TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / roseblack / Perdido (relato del Segundo Juego Literario del foro de Retos y Concursos)

[C:517825]

Perdido


Recorro las calles nuevamente, buscándola. Sé que en algún lugar me espera, es seguro. Es demasiado cruel perdernos en este mundo absurdo.

Camino por las calles, la gente no me importa, me molesta. Sin mirarlos puedo presentir sus caras de lástima, indiferencia y curiosidad, y miles de miradas que inquisidoras me escrutan el alma. A veces me descubro hablando solo, va, hablándole a ella como si ella me escuchara, pero sé, no me escucha.

Van años de esta búsqueda, y ella se me escurre entre las calles, a veces la veo doblando una esquina o perderse entre la muchedumbre, parece que se escondiera.

Estoy perdido en la ciudad y aun así sigo buscando, salgo a todas horas. Ya no trabajo, no como ni duermo, ya ni me interesa bañarme, las noches son largas y solo ella ocupa los rincones de mi alma y de mi mente. La sueño despierto, casi hasta puedo tocarla pero no, es solo un sueño.

Ya sé que creen que estoy loco, que todo es producto de mi imaginación. Piensen lo que quieran, ella existe lo sé y sé que me espera. La familia me estuvo escudriñando, me revisaron el cajón de los medicamentos a ver si aún los tomaba. Por las noches apago la luz para que no vean que continúo despierto. ¿Qué les importa a ellos si yo duermo? Ellos duermen y aun así viven una vida tan miserable como a mía, o peor, pero fijarse en mi los distrae de sus propias amarguras.

El martes la vi, lo juro, y salí corriendo para que no se me escapara. Ya sé, nadie más la vio, y todos se asustaron cuando comencé a preguntar por ella y me volví loco cuando dijeron que no la habían visto y me miraban como a un loco, y sí, me volví loco, y de un tirón arranqué un cartel de la vereda y lo estrellé contra un cristal. Y por eso estoy acá, por eso me trajeron. Entre tres polis no me podían sujetar, jajaja que ¿se creían que iba a ser tan fácil agarrarme para traerme acá?



Me noquearon varios días y no me importa, y me ataron las manos y los pies, dicen que para evitar que me haga daño. Yo voy a seguirles la corriente, pero que no esperen que les cuente de ella, ella es mía, de nadie más, solo mía.



Van dos meses en este cautiverio y hasta parezco normal, jajajaja, mi vieja vino a visitarme y se le escapó un lagrimón porque dice que me ve mejor, si ella lo dice, será. Yo me porto bien, tomo la medicación, duermo, voy a terapia, me baño, hago todo lo que se esperaría de un animalito amaestrado, todo, menos sentir. Dicen que el viernes me largan y si me porto bien no vuelvo, cuando me lo dijeron hasta lloré, para que vean que era otro, otro farsante buscando la condicional del manicomio.



Ya no salgo a la calle, estoy en casa y trabajo en mis escritos, mi editor dice que le gusta lo que estoy escribiendo, que seguramente lo publiquen porque es mi mejor trabajo. Hace un par de años que no publicaba pero no me importaba. Vivo una vida bastante normal, rutinaria y tranquila. A veces voy a comer a la casa que le compré a mi vieja en el barrio privado donde vivo para que esté segura total, dinero no me falta, la verdad es que siempre me fue bien con la escritura aunque he derrochado mucho de lo que he ganado, pero aún me queda suficiente para vivir tranquilo.

Llamó mi editor, mañana quiere verme en el barcito que está debajo de la editorial para hablar de reeditar mi último trabajo y ponernos en campaña para editar lo que estoy terminando de escribir.

Y bueno, salgo a la calle temprano pues mi editor me espera. Camino un par de cuadras para despejarme antes de tomar el taxi que me lleve hasta el bar y cuando estoy por subirme al taxi me detengo, la veo, está allá, mirándome con esa cara de soledad y tristeza de siempre, con esos ojos que me embrujan y me salvan y no puedo…

Y recorro las calles nuevamente, buscándola, sé que en algún lugar me espera, es seguro. Es demasiado cruel perdernos en este mundo absurdo. Camino por las calles, la gente no me importa, me molesta. Sin mirarlos puedo presentir sus caras de lástima, indiferencia y curiosidad, y miles de miradas que inquisidoras me escrutan el alma. A veces me descubro hablando solo, va, hablándole a ella como si ella me escuchara, pero sé, no me escucha.

Texto agregado el 02-03-2013, y leído por 138 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
23-03-2013 siendo un loco sincero, te confesare ¡loca! que me encanto tu relado. Dark-Davinci
23-03-2013 nadie en este mundo es normal, pero no por ello tampoco todos somos paranoicos. ¿locura? o simplemente una percepción mayor al resto respecto al mundo que nos rodea, Dark-Davinci
08-03-2013 Me gusta, algo no se realizo y tiene que volver a empezar, la locura vuelve a buscarlo, siempre luciola
07-03-2013 im pre sio nan te tu relato************** yosoyasi2
06-03-2013 Me encantó en fondo y forma... qué narrativa más envolvente y amistosa en la lectura, usas vocablos precisos. TE abrazo con cariño. gsap
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]