TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / cao / Taciturno y como si nada

[C:51201]

Para mi Joaco

Como si nada, como si el mundo de afuera solo fuese un mal necesario, algo con apenas una pizca de relevancia, una cagada; así se sentía. Por eso era capaz de aguantar el dolor cuando a veces se le abalanzaba como un derrumbe de barro, sin aviso, súbitamente, como le ocurría en aquel preciso momento. Ella le hablaba de cosas sin importancia mientras él exploraba con obsesión y sin que ella se diera cuenta, los caminos de su cuerpo. Pensó que nunca sería suya, que pensar lo contrario era ridículo y sentimental, que la osadía de tenerse fe era ilusa, ¿qué oportunidad podría tener él ante una diosa como ella?, ninguna por cierto, ni la más mínima, así se sentía. La idea de hablarle sin más rodeos le paralizaba la lengua traposa; era algo psicosomático, sencillamente no podía. En el otro extremo de la repleta mesa ella contorneaba sus labios color frambuesa mientras masticaba el caramelo de una manzana confitada. Él en su puesto la observaba nervioso tratando de esconderse tras un vaso de cristal. Esa mezcla de confites, labios, dientes como perlas y carne fresca latiendo de manera provocativa, cegaba sus sentidos, los alteraba. Sin duda ella era la reina, todos en aquel momento la celebraban, el colorete en las mejillas y el esmalte de uñas la hacían ver como una muñeca de losa; las serpentinas y el color de la bebida en los vasos a tras luz, la ponían delante de un arcoíris. Sobre él en cambio, una nube gris lanzaba sus rayos y los relámpagos sobre la crispa apesadumbrada iban a parar con estruendo. Sin embargo tragaba harta saliva antes de decir con entereza y orgullo que le daba lo mismo, todo le daba igual, bien metido hacia sus adentros terminaba cuando algo así contrariaba sus universos fabulosos. Asimismo se decía que no podía flaquear ante pequeñeces como el amor o las niñas.

Sólo vino a flaquear entre el apagón de las luces, el brillo tenue de las 11 velitas de colores desparramadas sobre la torta de merengue y el momento en que a ella le tocó pedir los tres deseos, antes del soplido; de allí él mismo se colgó para pedir el suyo propio, para desearla con ojos cerrados.

A la hora de la piñata le bajó el sueño y la nostalgia por mamá. Deseó estar en casa cuando temprano la festejada no vino por su regalo ni por el esperado saludo de bienvenida; y en la luna, cuando la música hizo bailar a todos como unos tontitos con ataque de epilépsia, menos a él por supuesto que no estaba para cosas de niños.


Texto agregado el 07-08-2004, y leído por 287 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
14-01-2005 Un placer haberlo leído. Me ha parecido muy bueno, enhorabuena. taciturno
01-09-2004 Excelente trabajo, recorde algo similar que me paso, que nostalgia, es duro crecer, saludos y abrazos Aramis
13-08-2004 La descripción de las luces, los vasos, las serpentinas y el visible maquillaje de la niña a esos años. La actitud tímida y arrogante del jovencito...te felicito y saludos a Joaco. libelula
13-08-2004 Guau, este cuento dan ganas de tomar al joaco en brazos y llevarlo donde nada pueda hacerlo daño, extremadamente tierno con un toque de sensualidad infantil, como manzana confitada. Excelente Ricardo, el Joaco estará orgullosos de su papá. Besotes burbuja
11-08-2004 Como me gusta cuando tu pluma corre por la piel del alma de tus hijos. Aunque pudiera parecer autoreferencial, por aquello de que lo esencial se universaliza, el texto se vuelve deliciosamente compartido en la aldea global. Bien hecho, bien por tì, por Joaco, que al igual que su padre seguirà a los treinta pensando que no està para cosas de niños, por ejemplo bailar como epilepticos al son de un memo que llame a junta, auditorias y reclamaciones varias etc. etc. Joaco como su padre, sòlo bailarà al son de sus propios deseos, a veces acompañado, las màs en la exquisita compañìa de sì mismo. Se disfruta al leerte muchachito. Gracias por compartirlo hache
10-08-2004 ESTOY SEGURA QUE ESTE INTELIGENTE NIÑO ÁPRECIARÁ ESTE RELATO, MUY BUENO ME GUSTÓ...SIGO LEYENDO janine
10-08-2004 Es muy sentido, muy cálido en definitiva muy de un progenitor awamarina
09-08-2004 Esto es bellisimo, me encanto, lo unico que siento es que no hayan mas estrellas para darte... P R E C I O S O!! Debbie
09-08-2004 Me ha encantado asomarme a la ventana de ese cumpleaños donde tu protagonista despierta. El tema está contado de tal forma que trae recuerdos, te mete dentro...me gustó mucho, cao. Te dejo un monton de estrellas. Un besazo Anapolar
09-08-2004 Es un excelente relato, describes la ocasión de manera estupenda, de una u otra manera hemos pasado momentos similares. Bien hermano, Un abrazo, FALCON
09-08-2004 "...de allí él mismo se colgó para pedir el suyo propio, para desearla con ojos cerrados." Agarrado al hueco fuerte del silencio sopló al viento su deseo, que un día el viento le devolverá, si promete seguir siendo niño. Gracias por invitarme es ¡PRECIOSO!. Besos. maravillas
09-08-2004 exelente... muy bueno. lorenap
08-08-2004 Tu tienes a Joaco, yo tengo a Gabriela que tiene un año más y tu texto me interpreta, anemona
07-08-2004 Que hermoso cuento y más hermoso es saber que joaquito empieza a explorar otras dimensiones, ¿cómo crecen los niños?. entre deseos e ilusiones vamos evolucionando. Ojala mamá lo haya ido a buscar temprano. Besos y Abrazos para tí y joaquito danielologa
07-08-2004 Lindo cuento, te lo ha contado tu hijo o tú sòlo lo has imaginado al verlos en ese cumpleaño?.... mis estrellas para ti y mis felicitaciones por tu hijo. mariafernanda
07-08-2004 No digo nada... sólo que Joaquín es un niño afortunado, usted don Ricardo - Papá sabe porque nauj
07-08-2004 me encanta la ternura que expones y cómo haces que uno se sitúe en la piel del niño. Eso de exponer al personaje a todo un universo de emociones, introvertidamente, es genial y sobretodo los cuestionamientos que permiten ver la contradicción de la primera adolescencia. El amor infantil es marcador - que no es lo mismo que torturador (como la música) - y mágico. Me gustó muchísimo, tiene mucha belleza y esa frase final remata la excelente historia. Mis estrellas y saludos niñit@. CaroStar
07-08-2004 Lo leì dos veces. Ojala el deseo al momento de apagar las velitas, se haya cumplido fuentesek
07-08-2004 excelente AnitaSol
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]