TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Cesare7777 / UNA CITA CON EL DESTINO

[C:513668]

A sus 62 años había logrado bastante: Dueño de la mayor fábrica de neumáticos del país, primer distribuidor de camiones de alto tonelaje en su país y tres países vecinos y representante de una exclusiva marca de autos franceses. Además de otra de autos de bajo costo, maquinaria, artefactos, motores para lanchas, etc., etc. Además poseía un gran stud de caballos de carrera muy exitoso, famoso gallero –poseedor de más de mil quinientos gallos de pelea finos-, aficionado a construirse mansiones, coleccionista de autos de lujos y por supuesto disfrutaba de la compañía de bellas modelos y aspirantes a artistas. Por esa razón, el terrorismo de aquella época le echo el ojo y rapto a su único hijo. Tuvo que pagar un millón de dólares por el rescate. A partir de esa experiencia, contrato un jefe de seguridad israelí, este experto organizó su vida. Por ejemplo cuando salía de su bunker –en que había convertido las inmensas instalaciones de su empresa-, salía acompañado de siete autos, todos del mismo modelo y del mismo color, dos de ellos estaban blindados. Por supuesto que nunca se sabía dónde iba él, pues los autos tenían lunas polarizadas. En todos ellos iba gente armada hasta los dientes.

Recibió tiempo después la exigencia de un cupo so amenaza de atentar contra él y su hijo. Su asesor le dijo que probablemente eran delincuentes comunes y que no hiciera caso. Además tenía un sistema de seguridad de primera.

Continuó haciendo su rutina acostumbrada, un sábado fue a visitar la última mansión que se estaba construyendo. Luego de lo cual, ordeno que cinco de sus carros llevarán a su hijo a casa. El se quedó solo con un carro de seguridad y el auto que solía manejar. Decidió ir a sus oficinas. Tomó el camino acostumbrado que lo llevaba a la zona industrial. Los terroristas habían realizado un reglaje minucioso de toda su rutina durante meses. Habían instalado en una avenida cercana a sus oficinas un kiosco de venta de comida, y además tenía un enorme volquete estacionado con el capot abierto, simulando que estaba con problemas de motor. Todo había sido cuidadosamente planificado. Cuando se acercaba a toda velocidad el auto de este rico empresario, el volquete súbitamente se le cruzo, no le quedo más remedio que hacer una maniobra violenta pero choco con la pared de una fábrica, su auto de seguridad que venía atrás le paso algo similar. Del puesto de comida salió rápidamente gente encapuchada y colocaron una poderosa carga de dinamita debajo del auto, este se elevo por los aires y al caer se abrió la puerta del chofer. Los terroristas le dispararon dos ráfagas de AKM y finalmente luego del tiro de gracia le pusieron una carga de dinamita sobre su cuerpo. Quedo convertido en un guiñapo humano, totalmente destrozado. Otro tanto hicieron con su gente de seguridad. Simplemente sucedió que no pudo evitar la cita con su destino.


Texto agregado el 30-12-2012, y leído por 100 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]