TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / vinchenzo2 / Las Vergas del Oeste

[C:528219]

Tenia la verga bien chica debido al frio barbaro que hacia aquella noche, ni siquiera el bendito ron que bebiamos junto a elgueta lograba dar calor a mi fiel compañero. Aguardabamos cautos a Gallardo, boxeador sin ley y eximio pegador. Deben haber sido como las 11 de la noche porque varias almas en pena zigzagueaban sin parar por los alrededores en busca de la pipa sagrada. Nosotros sin embargo esperabamos ansiosos algun noticion que nos permitiera sacudir nuestros penes, quien sabe derepente la suerte nos sonreiria...

-Que se demora este conchesumadre.
-Se estara limpiando la raja...
-O el manguaco.
-Jajajajajaja.
-Nunca falla el reculiao, esperemoslo no'mas.

Gallardo nunca fallaba, ni aunque mil terremotos azotaran la tierra asi que mejor lo esperabamos. Mientras eso haciamos aparecio junto a su novio la gorda Peralta. Era una bofa de unos 100 kg, facil, quien no tenia pudor en echar meadas delante de todos, inclusive en varias ocasiones colmo de mojones nuestra gloriosa plaza, era una vil perra, sucia y asquerosa como nadie. Algo traian entre manos al parecer un botellon de mala calidad...

-Que hacen giles culiaos...
-Que hay..

Gordon, su novio, era un hueon simplon de manos gigantes y una pegada de temer, iniciado en la vieja escuela del circuito subterraneo. No eramos grandes compipas solo compañeros en el arte del buen beber. Eso si, su connotada fama nos servia de mucho a la hora de colarnos a algun festin. De modo que su presencia no me molestaba para nada...

-Hay mambo cabros...
-Y donde seria eso ?
-Hay que ir pal 7 de ahi sale la procesion.
-Vamos po' pero esperemos al flacucho sipo'...


Gorda infame, siempre chingando con alguna de sus cochinadas, por suerte ahora nos traia buenas noticias. Gallardo entrado en copas hizo su entrada triunfal en el parque de la muerte y con ello abrochamos los cinturones e iniciamos la caminata. Nos abordamos por departamental frente a la carniceria Rio Bueno en busca del microbus 122 pero antes dimos con Charls, la nariz mas gigante del planeta, infaltable en los caminos del señor....

-Apurate po' conchetumare...
-Pouuuuuuu up up.

Y es que se creia un camion policia. Frente a la matanza de animales subimos a lo campeon sin pagar un solo peso al sr conductor y nos adueñamos de la maquina cantando mierdas y bebiendo de aquella porqueria. Y ya estaba ni cuenta me di cuando aparecimos frente a ese boliche de escaleras enroscadas en pleno centro de la capital. Habian cientos de hueones de toda raza y tribu, mas colitas que nada, se hacian llamar Los waves, y contaban con decenas de chicas hermosas que vestian como vampiras. Eran delgadas de exquisito gusto y grandes rajas, sensualmente pintarrajeadas y con tetas chiquitas pero ricas, se podia notar su pezon erecto imagino por el rose sin sostenedor.... jesucristo. Fue una sorpresa ver a mi reciente novia beber junto a ellos, habiamos roto hace tan solo unos dias y ya andaba prestando el poto a un musculoso modelo, un chino de mierda al que todos apodaban Josue...

-Puta de mierda hueon...
-Calma fastidioso.
-Estas son todas iguales, primero amor y luego...

Que mas podia hacer, mejor bebia y me olvidaba de esa mala mujer. Gallardo era un hueon muy noble y saco desde sus bolsillos un lindo cigarrillo de bendita chilombiana., mientras charls hizo lo propio con un botellon de vino...

-Gracias mi sargento...

Decidimos junto a los demas mezclar el vino con la cagada de ron que portaban las gordotas manos de Peralta y hacer una especie de explosivo, una mezcla mortal que te ponia como un toro furioso en la fiesta de san fermin. GRRRRRR te hacia mierda la traquea en la primera estocada, pero luego pasaba en banda. Cuando bebimos la mitad del contenido estabamos listos para dar pelea y esperamos pacientes a que aquellos bienolientes waves emprendieran el vuelo, para seguirlos y colarnos a uno de sus aposentos, en donde se llevaria a cabo el tremendo fieston. Largaron rapido y subieron a un bus en alameda, nosotros a la carrera hicimos lo mismo con la diferencia que no pagamos nuestro pasaje. Y ahi estaba esa maraca, besando a su mascota Josue en uno de los asientos traseros. Gallardo me agarraba fuerte e impedia que me lanzase contra ellos..

-Mira esta hueona como lo besa la conchesumadre...
-Ya hueon calmao.

