TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Juan_Poeta / La señora Klarr,Poesía anti_moralista

[C:510266]

la señora Klarr, fue siempre una mujer , que espero a su marido, llegar del trabajo, le quitaba el saco, la corbata de seda, acomodando con sus suaves manos, en el mueble para la ropa,

Un día las señora miro ha su marido mientras, almorzaban, lo miro profundamente ha sus ojos , y se percato que ya no lo amaba:
esta conclusa verdad, la tomo con tanta naturalidad,
que se lo dijo en aquella misma noche en su habitación.


Tenia 45 años con 20 de haberse casado,
su marido tubo que hacer un viaje hacia un País Europeo,
En este espacio llegando la primavera ha la señora Klarr, se le ocurrió, pintar la piscina de su chalets,
busco en las paginas amarillas algún pintor,
de piscinas, encontró, una pequeña empresa,
de la cual un hombre joven alrededor de lo 20 años, toco la pesada puerta de la señora;
salio ella: ha abrir, encontrándose con un joven de ojos pardos pero profundos.

Sus labios eran de un color violeta, oscuro, su cabello era un tanto liso , y largo, tenia una nariz pronunciada hacia adelante,
vestía un pantalón oscuro y una camiseta verde oliva,
los dos se saludaron,
el joven comenzó con una espátula, ha sacar las vieja pintura,
ella lo observaba desde su amplia ventana,
con una taza de café en sus manos,
los ojos azules de la señora Klarr, viajaban hacia un infinito,
se preguntaba en si , ¿si existen las coincidencias?
bajo las escaleras del jardín.

mirando las espaldas del joven trabajador,
siguieron sus intensos ojos, aquel cuerpo firme y flexible,
regreso a su habitación evitando el espejo de entrada, y busco un pantalón corto,
una camisa muy fina,
ofreciéndose como ayudante del joven obrero.


Ella con cuidadosa, actitud comenzó por un lado ha limpiar su piscina,
el joven siguió su tarea,
la señora busco la manera de hacer un ir y llegar hasta el punto donde el joven trabajaba,
y en aquellas rondas de los círculos se encontraron hombro con hombros,
disimulando chocar levemente los brazos.

Los ojos del joven se iluminaron con una mezcla de alegría y sorpresa,
el sol dejaba su horizonte, caía una leve sombra en el interior de aquella piscina,
las miradas se encontraron fijamente, ella movió levemente su labio como mordiéndolo,
ella le tomo el brazo y lo acerco a su boca el joven,
Este muy resolutamente;
tomo su pecho que se exponía debajo de la camisa.....

los dos se tendieron en las azules baldosas del lugar,
Sus cuerpo rodaban, en frenéticos movimientos,
el joven corrió la suave ropa interior de la señora Klarr,
ella movió suavemente el cuello hacia atrás,,
acomodando su cuerpo blanco marfil en la loza....
el puso su erecto pene....
penetrándola con la suavidad de un paciente amante; ella besaba su cuello moreno,
Sudoroso;
pasando sus finas manos , por los muslo del joven los dos, siguieron la excitante cúpula como, dos experimentados amantes,
fueron dos largos días de amor,
en el living, en el comedor, debajo de la meza, en el patio , de una noche de luna llena,
debajo de la ducha,
al tercer día de mañana,
regreso su marido para buscar su computador, su ropa de la empresa, y salio como si todo esto fuera un sueño mal interpretado.....

La señora Klarr ha decidido de vivir con el joven.


Abrió una pequeña empresa de instalar bombas, para piscinas, los dos trabajaban juntos el le enseño el manejo de las maquinas, ninguno de los dos se esperaban,
Ni mucho menos el joven le dejaba el saco en las manos de la bella señora Klarr....

Juan_Poeta

Texto agregado el 12-11-2012, y leído por 132 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
12-11-2012 Me llama la atención que un poeta narre, lo haces bastante bien y me complace ver como vas mezclando estilos literarios. nonon
12-11-2012 Bien Juan. Coincido una historia tan repetida que se va volviendo común. Un abrazo. umbrio
12-11-2012 Creo que la Señora era muy moralista, habló con la verdad. Y el abandonado un tipo inteligente:lo aceptó. Lo demás parecía irremediable. Hermosa historia de amor y desamor. Saludos, Juan felipeargenti
12-11-2012 La pasión, amigo, puede enloquecer hasta al más cuerdo. Experiecia y lección de vida. Muy bueno Juan. Un abrazo. sofiama
12-11-2012 Vuelvo, Juan. Siento comentarte que lo de anti_moralista, mmm, del título, no me encaja, pues se confunden moral y ética con lo que son realmente. Son lo contrario a hacer lo que a uno le apetece por instinto, a cambio de un bien más noble. Un beso (aunque ya no puedo quitar una estrella a la votación, jee). coctel
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]