TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / En los primeros días del diluvio

[C:504435]

Noé escuchó un canto delicado. Había una sirena. Ella pidió posada en el nombre de Dios. Estuvo tentado a decirle que sí, mas recordó la fiereza de los gatunos; la dureza del instinto. La sirena se fue. Y Noé, aún, sentía aleteos en la entrepierna.

Texto agregado el 14-08-2012, y leído por 231 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
14-08-2012 Siempre la pierna. El traumatólogo piensa que el hombre es puro hueso, olvida el corazón, lo que tal vez considera que se trata de un simple agujero negro. Le mando un abrazo, con mis fuertes brazos. azucenami
14-08-2012 Pero...no conocía esa faceta de Noé, jajajaaa....Me encantó!***** MujerDiosa
14-08-2012 ¡Que dificil situacion!... ¿verdad?. Saludos!!! 5* yar
14-08-2012 Bien por Noé, la sirena se perdió una buena amistad. granada
14-08-2012 la humanidad de Noe en tu breve cuento, muy bueno! divinaluna
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]