TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / odliam / La Sentencia

[C:531495]

El tiempo parecía una gruesa manta.

Había una extraña sensación difícil de definir.

Trató de revivir las últimas horas de energía bajo su control, pero no podía recordar mucho, seguramente era el resultado a la inducción psíquica, no lo sabía pero eso era lo que se rumoreaba mientras estaba en prisión .

Ubby, se preguntó a sí mismo, todavía muy confundido, si ese era su nombre, sí, creía que así solía llamarse.

Ahora se encontraba de pie en medio de un rayo de luz, apenas podía ver a un alto banco ocupado por figuras sombrías. No podía recordar por qué estaba allí, la inducción psíquica parecía crecer con el tiempo .

El hombre sentado en el centro del alto banco dijo con voz grave :"-Ubby, eres irremediablemente ingobernable, tus crímenes superan todos los criterios en existencia.

-¿Quién es ingobernable?, -Ubby trataba desesperadamente de prestar atención pero no podía poner dos ideas juntas para entender lo que parecía una acusación.

-"Tu último crimen fue un atroz escándalo para la sociedad, no hay manera de encontrar una excusa para siquiera comenzar a pensar en una rehabilitación y mucho menos en un perdón."

"-El siguiente paso, muy a nuestro pesar, es la condena a muerte. Hay una gran tristeza en este acto, por lo que este Tribunal morigera el cumplimiento retrasándolo por 79 años."

-¿Condena a muerte? pero es imposible! Nosotros somos inmortales y un retraso de 79 años ... años! ¿Qué significaba esa frase?

Mientras tanto, la capacidad de percibir la realidad estaba perdiendo terreno y sentía que se sumía en una especie de inconsciencia total, fue retrocediendo cada vez más en el olvido.

Las últimas palabras que oyó fueron:"¡Que se ejecute la sentencia!"

Ubby perdió totalmente el sentido.

...................

La luz de la clínica era muy brillante. El señor Pérez se paseaba nerviosamente por la sala de espera. De vez en cuando se detenía a hojear las viejas revistas sobre la mesa, pero con escaso interés .

Se encontraba al borde de la desesperación cuando el Dr. Cassi entró en la habitación con una sonrisa en su rostro y dijo:


"-Felicitaciones, señor Pérez, usted es el feliz papá de un robusto varón!
Madre e hijo se encuentran en excelentes condiciones, es seguro que el niño va a vivir muchos años!

Texto agregado el 30-10-2013, y leído por 139 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
23-12-2013 Ay, qué bueno! 79 para ser exactos. Muy ingenioso, muy bien narrado, muy bien... todo lo que se pueda decir bien, incluido el golpe de efecto final. ikalinen
30-10-2013 Qué buen relato!! glori
30-10-2013 vaya sentencia la que le toco,espero que esta vez se porte bien.muy bueno. jaeltete
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]