TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / elisatab / EL JURAMENTO

[C:524527]

,Manuela, aquella fría y soleada mañana de un 12 de febrero, se esmeraba en su arreglo personal, embutiéndose en un carísimo vestido de seda negra, enfundando sus largas y torneadas piernas en finísimas medias del mismo color, encaramada en altísimos zapatos de charol, su esbelto cuello ceñido con un valiosísimo collar de perlas, a juego con los preciosos pendientes que lucía en sus pequeñas y graciosas orejas, se maquilló minuciosamente especialmente la zona amoratada de su ojo derecho que con obstinación resaltaba después de haberse aplicado varias capas, lo dejó por imposible parapetándose tras unas gafas de sol, colocó sobre su ondulada, sedosa y rubia cabellera una elegantísima pamela, empleó varios minutos en la elección del bolso idóneo (la ocasión lo merecía) y antes de abandonar su domicilio buscó la complicidad del espejo de la entrada (salida en este caso).

El funeral transcurría tediosamente, el sacerdote se extendía innecesariamente en un panegírico interminable sobre el difunto José, "gran conocido" por todos los presentes (en cuerpo y mente) que habían acudido al “evento” para cerciorarse personalmente de la veracidad del óbito, creo que no son necesarias más explicaciones, el finado era un real hijo de ….su apenada madre que daba rienda suelta a su dolor, mientras Manuela a su lado parecía ausente.

El entierro multitudinario, en el cementerio no cabía un alfiler, acudió lo más granado de la sociedad local, autoridades y fuerzas vivas, las muertas eran residentes habituales y la “ausente” Manuela …que fue besada, abrazada, y ligeramente pellizcada (en su protuberante y túrgida retaguardia) un desfile infinito de rostros "compungidos" le trasmitían sus condolencias incluidos aquello policías uniformados tan serios que se plantaron ante ella…Manuela extendió la mano por inercia y ellos le colocaron las esposas, con un lacónico “queda detenida por el asesinado de su esposo” la viuda "negra" despojándose de sus gafas de sol y transida de dolor solo atinó a balbucear mientras era conducida al vehículo policial “EL ME JURO AMOR ETERNO, YO ME LIMITE A COMPLACERLO”

Texto agregado el 27-06-2013, y leído por 325 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
03-07-2013 son un peligro las mujeres que complacen todos los deseos... ***** seroma
02-07-2013 Sí que es una gran historia. Con un final de película. Me recomendaron leerlo y no se equivocaron. Genial. Me lo llevo a mi Bio para recomendarlo. Un abrazo. SOFIAMA
01-07-2013 Los funerales son de los pocos eventos donde no se necesita invitación. Pero si el acontecimiento es narrado por ti, la asistencia es obligatoria. Salgo y vengo desde mi voluntario exilio con el único propósito de darte mis... no, no mis condolencias, sino una efusiva felicitación por tu texto. Además de prolífica escritora, tienes una chispa gitana, una gracia gallega y un talento tan fácil que fluye en renglones que no descienden sino suben desafiando toda gravedad. ZEPOL
01-07-2013 Excelente, abrazos y estrellas. NELSONMORE
30-06-2013 cumplio al pie de la letra su deseo, muy bueno. carlosB
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]