TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / la_columna / Esta es la del Martes; del compi Nomecreoná. Especimenes.

[C:50463]

Aunque su nombre es otro, llamaremos González al primero de ellos, por aquello de que el mundo es un pañuelo.

González tiene suerte; nació siendo hermano del que sería después un relativamente importante cargo del gobierno autonómico de mi región.

Tiene un coeficiente mental comparable al de un microondas analógico y la capacidad de trabajo y superación de una bolsa de patatas fritas. Pero como es un hombre con suerte; desde que su hermano mueve algunos hilos de poder, progresa como la espuma.

En su imparable ascenso y tras un paso fugaz por distintos cometidos funcionariales y bien retribuidos, en cada uno de los cuales pudo demostrar su incapacidad; ha ganado mediante elección a dedo la plaza de Director de la Oficina de Turismo de la localidad donde reside… y resido por desgracia; donde el noventa por ciento de la población vivimos directa o indirectamente de esta actividad, el turismo.

Naturalmente González no tiene ni la más leve noción de ningún idioma que no sea el Castellano, el cual conoce medianamente a nivel de conversación. Ni pensamiento ni intención de adquirir ningún conocimiento en ese sentido.

Hace pocos días fui testigo de cómo increpaba a un turista al que se le había ocurrido la peregrina idea de exigir un Intérprete para hacerse entender en inglés; muy ufano y sin avergonzarse en absoluto; el depositario de nuestros designios turísticos hasta se permitió gritar al insolente visitante desde la puerta… “aprende español gilipollas… o vete a tu país”.


Kamil, es el segundo espécimen del que hablaré. Su nombre significa “perfecto” en árabe. Desde el primer día en que llegó con sus cacharros nos supo explicar con simpatía que viene de la República del Níger; que no tiene nada que ver con Nigeria; procedente de una tribu nómada. Tiene la piel oscura y deja un escalofrío de noche cada vez que mira. Le vemos venir sin prisas pero decidido, desde lejos; caminando cargado con grandes bolsas repletas de figuritas, collares y abalorios. Ofrece su mercancía sin descanso a todo el que se cruza en su camino durante el día; por la noche sirve copas en este mismo local donde nos encontramos mientras le vemos acercarse.

Al llegar a la sombra amiga coloca con mimo y ordenadamente cada uno de los bultos que porta en una esquina, a pesar del calor y de los kilómetros que llevará recorridos ya a estas horas del mediodía, nos saluda alegremente como a sus amigos; se sienta con nosotros y bebe pausadamente una Coca-cola que le sirve solícito su jefe nocturno.

No lleva aún cuatro meses en nuestro país; habla correctamente francés; castellano casi perfecto; también la lengua ininteligible de su pueblo; se entiende en alemán, domina el italiano y el inglés no tiene secretos para el.

Kamil está casado y a menudo nos cuenta su particular cuento de la lechera. Ya tiene algunos ahorros y un contrato de trabajo en éste bar para traer legalmente a su mujer y tener sus hijos en España; solo le falta algo mas de dinero pues los visados son “caros”.
Antes de seguir con su recorrido aborda a un grupo de alemanes con entusiasmo y gancho; les habla de las maravillas de esta tierra; de lo fresquito que se está en ésta terraza cuando cae la noche; de lo que pueden pedir para comer… al final consigue, además de causar buena impresión, venderles tres elefantes, dos collares y una pareja de guerreros zulú que le van a salvar el día… se despide hasta la noche después y se aleja sin pensar en lo que queda aún de la jornada.

Kamil no tiene tanta suerte como González; también tiene un hermano; pero conduce un rebaño de camellos...

Texto agregado el 03-08-2004, y leído por 194 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
08-08-2004 mira tu por dónde... una de las cosas que más me sorprendió (y sorprende) al llegar a la edad adulta, fue descubrir que para triunfar en el trabajo es más útil un talento innato para las conversaciones intrascendentes que una gran capacidad de trabajo y una seria convicción sindicalista que evite esos aproximamientos peligrosos a la óptica de la patronal.. imagino que lo mismo te pasó a ti sólo que a mi me ha causado un placer enorme leerte.. un besazo grande, e insisto ¿cual es el secreto del pescaito frito? rnahimla
03-08-2004 Rafa creo que es sin duda tu mejor columna, una denuncia impresionante de la gilipollez que reina en este pais ( y en todos ) y de las injusticias, una denuncia que se lee con la sonrisa en los labios, joé que de gonzalez tenemos... barrasus
03-08-2004 sorprendente y emotivo relato, profunda reflexión, impecable construcción literaria. Mis felicitaciones y admiración, por tan estupendo texto. Un abrazo, danielnavarro
03-08-2004 Unos tienen lo que se ganan a base de esfuerzo y sudor, distancias y soledades, y además se aleja sin pensar en lo que le queda de jornada, eso, es saber coger a la vida por los cuernos, es lo que hay, y además transmite esa sensación de amigo, de conocerle de toda la vida, el otro especimen... sin comentarios, también por desgracia abunda demasiado. Un gusto leerte, por un momento sentí estar en esa misma terraza con una gente amiga y Kamil mostrando sus collares. Narras y convences amigo mío. Un beso bien gordo y mis estrellitas. Airedevalencia
03-08-2004 genial tu artículo-cuento, genial cómo nos dibujas a ambos personajes y cómo nos describes lo de siempre, el mundo al revés: los que mandan no saben, y los que saben no mandan. Y luego se extrañarán de que al pueblo nos dé un ataque revolucionario de tanto en tanto! moebiux
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]