TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jotaykaiser / Crónica: ¿Y de qué he de hablar con el Werther sino de amor?

[C:499832]

¿y de qué más puedo hablar con Werther sino de amor?

“El amor de un hombre es aquel que desata todas sus pasiones y que lo obliga a apartarse de la razón sin siquiera darse cuenta, en donde el sufrimiento del espíritu y la desventuranza siempre son compañeros a la hora de abrazar a los hombres amantes, deseosos de perder sus talentos y sus fines para transformarlos en basura por causa de una gracia ilusoria, depositada en la belleza de sus Lottes”

Siempre el que tengas que leer las pasiones y sentimientos de un joven romántico, que no se guarda ni para él su silencio es un acto tan desagradable como observar las parejas en las plazas dando muestras de su amor públicamente. El Werther de Goethe llegó a mis ojos gracias a un doctrinal profesor y mis deberes de estudiante pseudo responsable. Tengo que reconocer que a medida conversaba con este apasionado personaje me fui encariñando con él, con su estupidez digna sólo de los enamorados, o de los cronistas enamorados que en su dicha buscan encontrarse a sí mismos en personajes olvidados de la época del Sturm und Drung. El joven muestra los cambios que suceden en lo que hoy es la fase previa a establecer una relación. Las diferencias son gigantes en cuanto a concepciones culturales del amor y de las relaciones de pareja actuales, aunque es sincrónico el rigor de la norma social que te incita a no mirar un ideal romántico.El amor de un hombre es aquel que desata todas sus pasiones y que lo obliga a apartarse de la razón sin siquiera darse cuenta, en donde el sufrimiento del espíritu y la desventuranza siempre son compañeros a la hora de abrazar a los hombres amantes, deseosos de perder sus talentos y sus fines para transformarlos en basura por causa de una gracia ilusoria, depositada en la belleza de sus Lottes. Werther me comentaba acerca de los amantes de hoy, me decía que ya no son como antes, que ya sus pasiones son menos duraderas y vanas, que la cultura del sexo se ha devorado al éxtasis de la conquista, del romanticismo propio previo a la satisfacción explícita de los encuentros pasionales. Yo le reconvengo que tal vez ya no seamos capaces de expresar, pues hemos estado perdiendo el arte paulatinamente, y si a él, un artista nato le complicaba definir sus sensaciones al ver a su dama, cuanto más nos vemos imposibilitados nosotros los de la generación del coma artístico y cultural.¡Suicidate! me señalaba el exultante y ya descorazonado amigo, me argumentaba con documentos en mano acerca de las vidas de los hombres de hoy, los que no conocen el amor y que cuando lo conocen no pueden encontrar a alguien que le conozca como él, ¡ya no quedan naranjas y se van a poder unir dos mitades! Proseguía en su afán de convencerme de que atentar contra mi vida era la mejor alternativa, me susurraba que siguiera a los jóvenes de la época suya, quienes vieron en su desgracia la dicha de su máxima libertad. Me comenta de que es imposible para un hombre como yo- y como él- el vivir en una sociedad fría y de sabios que son ignorantes e ignorantes que no son hombres. No conocí hombre como él, su muerte me causó maravilla y a la vez la pena de que no pudiera plasmar la pasión que sentía y tenía a montones, incluso me sentí cruel al abandonarlo sin contarle de que mi amor si se pudo realizar, si lo vuelvo a ver, me aseguraré de contarle que sí existe esperanza.

Texto agregado el 28-05-2012, y leído por 67 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
29-05-2012 Mi estimado tovarich, me ha gustado bastante, pero sabes, yo lo trabajaría aún más. Es un diamante en bruto, ni siquiera le has sacado el polvo de encima. Puede ser una verdadera crónica. Me recuerdas a Javier Cercas, te recomiendo el libro 'Relatos Reales', del mismo. Saludos fabian_
29-05-2012 Mi estimado tovarich, me ha gustado bastante, pero sabes, yo lo trabajaría aún más. Es un diamante en bruto, ni siquiera le has sacado el polvo de encima. Puede ser una verdadera crónica. Me recuerdas a Javier Cercas, te recomiendo el libro 'Relatos Reales', del mismo. Saludos fabian_
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]