TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / elisatab / HECHOS REALES

[C:515381]

BASADO EN HECHOS REALES

En la pequeña iglesia del pueblo aquella tarde de primavera no cabía un alma, la razón no era otra que la celebración del funeral de cuerpo presente por el eterno descanso de D. Juan, (para ser sinceros en vida nunca se cansó mucho), era el más rico del pueblo que vivía de las rentas de la cuantiosa fortuna heredada de sus ancestros, se puede decir que la fortuna le había sonreido desde que nació llegando a cumplir 87 años con una envidiable salud, es más la noticia de su fallecimiento había tomado por sorpresa a toda la parroquia que asistía consternada al luctuoso acto.

Toda la familia de D. Juan era una considerable colección de cuñadas y sobrinos que vinieron de todos los rincones del país e incluso del extranjero todos, todos sin excepción estaban allí (la herencia era considerable) arrodillados,” tristes” y enlutados en los primeros bancos reservados a tal fin, la única que lloraba a moco tendido era Rosaura una paisana que dedicó los últimos 20 años de su vida al cuidado del anciano que aunque tenía familia para dar y tomar no visitaban ni el pueblo ni al finado desde hacía años.

En las bancadas posteriores el pueblo en respetuoso silencio seguía las explicaciones del sacerdote. Unos pasos apresurados resonaron exageradamente , se volvieron algunas cabezas hacia el foco del ruido haciendo gestos reprobatorios –!No podía ser otro! !Fermín!- tenía fama de ser un despistado sin remisión.

Fermín encontró sitio en el último banco, casualmente al lado de su cuñado que le dedicó una mirada recriminatoria más que elocuente, sin hacer caso el recien llegado pregunto de forma casi imperceptible - que pasó? Aún ayer por la mañana me lo cruce cuando daba su paseo con el perro y hablamos unos momentos-el cuñado contrariado le contestó en el mismo tono–No sé, dicen que se quedó como un pajarito- Fermín no podía dar crédito y alzó la voz para exclamar-¡! NO ME JODAS!! DE UN PERDIGONAZO.

Las carcajadas de sus vecinos más próximos hicieron que se suspendiera el acto, so pena de excomunión a los más sonrientes.

Texto agregado el 24-01-2013, y leído por 625 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
25-01-2013 Bien, está bueno. RIGOBERTO
25-01-2013 Muy gracioso y bien narrado un acontecimiento en el pueblo. elpinero
25-01-2013 Una buena historia de pueblo chico,saludos desde mi rincon del pensamiento. Rocxy19
25-01-2013 Qué buena narración y real...ups!! Un abrazo!! gsap
25-01-2013 Así es la mejor forma de morir: Con buena salud. ¡Ya ni la amuela el Fermín! za-lac-fay33
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]