TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / alma_gemela / LOS DOS PERGAMINOS

[C:524779]

En cierta ocasión cuando los días se medían con tiemperos de arena. El rey del sur, invadió a su enemigo del norte, saqueando sus tesoros. Consiguiendo así la saciedad más absurda. Después irrumpió en sus estrechas mujeres hasta arrancar entre gritos y lagrimas su inocencia, dejando en los suelos tonalidades cinabrias sellantes de tanta maldad. El rey sureño logro deshielar los sueños de un sinfín de cándidos.
El rey abatido de nombre yalin-yamel, sintiendo tanta vergüenza antes sus subyugados por la invasión austral; decidió flagelar su alma y partir hacia el más oscuro infierno. Pero la muerte, quien por primera vez sentía pesar por alguien, no extendió sus dedos hacia yalin-yamel. El brebaje lapidante no sesgo su aliento, ni evaporo su espíritu. El rey regurgito todo el fétido líquido de tono aceituna, antes de que este navegara en el mar rojo de sus venas. Naciendo así la fe. La fe por lograr llevar su pálido reino, hacia un triunfo postrero, aun mayor al que alguna vez floreció. Y fue así que llamando a sus fieles eruditos hirvientes en sabiduría, les pidió hallar la clave del éxito. Pretendiendo de esta forma, salir de la oscuridad y permitirle al sol, inmacularse nuevamente sobre su cabeza.
Los meses pasaron y el hambre junto con la desdicha asumían el trono del castillo derrotado, cada vez con más fuerza. Pero el rey no perdía la esperanza. Esperaría pacientemente a que sus sabios, satisficieran el mandato real. Y Una mañana cuando el rey aun dormía, fue despertado por cuatro ancianos, que dijeron a una voz: --hemos hallado entre millones de estrellas e infinidad de textos la razón del éxito absoluto--. De inmediato yalin-yamel, vistió su huesudo cuerpo con trajes de gala y dijo:-- dirijámonos a la mesa real, para que, con copas de vino, celebremos Este día; donde nuestro reino, volverá a resurgir desde el hollín de la vida--.
Después de mucho vino y explicar los detalles de la culminación de la investigación real, el más anciano de los presentes exclamó: -- es tiempo de entregarte dos pequeños trozos de papel, uno con un pequeño listón azul y el otro con un cordón rojo. Aquello que tanto has anhelado, y que seguro te llevara a un triunfo incomparable. Claro todo esto ocurrirá si estas a la altura, para el entendimiento adecuado, referente a lo que allí está plasmado.--.
Y fue así como al rey yalin-yamel se le fue entregado dos diminutos trozos de pergamino, amarrados con dos hilos uno azul y otro rojo. Inmediatamente el rey deseo romper los hilos y ver aquello dibujado entre la piel virgen del papel, pero antes de que esto ocurriera, el anciano hablo: -- mi rey, deberá seguir mis palabras, si desea actuar correctamente. Usted solo podrá abrir el papel que tiene el listón azul en este día, y seguido a que lo vea, deberá romperlo y quemarlo. solo cuando sus anhelos de grandeza sean saciados podrá abrir el segundo trozo de papel poseedor del listón rojo--.
Yalin-yamel prometió cumplir con la orden de sus sacerdotes. juro antes el nombre de sus ancestros no abrir el pergamino de hilo rojo hasta que la grandeza llegara a sus dedos.
Al medio día los ancianos se retiraron del castillo y volvieron a su monasterio alejado del mundo de metal, después Yalin-yamel rompió el hilo azul, abrió el trozo de papel y permitió que toda la información viviente ahí, se colara por sus ojos hasta su alma. Yalin-yamel se alegro profundamente, en medio de una gran carcajada. después de mirar y mirar el pergamino lo rompió y lo quemó obedeciendo a sus ancianos.

Poco tiempo después yalin-yamel, usando como bandera en su corazón, lo escrito en el pergamino, conquisto a el rey del sur. En ese momento sintió poder abrir el segundo secreto y así lo hizo.
Seguido de leerlo, romperlo y quemarlo dijo: -- ¡mi pueblo! perdonen la vida al rey baltar-lin. No lo maten, no violen sus mujeres, no saquen sus tiendas, ni se ayuden con su oro. Recojamos nuestros muertos que son muchos, y marchémonos. Permitamos a este rey afligido enterrar a los suyos, y sobrevivir a este momento. Eso si regresemos con brío en nuestro ser, por si algún día baltar-lin. Desea saciar venganza en nosotros--.
Todos envenenados "jartos" de sangre, pero deseosos de venganza, no entendieron las palabras de su rey, quien había devuelto, la victoria a las tierras del norte, después de una cruda batalla. Pero lo obedecieron sin ni siquiera pestañear.
Cinco años pasaron, desde aquel día de perdón. Donde yalin-yamel preservo la vida de sus adversarios, y por esas cosas de la vida, el reino del norte volvió a caer en desgracia. Pero no por culpa de ningún trono enemigo, la culpable fue una extensa hambruna producida por una fuerte sequía de más de dos años.
Baltar-lin. Llego hasta los ojos de yalin-yamel y dijo: --Oh mi rey tu perdonaste mi reino y yo salvare el tuyo, con mi abundancia de hortalizas y carnes--.Yalin-yamel agradeció a su enemigo de toda la vida su compasión. Tiempo después la hija de baltar-lin. Sello su vida a la del hijo heredero de yalin-yamel. Y fue así como aquellos reinos unidos flanquearon otros tronos lejanos, naciendo así la gran Bretaña.
Pero esta historia no puede terminar aquí, si tu ojos llegaron hasta este punto sin duda querrás saber que decían en los pergaminos. En el primer rollo de papel esclavizado a un hilo azul, estaban escritas estas palabras: "este momento pasara". Y en el segundo papel de hilo rojo decía: "este momento pasara aun más rápido que el anterior, así que huye de él, lo más pronto posible. Larga vida a mi rey."... Fin.
Gracias por tu lectura.

Texto agregado el 01-07-2013, y leído por 108 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
02-07-2013 Muy buena narración, impactante final!! Belverte
01-07-2013 Me gusto mucho! ojo con los errores de ortografía, se nota que son por descuido! Muy buen relato! lunaserena91
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]