TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / -AixaMelihah- / Un lindo tropezar.

[C:499274]

Nota del Autor: He visto con qué facilidad y dedicación escriben los típicos cuentos de final feliz (no siempre), pero yo no puedo. Yo trate y trate y nunca lo logre. Sinceramente, me causa risa como empiezo escribiendo un cuento corto y termina siendo un desorden enorme, de páginas y páginas que hasta podría decirse que parecería que es novela que no se divide en capítulos. Pues, aquí va mi intento de cuento, espero que lo sea...

Un lindo tropezar.

Me iría a acostar para un nuevo día. ¿Cuál? El primer día de clases. Algunos pensaran, “¿Acaso estás loca Sofía?” Pues no, no lo creo. El punto es que asistiré a un nuevo colegio y en el anterior que estuve no pase los mejores años de mi niñez y adolescencia, si se podría decir; conoceré gente nueva, y eso es lo que más me fascina. ¿Serán amables, tiernos o son de esos que se burlan de ti y se ríen en tu cara? Rezare por que sea nada más la primera opción pero todo puede pasar. Sé que todo será perfecto.

El primer día. ¿Quién lo diría? Hace unas horas estaba ansiosa por ir y ahora ni me quiero levantar de mi cama... o al menos eso pensé. Me ocurre que tengo la clásica madre desesperada por llegar justo a tiempo y si es antes, ¡mejor! Ni se lo imaginan, me había lanzado unos de sus perfumes baratos que odia en la cara –obviamente el contenido, no el frasco de este –. Estuve un largo rato en la bañera tratando de quitarme aquel olor horrible de “pinos frescos”, aunque no creo que sea de eso, supuestamente eso decía la botellita de vidrio.

La campana aun no sonaba y cientos de chicos y chicos caminaban de un lado a otro, hablaban sin parar, hasta algunos se encontraban solos leyendo algo. Mi día no podía ir más peor. Al parecer, la predicción dicha por muchas personas es real, y yo lo estoy viviendo. ¡Martes trece! Como hubiese deseado iniciar las clases un lunes doce pero al parecer los profesores y directivos decidieron hacer unos arreglos para quienes van a un aula y quienes van en otra, de seguro con algún “cafecito” en sus manos. Un joven más grande que yo, o eso aparentaba, choco conmigo tirándome al suelo junto a mis libros de texto. No pude evitar gruñir y maldecir por lo bajo. Este joven, que no iba muy atento, extendió su mano en forma de ayuda y dijo tímidamente:

–Lo siento mucho, he querido llegar rápidamente a mi aula. Realmente lo siento, puedo compensártelo si quieres.

Yo con gusto acepte su mano y me pare cuidadosamente para que no me pasara como en las telenovelas románticas: la chica se cae, un chico la ayuda a levantarse y se chocan para luego ruborizarse y separarse bruscamente uno del otro. Reí ante ese pensamiento estúpido y él lo noto. Yo le respondí con una sonrisa:

– Claro, que te parece si me compras el almuerzo y me dices donde se encuentra mi salón, soy nueva y no quiero perderme mi primer día.

Toda la tarde estuvimos juntos, hablando sobre el colegio y temas absurdos e incoherentes como: “¿Crees en los extraterrestres? Mi tío dice que un día, uno lo rapto”. Él era muy tierno y divertido, me hacia reír a toda hora, cosa que en mi anterior colegio nunca fue así. Con las pocas horas que pasamos juntos en los recesos, ya le tenía tanta confianza como si fuera mi mejor amigo y espero que lo sea. Me entere, gracias a él, por supuesto, que tiene diez y siete años, tres más que yo y su nombre es Marcos. Compartimos varios intereses en común. Las películas de terror, leer y no sé qué otras cosas más (y si me acordara tardaría tanto en enumerarlas, que al ser tantas serian más de tres hojas).

Las semanas transcurrieron rápido junto a Marcos. Ambos nos ayudábamos en las asignaturas, él a mí con matemática y yo a él con literatura. Todas las semanas, excepto una que me hizo arder de la furia, ¿o serian celos? Lo evite más de una semana, todo por ella. Por Micaela. La típica niña mimada y creída que consigue todo lo que quiere. Hace mi vida imposible y mas sabiendo que yo, Sofía, soy la mejor amiga del joven más deseado en el instituto; cosa que a ella no le agrado para nada.

