TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sugonal / La Tercera Edad y el Importaculismo

[C:518557]

La Tercera Edad y el Importaculismo
( Sugonal )

Conversaba con un amigo, también de la Tercera Edad, y me hablaba de algo que todos practicamos y ninguno sabía como se llamaba. Hablábamos del IMPORTACULISMO y concordábamos que es una clara visión de algo que ya hacemos.

Coincidíamos en que llegó LA HORA DE DESAPRENDER.

Los hombres maduros de ahora hemos llegado a una edad maravillosa en la que emprendemos el camino del desaprendizaje.

Fuimos criados en la creencia de que debíamos ser los mejores en todo : mejores estudiantes, mejores esposos, mejores profesionales, mejores padres, etc. Fuimos educados con la creencia que TODO es pecado. Ha llegado la hora del desaprendizaje, o lo que mi hija mayor llama el IMPORTACULISMO.("Todo me importa un reverendo CULO")

Ha llegado la hora de decir NO en muchas ocasiones, de mandar al carajo los compromisos y las obligaciones. Pasó la hora de las responsabilidades que desvelan. Ahora nos gusta estar solos, disfrutar buenas conversaciones con gente que no nos insulta y que cree lo mismo que nosotros, o que no le importa que opinemos diferente.

Es la hora de hablar de todo sin sostenerlo como medio de defensa. Es hora de ver películas, de estar en la playa una semana, de leer, de escuchar, de sonreir y burlarse de los mortales que viven pendientes de las pendejadas.

Demostramos que las responsabilidades fueron bien atendidas por nosotros, que hicimos las cosas lo mejor posible, que dejamos huellas, que somos buenas personas.

Lo que nos queda de vida es para nosotros, para disfrutar, para cumplir el mandato divino de amarnos a nosotros mismos. Por eso vamos a hacer lo que se nos de la gana. Viajar al máximo, tomar café con amigos y amigas, conversar con todo el que nos encontremos.

Ya pasó la época de los roles. Lo que fuimos, fuimos. Ahora somos para nosotros mismos sin tener que rendir cuentas a nadie. Los demás seguirán sus caminos de responsabilidades y afanes, de preocupaciones y nerviosismos. Nosotros ahora estamos por encima del bien y del mal. Vamos a conferencias, museos y reuniones y, si no nos gustan, nos salimos sin que nos importe.

La vida es para nosotros una profunda experiencia interior, lejos de mitos, ritos, limosnas y pecados sin fin. Es la hora de empezar a relajarnos y de converar largas horas con uno mismo, que es el único que permanece siempre, ahora y después que abandonemos la nave del cuerpo.

Nos rodean pocos seres a quienes amamos profundamente y que seguirán viviendo sus propias experiencias, estemos nosotros a nó. Mandaremos para donde sabemos a la gente que nos molesta, la tóxica.

Quienes nos buscan sin egoismo van a encontrar una sonrisa, una mirada tierna y comprensiva, afecto, un consejo acertado o nó.

Somos, ahora sí, libres de ataduras, de prejuicios, de creencias. Somos libres si no le tememos ni a la vida ni a la muerte.

Texto agregado el 15-03-2013, y leído por 254 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
13-04-2013 Maduramos,, esa es la palabra, cuando hacemos lo que nos gusta sin hacer daño a nadie vivimos por fin, sin importar el que dirán sin querer presumir ni sentirnos menos eso es madurar Azuliz
10-04-2013 Amigo me adhiero a su idea, a estas alturas ya no le debemos nada a nadie y no queremos que se endeuden con nosotros, la vida que queda es nuestra, ya no depende nadie de nosotros y cuando nos toque el momento de depender, los que nos aman, hijos por ejemplo, agradecerán tener padres libres y felices, que dejarán buenos recuerdos Carmen-Valdes
18-03-2013 creo y lo pienso muchas veces en el trnscurso de mis días , llegaré despues del proseso invitable de la vida cuando lleguen los años tendré tiempo de paladear sabores de amores olvidados y recorré el espacio entre el ayer y el hoy sin dejar de vislumbrar el presente, no por breve ni proximo mi final, dejare de ser feliz un fuerte abrazo y gracias por hacernos pensar pero hagamoslo en positivo, asi es mejor, con sabiduria y amor rolandofa
15-03-2013 Me llama la atención la frivolidad con que describes esta última etapa de la vida. Es como hacer la plancha en la superficie, sin imaginar siquiera sumergirse algo más adentro. Ni a jóvenes, ni a viejos, la superficialidad les provoca gozos. Si has aprendido a amar, no creo que dé lo mismo que estemos o no estemos, siempre podremos entregar nuestro efecto envuelto en una sonrisa, al menos. Todos tenemos la libertad de elegir como vivimos, eso sí que es libre albedrío. 5* -preciosa-
15-03-2013 Día a día la vida nos pertenece, cada momento de ella es nuestro momento. Por favor, no digas que te importa un culo: sin ellos moriríamos envueltos en la mierda. Un gusto leerte. granada
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]