocidad de la luz. Adoro tus cuentos. un mega-abrazo yar
03-06-2012 La teorìa de las cuerdas, y el efecto mariposa!!!! Excelente, y sigo las musas no estan muertas!!! efelisa
05-04-2012 Lo volví a leer nuevamente..Un texto realmente interesante, muy creativo, me gustó mucho.. silvimar-
05-04-2012 ¿Digamos que la historia sabe lo que se hace justine
05-04-2012 He disfrutado de principio a fin. Gracias. justine
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]