TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / manomano / EL FIN DEL MUNDO: 21 DE DICIEMBRE DE 2012

[C:512584]

Sí. Estamos asistiendo al fin del mundo. Todos los días lo vemos en los noticiarios. Los informativos están plagados en noticias relacionadas con ello. Todos los días vemos, oímos o leemos desgracias. La diferencia es que ahora no nos quedamos impávidos contemplándolas sino que nos involucramos en esas noticias. Y no te hablo de huracanes, maremotos, erupciones volcánicas, terremotos, meteoritos, explosiones solares, ciclones, tifones, tornados, huracanes etc. etc. Sino que te hablo de las personas que no llegan a fin de mes, del paro y de las personas que se queda sin trabajo, de las personas a las que desahucian y echan de sus casas, de las personas que duermen en las calles, de las personas que pasan hambre, de las personas que ya no lloran porque no tienen más lágrimas. De los personas que siempre estuvieron sin voz porque nunca nadie los ha escuchado. Porque son personas y no nos educaron para que no las viéramos como tales, sino como gente, gentuza o fracasados.
Pero la gentuza han sido siempre ellos: Los nobles (y los siervos pasando hambre), Los grandes propietarios de fábricas de la revolución industrial (y los proletarios pasado hambre). Hubo dos guerras y se enteraron, y vivimos una tregua. Un periodo de felicidad que nuestros hijos jamás sabrán lo que es y lo que significará y que nosotros lo recordaremos como el ESTADO DEL BIENESTAR. Pero después la gentuza volvió a las andadas. Primero con los putos yupies delos ochenta y noventa y con la propiedad de las cosas como el principal valor de de la realización social y personal. “¡Ah! Mira que supercasa en Park Avenue de 2.000.000 $, mi supercohe Mercedes Benz y sque uperpareja tengo (ya te digo: cosas). Este traje me costó 5.000 $. Trabajo en Lehman Brothers. ¿Y tú, pringado? ¿Eres un noble como yo o eres gentuza?”
Y entre los noventa y los dos mil se establecieron multinacionales por doquier. Acabando con los pequeños comerciantes y estableciéndose ellos, sus presidentes, consejeros, directores comerciales etc. como los nuevos nobles de la sociedad, constituyendo estados dentro de los estados y arrasando todo y a todos por el dinero. Las empresas de interés público (es decir de servicios básicos para el ciudadano: Eléctricas, gas, telefonía, petróleo, agua, transporte…) pasaron a ser negocietes de la gentuza para expoliar a las personas y enriquecerse a costa de ellas.
Después llegaron los peores, los que conocemos a día de hoy y los que le arruinaron la vida a todos nosotros, a nuestros hijos y a nuestros amigos. La verdad es que ellos no saben que es la amistad, solo conocen el significado del dinero. También la Mercedes Benz, que antes cambiaba un modelo cada muchos años y ahora cada semana. Consumo, consumo, consumo = dinero = felicidad = tener cosas.
Te hablo de los empleados de banca, de los bancarios (porque los presidentes, directores generales y etc. nunca han sido más que eso. Jamás han sido empresarios de banca o banqueros, salvo alguna excepción). Te hablo de lo sinvergüenzas y ladrones que ahora han sido.
Pero sobre todo te hablo de los políticos. De aquellos que, se supone, tenían la obligación de defendernos y que no son más que una farsa que vela por su interés propio. Por ESTADO DEL BIENESTAR . Por sus Mercedes Benz, Sus Audis o Bmw, sus chalets, sus trajes de 5.000€, sus comilonas en los restaurantes más caros, sus viajes en primera, sus inmensos despachos (que son de todos, porque ni siquiera tienen salario propio, que somos nosotros los que pagamos su inutilidad), sus pensiones vitalicias, sus grandes salarios, sus corrupciones, sus trapicheos para colocarse a ellos y sus familias en la Administración, empresas publicas inventadas, eléctricas, gas, telefonía, petróleo, agua, transporte…
Es por eso que se acabó el mundo, ¡gentuza! Porque yo, ni muchos millones como queremos un “carguito”, “un chollo”, “una corruptela”, “un soborno”; Y tampoco un Mercedes Benz, un Porsche, un Ferrari o lo que sea. Ni una mansión ni dinero en suiza. Millones como yo queremos a nuestras familias y a nuestros amigos. Y también a los desconocidos que lo pasan mal pero que son personas. No como vosotros. Gentuza.
Espero que a partir del día del fin del mundo, 21 de diciembre, solo queden personas en este mundo.

Texto agregado el 11-12-2012, y leído por 83 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
14-12-2012 Una mirada ácida, no obstante corresponder a su legítima raiz en la observación de la actualidad. Una realidad que, como un carcinoma, se propaga paulatinamente por el planeta. Y el fin del mundo será nomás el pico cúlmine de la decadencia. Buena reflexión, amigo. Salú. leobrizuela
13-12-2012 Interesante texto.Saludos.Silvia. rdejunio
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]