TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Mort-Jeloguem / Ética, estudio de la dicotomía universal

[C:508132]

La ética busca medir de forma objetiva los actos de los hombres, juzgándolos como "bueno" o "malo". Ambos conceptos son opuestos y la ética se fundamenta en ambas percepciones, entendiendo que las cosas que juzga pueden tener una naturaleza heterónoma. Se basa entonces en una dicotomía, que es propia de los actos y que es posible medir. Para esto, busca un criterio objetivo, ya que se concibe como ciencia, y a razón de ello, crea una ley, la "ley natural", a la que intenta dar cierto carácter superior, entiéndase altruista o ulterior, inalcanzable por el hombre, y la dota de algunos principios que le dan un fundamento, como la universalidad. Todo este pensamiento se basa en una lógica, que se manifiesta en la forma de pensar de la cultura occidental cristiana, la que hoy predomina, y que trata de distinguir siempre dos extremos, opuestos, de una misma cosa. Así es como nace la percepción del bien y el mal, y encontramos la misma lógica en la mayoría de las cosas de las que somos consientes, como el negro y el blanco, el día y la noche, la vida y la muerte, la creación y la destrucción; todas se basan en una dicotomía en la que se distinguen dos opuestos. Por eso, apunto a que se trata del estudio de una dicotomía, que se encuentra en todas las cosas, por lo que es universal.
Sin embargo, ¿existe realmente esta heteronomía de las cosas? decir que no, será negar el fundamento de la ética, lo que haría que esta no tuviera base, dejándola sin poder sustentarse a sí misma y finalmente haciendo que desaparezca como ciencia. En mi opinión, realmente esta heteronomía no existe en la naturaleza de las cosas. No es que exista algo bueno o malo, sino que simplemente se existe. Así mismo, no existe el bien y el mal, ni la noche y el día, la creación y la destrucción. Ambos son una única cosa y son lo mismo. Así, en la naturaleza encontramos que no se puede separar la noche del día pues no existen ambas cosas, sino sólo una única unidad de tiempo continua. La prueba es justamente que no se pueden separar en la realidad. Así pasa por ejemplo con la creación y la destrucción, cuando una estrella termina su ciclo, explota y nace bien una galaxia nueva o bien un agujero negro; pero no se trata de dos actos separados, sino de un solo acto con diversos resultados; es decir, no es que primero se destruya la estrella y se cree una galaxia o agujero negro, sino un solo acto, que provoca las dos cosas. La clave está en entender la existencia del "todo", existe presente todo en un acto, que es completo y deriva en diferentes resultados, que tampoco necesariamente deben ser sólo dos. Lo que la lógica convencional distingue son los resultados de los actos, de los que suele aceptar la existencia de dos que son opuestos. Sin embargo, reitero, no existen dos, ni existen opuestos tampoco, existe el TODO. Por ejemplo, tampoco se puede separar la muerte de la vida, no puede quedar la vida sola, pues el resultado sería la eternidad, que no es posible. Así mismo, tampoco se le puede quitar la vida a la muerte. Estas supuestas dos cosas, son una sola, completa, que es todo. Así lo entendieron en su momentos los romanos, antes de la era del cristianismo, y para representarlo crearon una figura divina, a la que llamaron "ABAD", la que posteriormente aparecería como figura demoniaca en el evangelio cristiano. Abad, consta de dos palabras "ab" (desde) y "ad" (hacia). Puede entenderse que representa un todo con la expresión "desde-hacia". Esta expresión tiene un gran nivel de perfección, pues puede aplicarse a muchas cosas, así por ejemplo al tiempo, desde el inicio hacia el final, y se entiendo así que cubre todo el espacio temporal. También puede aplicarse a espacios físicos, desde este pueblo a hacia el resto del mundo, lo que cubre todo el trayecto a recorrer. A propósito que nos recuerda la expresión "urbe et orbe" desde la urbe hacia todo el mundo, frase con la que fundamentaron la expansión territorial del imperio, buscando civilizar a todo pueblo que se cruzara en su camino en nombre del cristianismo (esto fue después del cristianismo, sin embargo esta percepción del todo persistió y hasta hoy en día; la Santa Iglesia Católica celebra para el año nuevo la misa "urbe et orbe". ¿Fue el cristianismo fundamento del imperialismo romano y por lo tanto del fascismo?, no son pocos los historiadores que así lo afirman). Posteriormente Abad fue un término utilizado para cierto tipo de sacerdote de un monasterio.
Concluyendo, según mi humilde opinión, la ética como ciencia se encuentra mal fundamentada y por lo tanto, no se sustenta a sí misma.

Texto agregado el 12-10-2012, y leído por 98 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
22-11-2012 Por que siempre se piensa que la vida y la muerte son lo opuesto cuando el antonimo de muerte es nacimiento, como dos etapas opuestas y totalmente distintas... No lo lei todo era la hora del dia de mi sueño!! chii_san
13-10-2012 Tengo una duda, porque la etimología de la palabra ABAD parece ser diferente a la que tú dices.(Del acusativo “abbatem” de la palabra latina “abbas” que a su vez viene del griego ἀββάς “abbás” y ésta del arameo “abba”, que significa “padre”) Quizás esté yo equivocado, pero en cualquier caso tu relato no pierde su valor. ilogico
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]