TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / cordes / El amor, nuestro boleto al cielo

[C:519145]

La presente historia acontecio en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en la tan admirada Buenos Aires, un dia jueves del mes de Abril, pero no soy yo quien la vivio en carne propia, sino un amigo que supo contarme con lujo de detalles, la ultima vez que se enamoro. Tratare de transmitirles a ustedes, mis amigos, esta fabula (porque realmente es de no creer) del mejor modo posible a continuacion, tal como me la relato Lisandro, nuestro protagonista.

Hacia varios dias que no veia al amigo en cuestion, debido a que el tiempo en estos dias que corren, es mas que tirano, entre el estudio, el trabajo, la familia, en fin, uno no tiene tiempo para nada, pero siempre se puede hacer un lugarcito para verse con un buen amigo.

Una vez en Tiempos Modernos, nuestro bar de cabecera, con Jack Daniel´s de por medio, Lisandro se mostraba ansioso por contarme lo que le habia ocurrido la noche anterior, apenas llego me dijo tener una gran historia que contarme, y por la cual me pediria un consejo, pero yo no soy bueno para darlos, asi que le dije que..., que, bueno, volvere con este tema mas adelante, para abrir paso al relato de lo sucedido.

Encendi un cigarrillo, y comence a escuchar atentamente a mi amigo, que se desesperaba por hablar, entonces me dijo:

- Juan, tengo que contarte algo muy importante, algo que me ha tenido mal desde que sucedio, no pude dormir, no pude parar de pensar, no se lo que hacer, por eso necesito que me ayudes, que me des un consejo.

- Para eso vine, contame lo que te ocurrio y vemos que podemos hacer, es algo grave o....?

- Para mi, es muy grave, lo mas grave que me ha pasado hasta ahora, imaginate que ayer no cerre un ojo, estoy tenso, siento que si no tomo una decision rapido me voy a lamentar el resto de mi vida.

- Bueno, a juzgar por tus ojos, parece algo triste, me equivoco?

- No.

- ¡ Contame, vamos !

- Todo paso ayer, al caer la noche, en el aeropuerto. Estaba cansado y no venia nadie para volar, entonces comence con Neruda, que entre poema y poema, hace del tiempo una delicia, y precisamente cuando terminaba un verso, escucho una hermosa voz, de timido español, levanto la vista y siento ese cosquilleo, ese malabar que siente el corazon cuando ante nuestros ojos pasa el nectar de la vida. Enseguida pense," ¡es hermosa, un angel!, podria pasar con ella el resto de mi vida", y flotaron esas palabras unos cuantos segundos, hasta que reaccione ante el pedido de Audrey, si, asi se llamaba, tal como esa gran actriz, Audrey Hepburn.

-Diria que casi llorando, desesperada, vino corriendo hacia mi, como si yo fuese su principe azul, o al menos eso es lo que yo pense, vos me conoces, mi imaginacion vuela, y yo la recibia con los brazos abiertos para cualquier cosa, asi como entregado.

- ¡Por favor, necesito tu ayuda!

- Atendi al pedido rapidamente y le dije, ¿ en que puedo ayudarte?

- Tengo que viajar de urgencia a Australia, me ocurrio un imprevisto, un familiar se encuentra muy mal y tengo que verlo, necesito viajar lo mas rapido posible, pero no tengo pasaje, y no puedo esperar ni un dia mas, estoy desesperada, ayudame por favor!!!

- De repente, el aburrimiento del que te hable se me fue por completo, estaba mas despierto que nunca y sumamente preocupado por esa bella mujer, y le dije que se tranquilizara, que iba a hacer lo posible por ayudarla.

- Muchas gracias! , no sabes cuanto te agradezco, me dijo y se echo a llorar, por lo cual supuse que estaba muy nerviosa, y que lo que la aquejaba era algo serio.

- Me imagino, y vos que hiciste?

- Levante el telefono y llame al gerente, con el fin de conseguirle un pasaje a Australia, el ultimo vuelo del dia salia a las 2:30 , y la aguja acariciaba las 12.

- "Alejandro, mira te habla Lisandro,¿ podes venir un minuto que hay una pasajera en apuros? "

- "Ya voy" , me contesto.

- El señor Gonzalez atraveso el sector b rapidamente, y se hizo presente, le explique la situacion e inmediatamente me dijo:

- Tranquilo, que a estas horas siempre hay un lugar al menos. Decile que vaya a sacar el pasaje y que vuelva con vos, revisa que todo este en orden y listo, le salvamos la noche a una persona, Dios nos va a dar un visto bueno ja ja ja.

