TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / roseblack / Querida

[C:519246]

Querida mía:

Se dice que el amor no tiene otra palabra que lo defina y debe ser cierto, porque yo te amé siempre y ahora que ya no estás en mi vida no sé cómo cambiar esa palabra por otra que ocupe su lugar con el mismo peso.

Te conocí muy joven y pequeña y han pasado tantos años de esta vida, tanta historia compartida y ya no estás y estoy muy solo acompañado por la soledad absurda de amar sin poder recibir. Un año ya ha pasado y sigo aquí, estancado, como esperando no sé qué milagro porque es imposible que regreses, me lo dice la vida, me lo gritó la muerte.

Esa noche regresabas de tu viaje de escritora, feliz y resplandeciente en tus palabras que me llegaron en el texto que me enviaste pero un camión se cruzó y se llevó todo, murieron sólo dos personas de un micro repleto, y entre esas personas tuviste que estar vos.

Los chicos me dicen que debo seguir adelante, que aunque te amé tengo que continuar la marcha y tratar de salir de este agujero en que me he sumergido, pero acá estás vos, está tu recuerdo contenido, y siento que si salgo yo te pierdo para siempre y no lo quiero.

Es un calvario este vivir sin tu presencia, una sentencia de muerte a la alegría, pero no se vivir sin tu latido, sin tus manos que junto a las mías se entrelazaban para seguir andando.

Por eso es que te escribo, por eso debo hacerlo. Porque sé que para vos las palabras siempre fueron muy importantes y tal vez con esto pueda comenzar a despedirme de este dolor anclado que me abraza y me hunde.

No importa lo que pase ni adonde me lleven los pasos cuando pueda continuar mi marcha, pero quiero que sepas que siempre vas a estar en mí, en mi mente, mi alma y mi corazón, y en el de los chicos que te extrañan cada día y les haces mucha falta. Yo voy a tratar de ser para ellos también un poco de lo que vos fuiste y eso no es fácil, siempre fuiste todo para ellos y hoy se dan cuenta de todo lo que hiciste y hacías por ellos y por todos.

Estoy tratando de cuidarte el jardín, me cuesta, no sabía que le dedicabas tanto tiempo a las rosas, siempre las vi tan vivas y hermosas que nunca pensé todo lo que ponías para que estuvieran así, hasta han vuelto los picaflores y alguna que otra mariposa.

Mi vieja me preguntó cuándo iba a cambiar ese color amarillo rabioso que pusiste en las paredes del living pero debo confesarte que cuando lo pienso no me gusta la idea, me acostumbré a verlo y ahora entiendo cuando decías que te alegraba, que le daba vida a ese lugar sin ventanas.

Las perras ahí andan, flacas y tristonas todavía, pensé en traer otra porque la pequeña murió de tristeza y tal vez con una cachorra nueva recobren la alegría y dejen de buscarte.

Todavía hay gente que me deja saludos por vos, escritores amigos tuyos que yo no conocía, se ve que conocías a mucha gente que realmente te quería y te recuerda con cariño, hasta me dejaron un par de recordatorios de encuentros donde se leyeron tus poemas y en unos meses van a agregar tu nombre en el Paseo de los Poetas, hasta se ofrecieron a ayudarme a editar tu libro, y más sabiendo que estaba completamente terminado pero les dije que lo iba a hacer yo, que te lo debía.

Vos sabes que nunca me gustó mucho leer pero estoy leyendo por fin tus poemas y siento que no te conocía lo suficiente y que en tu interior había mucho que desconocía, tenías mundos dentro de tu corazón y tu cabeza y los estoy recorriendo con gusto y con pesar de no haberlo hecho mientras vivías pero bueno, era algo egoísta y hoy me doy cuenta.

Bueno amor, te dejo, otro día te escribo algo, mira que no soy de escribir pero siento que esto me hizo mucho bien, es como hablarte, como encontrarte.

Ya nos va a llegar el tiempo del reencuentro, mientras tanto, yo te prometo tratar de empezar a vivir mejor, por vos, por mí y por los chicos que se lo merecen.

Hasta siempre.
Yo.

Texto agregado el 28-03-2013, y leído por 107 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
15-05-2013 Caray Ross, tocas algo en mi interior con tus letras... se siento un viento gelido. Cinco aullidos sorprendidos yar
05-04-2013 Me encantó la sensibilidad de tus letras, escrita con una narrativa precisa y una gran cuota de empatía.... probablemente, andaba rondando un "como hubiera sido"... tú entiendes. Te abrazo con cariño. gsap
28-03-2013 tan triste, tan real, tan bello, que sano empezar a cambiar esa sentencia de muerte a la alegria por un seguir adelante tratando de a poco de rescatar algo de alegria*********** pensamiento6
28-03-2013 muy buena tu narrativa pero debe costar mucho empezar una nueva vida solo********** yosoyasi2
28-03-2013 Muy triste y realista esta carta de mea culpa y proyectos. elpinero
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]