Era inevitable sentir aquella maldicion celopata, me sentia traicionado por esa bulba peluda. Su heroe ni siquiera me llegaba a los talones, ademas no tenia un pito como el mio. Decidi hacerme el hueon y seguir emborrachandome hasta la raja, fumando productos del paraguay. Y llegamos a la comuna de Maipu, en verdad no recuerdo como chucha se llamaban esas calles por donde nos adentrabamos. Un gordo felpudo que vestia jardinera a rayas era el festejado, cumplia algo asi como 27 primaveras chupando vergas, nos recibio de manera muy gentil, y echo de pasadita una mirada a la verga de Gallardo. En el interior de su calido hogar estaba la caga, la pilsen chorreaba por las paredes y en su patio muchos hueones bailando, hombres con hombres mujeres con mujeres, en que demonios nos habiamos metido. Propuse a Charls bailar un poco solo para ver que sentian aquellos putos....No duramos mucho pues Gallardo y Elgueta se enfrascaron en una golpiza corta contra un chabon, dos ganchos a la izquierda y unos a la derecha y fue, Charls y yo no pudimos hacer mucho. Estaba en eso cuando vi pasar a Samantha, mi ex mujer meneando su hermoso culo frente a mi, ahora veria de lo que era capaz...

-Soy bien maraca..
-Sueltame.
-No llevamos ni dos dias y ya teni pico nuevo...
-Conversemos afuera mejor, mira que anda cerca mi pololo.
-No estoy ni ahi con ese conchesumadre...
-Pero hablemos afuera.

No se porque mierda la segui, yo creo que de puro caliente no mas, pero lo hice. Y protagonizamos en las afueras de esa vivienda una dura discusion, en donde volvia a aparecer el nombre del musculoso Josue. Gallardo cubria mis espaldas y hasta retuvo a Josue cuando quiso intervenir. Y se escucho un uppercout perfecto, en seco, que hizo gritar de histeria a mas de alguno, y que hizo morder el polvo a musculin, pobre Josue las pesas esta vez no le servirian de mucho. Samantha quiso agarrarme pero fue inutil, y pateamos a ese chulo en 24 ocasiones, PLAF, CROF, SCRAF...se oian rechinar los golpes y nuestras zapatillas. Sabia de antemano que sus amigotes vendrian a rescatarle. Y vinieron firmes los conchesumadres tirando roca tras roca, eran 4 o 5, pero insuficiente para mi y Gallardo. Uno de ellos cito a mi madre en uno de sus gritos asi que lo embesti de una con cinturon y candado, si que era habil mucho mas que con las cadenas, lo voltee con dos lanzazos y fue mio...

-AYYYYYY....

Y fue el turno de su compañero, a quien atrape en la reja de la casa esquina, queria subirse por el tejado el muy maldito, pero no pudo gracias a mi excelente movimiento de muñeca, eran golpes cortos, rapidos, como encerar- pulir segun mr miyagui. Gallardo tenia a dos encima y tiraba puñetazos como nunca, era un gran boxeador solo necesito de dos buenos ganchos para mandarlos a ambos a la lona, era una lucha sin cuartel te encontrabas con uno a la pasada y lo golpeabas y luego otro estaba en el piso y rematabas. Charls no habia tirado ningun golpe sin duda se sentia como un referee, esquivo de gran forma una roca enorme la que impacto de manera cruel mi pobre frontis, vi algunas manchas oscuras por un par de segundos pero la ira podria mas y fui en busca de mi revancha, no podia atraparle, porque corria como avestruz, elgueta apareceria de la nada para darle caza y juntos brindarle una merecida paliza. No se donde salieron pero una decena de barbudos con palos y bats pretendian sumarse a aquella lucha y golpearnos hasta la muerte, eso nicagando se los permitiria...

-HUENO Y QUE PASA CONCHETUMARE!!!

Era mi muerte pues me doblaban en edad y en peso, pero se hicieron los desentendidos y prefirieron no meterse en lios de hombres, salvo una mujerzuela que les acompañaba quien repartio puntadas con una mariposa, perforo mi brazo e intento escapar, jamas en la vida habia golpeado a una mujer pero esta maraca sin duda se lo merecia. La eleve hasta los mismos cielos con esa chutada infernal a su raja y luego corrio lloriqueando como una sucia perra. La guerra habia finalizado, Gallardo estaba en pie victorioso al igual que yo y elgueta, vimos cuerpos abatidos por todos lados, y nos alejamos pronto de alli, nada mas supimos de Charls, la gorda y su novio, lo importante ahora era curar mis heridas y celebrar nuestra victoria...

Texto agregado el 03-09-2013, y leído por 114 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]