Como veran, Alejandro parece ser un hombre de muy buen humor, pero tiene sus limites, ya veran.

-La llame a ella y le comunique la buena noticia, ahora su llanto reflejaba alegría, , le dije que vaya a sacar el pasaje y que vuelva conmigo para el check in. Me abrazo. Ya te podes imaginar como estaba yo.

- Si, es por alla, pagas y volves, y ya te vas.

- Ya vuelvo, gracias de nuevo.

-Tengo que decirte Juanma, que en ese momento pense: " que mala suerte, siempre hay lugar disponible a estas horas, ¿y ahora como sigue esto?, ella se va y yo nunca mas la vuelvo a ver, en cambio, si no hubiese lugar, pasaria la noche aqui y yo le haria compañia, podria hablarle un rato, invitarla a tomar algo, aunque no mejor, para que, si total despues, tarde o temprano, se va a terminar yendo." Ya ves que ni yo sabia lo que pensaba, ni que pensar.

A medida que pasaba la noche, Lisandro tomaba mas y mas alcohol, como que buscaba olvidar algo, ahogar sus penas en la bebida, entonces yo pensaba que le habia ocurrido algo realmente triste, no recordaba nunca verlo asi antes, y me preocupaba. Despues de un trago, sigue la historia.

-Cuando Audrey volvio a mi, le hice el chequeo correspondiente, y ahora si, estaba todo listo para que viaje, solo faltaba llevar su valija hasta el avión, que salia en poco menos de dos horas.

- Chau, buena suerte- le dije tristemente, mientras gritaban las penas de mi corazón, pero que mas podia hacer, si le decia que la amaba, ¿que iba a pensar ella? " Este esta loco, apenas me conoce, somos de otro país, otra cultura, imposible." O bien podía creer en el amor a primera vista, que se yo.

-Decidi no hacer nada, y dejar que se vaya, porque de haberla conocido un poco mas, no hubiera podido quitarmela de la cabeza.

- Hiciste bien, porque cuando uno entra al baile, y le gusta lo que escucha, no sale mas...

- Si, yo me dije lo mismo, hice bien, pero espera, porque ahi no termina todo, vos fijate, lo que es el destino, es como que todo esta escrito, lo que tiene que pasar pasara, sin excepción.

- ¿Que, le dijiste algo?

- Yo no queria, pero paso, a veces cuando uno no quiere algo, ese algo se hace presente, y cuando lo desea profundamente, a ese algo se lo lleva el viento, lo que son las vueltas de la vida.

Se venía el desenlace de la historia, aquello que tanta pena le provocaba a Lisandro, y yo, expectante, escuchaba, mientras de fondo sonaba Sabina, ja, justo, yo creo que si el pobre oia en ese momento Quien me ha robado el mes de abril, yo no tendria fuerzas para contarles esto. Corre el reloj...

-A la una, Alejandro me pidio si podia hacer un reemplazo, un rato en el lugar de Tobías, que no se sentia bien, yo le dije que si, aunque te comente que él no me cae bien, pero bueno no tenía opcion. Para colmo, ese puesto es tan tedioso e innecesario, lo unico que uno hace es decirle a las personas: " ¡Vos anda para alla por favor!, ! Vos quedate aca!" y listo, todo el momento dando esas ordenes, que manera de desperdiciar las horas, pero bueno para Tobias representa una buena paga.

-No todos pueden hacer lo que les gusta.

-Cuando ya me encontraba hasta fastidioso de estar ahi, solo, ya que ni siquiera habia pasajeros, aparece Audrey, sonriendo, feliz. Yo pense que ya se habia ido, pero no, porque cuando mire el reloj marcaba veinte minutos despues de la una.

- Tengo un regalo para vos.

- ¡¿Como?! Le conteste, ya que no la entendi.

- Toma, te lo regalo. Fuiste muy bueno conmigo.

-Ya entendia, me habia dicho regalo, y no té helado, como me parecio haber oido, claro, su español era muy pobre, pero a la vez sonaba muy bien, o era yo que estaba enamorado.

- ¿Y que te regalo?

- Romeo y Julieta. Su Romeo y Julieta, " lo mejor que lei en mi vida" me dijo.

- Ya voy entendiendo, y ahi fue cuando...

- Me enamore por completo, vos sabes cuanto me gusta Shakespeare. En ese instante me dije a mi mismo: " para, entonces tenemos algo en común, a los dos nos encanta el mismo escritor". Y a partir de alli senti que debia hacer algo, de lo contrario me arrepentiria toda mi vida, ¡ que podia salir mal !, o de todos modos, si me salia mal, estamos de paso, para que vivir entonces.