Los veía besándose, acariciándose, abrazándose, agarrándose de las manos, riéndose y más cosas que si sigo nombrando me provocaran un ataque, cuyo esto incitara a la proximidad de un apocalipsis, el infierno vivo para Micaela para ver cómo le grito en la cara por todo lo que se merece. Creo que ya me he descargado, pero no del todo así que mejor aléjense.

La semana paso, nuevamente, aburrida y lenta. No lo soporte mas, estaban Marcos y Micaela en la salida, besándose. ¿Acaso él no se da cuenta? Me acerque a ellos y con mi cara roja de la furia toque el hombro derecho de él y este volteo a verme. Él me miro sin expresión alguna en sus rostro, esperaba a que yo dijera algo para él pudiese seguir con su “trabajo” y eso hice.

–Voy a hacértelo lo más corto y sencillo posible. Soy tu mejor amiga, de hecho eres mi único amigo en este colegio, y tú te vas así nada más con esta y me dejas de lado.

–Que te quede claro que esta tiene nombre y es Micaela.

–Pues, si así lo quieres, que te quede claro que odio haberme chocado contigo mi primer día, odio ser tu amiga, odio tu forma de ser, de hablar, de caminar, odio todo de ti. ¡Te odio y espero que seas sumamente feliz con esa noviecita tuya!

Él nunca más me dirigió la palabra, fin de año se acercaba y recordaba la frase que me había dicho Marcos hace mucho. “Este es mi último año, y si no tengo pareja para el baile, prométeme que yo te pediré que vayas conmigo y tú no te puedes rehusar”. Pensar que ahora está con esa Micaela; como la detesto. Pero, ¿quién dice que no puedo ir al baile sin pareja? Le mostraré, que es lo que se pierde.

La noche del baile llego y yo estaba en la puerta del instituto, con mí vestido beige un poco más arriba de las rodillas con una cinta en forma de moño. No era uno de los más lindos pero recuerdo que este era su color favorito. Suspire profundamente y entre, el miedo abundaba en mí. Había dos opciones de lo que esta noche podía suceder, o pasar el papelón de mi vida, o conquistar a Marcos. Él estaba allí, perfecto como siempre, con un traje de gala que le quedaba hermoso, tal como lo es él. Me acerque a él decidida, o eso era lo que quería que mi mente y corazón pensara. No lo dude mas, me importaba un comino con quien estaba, y lo abrace por detrás. Él volteo sin entender y me miro extrañado. Baje la mirada y lo único que logre murmurar fue:

–Te amo.

–Sabes, creí que nunca lo dirías. Así que me dedique a no esperarte más cuando me gritaste en frente de todos que me odiabas y que esperabas que fuera feliz pero no lo soy sin ti, creo que haber esperado un año no es mucho ¿cierto? –con una de sus mejores sonrisas, pero esta se desvaneció para que sus labios ahora se juntaran con los míos.

Texto agregado el 17-05-2012, y leído por 131 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
12-06-2012 Estimada: comence leyendo tu ultimo cuento y te deje un comentario, pero... este esta muchisimo mejor! Un desarrollo y un final que van de la mano buscando un mismo proposito. Solo te pido no hagas mas prologos a tus cuentos, porque dan indicios, y en un cuento la idea de sorprender es un recurso importante. Saludos, sigue asi. flacojoselo
17-05-2012 Ya lo han dicho los otros comentarios: Un buen texto romantico sobre una adolescente y, con final feliz. A veces, el dejar fluir las ideas alarga los textos, pero le pueden dar profundidad y realismo. A veces..., y este es uno de ellos.**** simasima
17-05-2012 Una pena sea solamente un cuento... gracias por compartir amiga ******** jagomez
17-05-2012 Es de lo más tierno ver la adolescencia enamorada, algo maravilloso cuando del amro se hace algo igual, me gustó mucho visitarte, 5 angeloca
17-05-2012 Pocas veces leo gustosa algo romántico, pero esta vez conseguiste meterme en la trama como nunca había sucedido en lo relativo a un texto de amor. Al parecer, esa Sofía era yo, me sentí identificadísima, hasta el punto de creer que te basaste en mí... Tiene mucho realismo y eso no lo hace cursi. Mariette
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]