TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / stracciatella / El humo tenía razón.

[C:525693]

Estás en tu casa, deja el zapato en la entrada, ya no sé ni de que pierna cojeas...

Insuflas a la noche una paz efímera,

aleterguean,

como polillas amariposeadas los ácaros en la penumbra de tus párpados en escabeche y purpurina.

Enrolla la persiana de tus labios, los geranios armonizan como vívoras hipnotizadas los latidos de tu déficit alimenticio...

el martirio subyugado de un fusible meticulosamente injertado en el tórax, es reteledirigido...

Carracacrean, silentes los crujidos del sinfónico taladro sintetizándose en la piel,

aúrea piel,

escamas de una carne chamuscada flotan en la alborada deshojada.

Perenne, como el infernal estallido de tus sentidos deshahuciados.

Brotes de vacio en un sonajero escandalizado agrietan las paredes de tus tímpanos,

trompas de falopio reflectantes en almibar, algodón y almidón de azufre etílico...

Proscrito.


Restauradas las falanges escalonadas, acarician la pianola deífica con la que nos gusta jugar de pleno a los de las...

Lineas borrosas.

Bromuro, alas de cigala en un atómico frenesí de lúpines menguantes...

Tintinean las miradas, pupilo de cada arcada, hasta hacer escocer las raices que nos sostienen desde el telar enmarañado, que inusuo, escuadra su ecuánime rugir.

Calibrado el balance de cada gemido periférico...

fluctuan...

¿Cómo lo llevas? Tuve un mal presentimiento y en el aparecía tu rostro...

Constelaciones de una diosa exigua en la fragua de sus lamentaciones, aún centellean a escasos metros de la desolación grotescas sus manazas amparadas en tonalidades obsoleta,

la realidad cristalizada en un onírico desvió,

llano, desprestigiado,

entre estalactitas y estalagmitas cabalga el zorro rojo de rabia orejuda... por los poros van refurgitando su sensitiva sinfonía macabra...

Dos cabras de cada, no quiero masas, pinzas como el crutáceo vertido en una ánfora de mieles licuadas,

la estela de un cohete descorchado antes de tiempo subraya en el firmamento su legado,

lenguado, viperino,

serpentea en el horizonte la catarsis el dolor más sobrehumano...

Cierra el puño, chasquéame los dedos del pinrel violáceo y llora... mil grados por cada derrota,

una nota por cada victoria pictoriana desplasmada en el oblicuo pentagrama...

aulla, maulla,

muje en tu zozobra como un puerco sentenciado a espensas e ver moho y podrida la despensa,

asadas las manzanas con caramelo glaseado... saben a tocino.

Intensas curvas saturadas de orificios camicaces,

desdentadas las colinas flameadas desconectan sus fiambres a base de calambrazos...

ven abrazar sedientos los alambres en las sienes,

sientes la vertiente, la cascada supersónica,

al final de la oscuridad, un tunel,

deportivos tuneados desde el vientre virutal augura un desenlace atroz,

tinta, arroz y calamares, ventosas de un besito rosso, noctámbulo y albino en un contraste desfigurado por el roce de las canivales muecas del abismo... bah...


sismos, seísmos,

grafías de un reinicio tallado con frafito, e, y, e, y, e... hiel...

cúbito de tres matrices, radio de ondas-metralla.

Texto agregado el 17-07-2013, y leído por 119 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
17-07-2013 eroticamnte hermoso . . . rayando la pornografia . . . pero no llegando a sus limites . . . muy bueno . . . fea
17-07-2013 Pues vale. elisatab
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]