- El que arriesga gana.

- Exactamente, tal como me decian de chico, y fue lo que hice, arriesge para ganar, me fui de mi, no me importo nada, ni el trabajo, ni el horario, ni el gerente, ni nada, cegado por amor, creo que para algunos actue como un tonto, y para otros, como un romantico.

- ¿ Te declaraste?

- Si. Le dije que la ame desde el momento en que la vi, que sus ojos reflejan mi paz, que su voz es la melodia que mas me gusta escuchar, que besar..., que besar su boca seria como la primera gota de agua tras cruzar el desierto.
Inmovil, como quien espera por su destino, quede en silencio, ella me miro y me dijo:

- Entonces bésame.

Aqui hare una pausa, yo, Juan Manuel, pidiendo disculpas, pero no soy capaz, ni mi pluma ni la del mejor poeta, de poder transmitirles en palabras, la expresión de felicidad en el rostro de Lisandro, al contarme a mi lo que le dijo Audrey, ni me imagino como seria su expresión en aquel momento. Quiza puedo citar una sola palabra que lo resuma todo, no hace falta otra, Amor, con mayuscula.

- Cuando escuche que esas palabras salieron de su boca, me senti el hombre mas feliz del mundo, sin pena alguna, como en la cima de una montaña, tal como se debe sentir uno en el tan preciado cielo- prosiguio Lisandro.

- ¿ Y que fue lo que hiciste?

- Sin importarme nada, la bese apasionadamente delante de todo el mundo. Luego, deje el puesto en soledad y la lleve fuera del aeropuerto, para estar solos.

- Pero, ¿y el empleo?

- Ya no lo tengo mas, me despidieron, ¡despues de haber visto semejante acto de amor!, yo no se que tiene de malo, parece que algunas personas prefieren ver violencia antes que amor.

- ¿Por que decis eso?

- Porque ni bien me vio, el gerente vino desesperado a insultarme, ahi comprendi que no habia vuelta atras, y decidi salir afuera.

- ¿Que te dijo ella?

- "Estas loco de amor"

- "Nunca mejor dicho" , le dije.

Una vez fuera del aeropuerto, Lisandro me conto que mantuvo una ligera conversación con Audrey, porque mas que todo, fueron besos. Y que ese momento le basto para enamorarse, para dejar su país, e irse junto con su amada por nuevas aventuras. Me dijo que ella lo esperaba en Australia, que tambien estaba perdidamente enamorada, y que lo habia llamado minutos antes de nuestro encuentro, para decirle que lo esperaba feliz.

Terminado el relato, mi buen amigo, me pide un consejo. Si justo a mí, que ya les habia aclarado que no soy para nada bueno dandolos, aunque en el fondo, bien sabía que él no me haría caso, pues veran, un hombre enamorado sufre de sordera, aunque tambien hay algunos que hablan de ceguera.

Le dije que haga lo que le plazca, que haga lo que quiera, que es su vida y la de nadie mas, y que algun día la misma se va a acabar, y que por lo tanto, mientras, hay que disfrutar, buscando el camino de la felicidad, si para él ese camino esta con Audrey, alla ira, volando por los aires, como un pajaro en busca de su nido.

Llegado el momento de la despedida, me dijo que le di el mejor consejo posible, y que me iba a escribir tan pronto como llegase a destino, y que, cuando tenga un tiempo libre, lo vaya a visitar.

- ¿Cuando te vas?

- Mañana temprano.

- "Te voy a extrañar mucho", me dijo, y despues de un fuerte abrazo, se fue. Yo también lo voy a extrañar, si pasamos anécdotas... pero bueno, me pone feliz verlo asi, yo creo que le va a ir muy bien, se lo merece, digamos que dejo todo por ese sentimiento, ese que nos hace humanos, porque, al fin y al cabo, si no vivimos para el amor, para que vivimos?. O, dicho de otro modo, siempre soñamos con lo que no podemos tener, si no, que sentido tendría soñar?

Jmc 26/03/2013






Texto agregado el 26-03-2013, y leído por 98 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
26-03-2013 Arriesgarse, atreverse, perder el miedo, ojalá fueramos capaces de dejar todo lo que nos da seguridad por amor, muy romántico ya poco común Carmen-Valdes
26-03-2013 Bonita historia de Amor muy romantico, que pena que estè tipos de historias no se den con mas frecuencia. ¡¡ VIVA EL AMOR!! lunazaul
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]