TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rincon_azul / PASAJES DE INFANCIA (Novela) (Capítulo V): MAMPARO, BARRIGA DE PALO

[C:509238]

PASAJES DE INFANCIA (Novela) - Cap. V


"MAMPARO, BARRIGA DE PALO"

Entre la edad de seis o siete años, cuando realizaba mis primeros grados de estudio en el internado del albergue infantil Santiago Apóstol, vivía quizás una de las experiencias más tristes y amargas de mi vida. Pero son muchas las anécditas que guardo de aquel lugar, que a pesar de todo hoy añoro y recuerdo con nostalgia.

Dentro de esas vivencias, de aquellos días duros y difíciles, recuerdo la de un señor que vivía al lado del albergue, al cual le decían por sobrenombre “Mamparo”, y al que los niños también le apodábamos "Barriga de Palo”. Pues, ”Mamparo, Barriga de Palo" era un señor bajo, rechoncho y cabezón que tenía su casa y su corral de vacas en la parte trasera del albergue, cerca del campo yermo donde los niños jugábamos en los días libres y a la hora del recreo.

Como cada mañana, después de levantarse, Mamparo se dirigía a cuidar y a vigilar a las vacas, así como a darles melaza, lo cual era motivo de risas y de burlas para para todos. En ese momento, cuando el señor de las vacas salía a la vista, la algarabía de niños en el recreo de pronto se veía interrumpida. Era un espectáculo impresionante ver a "Mamparo", cuando llegaba con la panza grande y redonda al descubierto y la cabeza toda pelada. Yo no podía contener la risa, a pesar de ser un niño tímido y callado, al ver como aquellos chiquillos inquietos y traviesos le gritaban una y otra vez en voz alta: "Mampalo, Barriga de Palo", "Mamparo, Barriga de Palo", mientras el pobre hombre ardía en colera porque no podía comprender la ingenuidad de los niños. Y más nos moríamos de la risa cuando veíamos que "Mamparo" se caía, tropezando a veces distraído y dejando caer la melaza, y ver como resbalaba muchas veces sobre ella, o ver su cara de pánico cuando de pronto se espantaba y se asustaba con el mugir de las vacas. De todo esos recuerdos del albergue infantil, ésta fue una de las pocas cosas que me divirtieron e hicieron reír, ya que casi el resto de la historia en aquel lugar fue motivo de soledad, angustia y tristeza para mí.

De mis "PASAJES DE INFANCIA"
Para Anabel, Aidee y Édely

Texto agregado el 29-10-2012, y leído por 196 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
25-04-2014 CREO QUE LOS RECUERDOS SE DISTORSIONAN. PERO EN TODO CASO...ESTE ESCRITO DEJA MUCHO QUE DECIR...MIS 5 PENTAGRAMAS DE LUJO!! **** mipropiotu
01-11-2012 Siempre los niños han tenido un Mampalo y es que esas criaturas en su inocencia suelen ser crueles. elpinero
29-10-2012 Imagino que a mampalo lo único que alegraba su vida era cuidar a las vacas. Sabía que ellas no se reirían. Todo lo demás debió ser motivo de soledad y tristeza para él. NeweN
29-10-2012 fluidez... yar
29-10-2012 bella estampa; retratada con fluides y sensibilidad. un abrazo!!!! 5 aullidos felices yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]