TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / odliam / El Cerebro, ¡ten en Mente!

[C:534413]

En esta opotunidad yo busqué a Elf en vez de evitar su presencia.

La razón era bastante fácil, estaba preparando un trabajo sobre la interacción del cerebro y de la mente, tratando de probar mis ideas con otro ser y me sentía reacio a hablar de este pseudo-científico tema con otros seres humanos ya que era muy probable que me consideraran un bicho raro.

Cuando le conté todo esto a Elf, la respuesta esperada fue, por supuesto :

- ¡Es lo que eres!

Dejé que el comentario quedara sin respuesta, estaba pidiendo consejo no tratando de iniciar una escaramuza.

Viendo que hablaba en serio sobre el tema y ocultando una sonrisa me preguntó con perfecta compostura :

- ¿Qué tienes en mente?

- No en mente, presta atención, -le dije tratando de demostrarle que soy tan bueno en estas lides como es él, - -sino en mi cerebro.

Y empecé a explicarle la teoría acerca de que la mente es una especie de emanación de los procesos activos que se inician en el cerebro y son determinados por muchas variables, como la experiencia, la salud, los sentimientos, et al.

Donde me imaginé una tarea difícil, no fue así. Elf se portó como el ser inteligente, que es, y escuchó mis explicaciones con una mirada atenta.

Me explayé en la moderna teoría de la mente y del cerebro, desarrollé una buena defensa de las ideas sostenidas por importantes hombres de ciencia como Robert J. Sternberg, Roger Penrose, Stuart Hameroff y otros hombres eminentes en el estudio de este tema.

A medida que avanzaba en mi conferencia y al ver que el gnomo no me interrumpía como es su costumbre, crecí en confianza y hablé acerca de los experimentos que demostraron la forma en que la mente ontológica surge del cerebro (todo, con esas palabras puntiagudas como " ontológica " que aunque yo no estaba muy seguro de haber entendido su significado, estaba diseñada para impresionar al duende).

Cuando terminé mi serio discurso, Elf giró sobre sus talones y sin mediar palabra se perdió en el Archivo.

Me quedé de piedra, no sabía si él estaba mostrando su desprecio por mi trabajo, o si se sentía insultado, o que ...!

Ya estaba empezando a pensar salir de mi mente para buscar otra audiencia cuando volvió del Archivo con un pedazo de papel en una mano y un lápiz de color azul oscuro en la otra.

Todavía desconcertado, le pregunté :

- ¿Por qué un lápiz de color azul oscuro? -Yo estaba casi seguro de que había una razón extraña para usar ese color.

Él me miró con esa expresión de conmiseración que usa para todas mis preguntas y sacudiendo la cabeza respondió lentamente como si le fuera difícil aceptar mi capacidad de comprensión:

- Porque, por increíble que parezca, éste fue el único crayón que he podido encontrar en la caja!

Mirándome de reojo comenzó a dibujar, después de un tiempo alejó el papel de su rostro, evaluó su trabajo, añadió un punto o una línea más aquí y allá y luego me lo mostró, preguntando:

- ¿Sabes lo que es esto? -Lo miré primero a él tratando de saber si era una pregunta irónica, pero no pude encontrar ningún rastro de ironía en su voz.

Entonces miré el dibujo:

- Sí, -dije en forma lacónica, para no comprometerme antes de saber hacia donde iba.

La figura era de un brazo humano con un martillo en actitud de golpear un clavo de hierro en un bloque de madera.

Cuando estuvo satisfecho que yo había entendido su dibujo, me preguntó:

- ¿Dónde está, según tu entendimiento, la voluntad de golpear el clavo? ¿En el brazo? o ¿en el martillo? Olvídate del resto del cuerpo humano durante un tiempo.

Todavía confundido, traté de responder con mi mejor opción:

- En el brazo, -era una conjetura, por supuesto, pero el brazo era al menos humano, mientras que el martillo no lo era! Por lo tanto, me pareció lógico que el brazo podría manejar una "voluntad" y el martillo no.

- Bien, -respondió el duende para mi alivio. Y luego añadió, destruyendo mi alivio, - parcialmente bien.

- Ahora, ¿cuál es el cerebro y cuál es la mente? --preguntó mi Némesis, añadiendo confusión a la agitación.

- Yo. .. Yo. .. parece como si la mente es el martillo y el cerebro es el brazo. -Estaba tan perplejo como un camello africano en la niebla! Traté de asociar el brazo con el cerebro, ya que ambos están en el mismo cuerpo, así que me quedé con la incomodidad de emparejar la mente con el martillo.

- Exactamente mal, -Elf dijo esto con una sonrisa por lo que no se veía como un insulto! Pero yo no estaba seguro!

- Mira, la idea vino a la mente, el cerebro lo aceptó y los dos golpean al clavo... Pero y este es un gran, gran PERO, si el cerebro está dañado, la mente todavía querrá golpear el clavo (se puede ver esto en las personas con alguna discapacidad que desean hacer algo, pero están impedidos por la falta de un cuerpo instrumental), por lo que: ¿quién es el maestro y cuál es el instrumento?

- Si ... si lo pones de esa manera ... -Yo estaba tan desconcertado que no podía sino hablar en forma vacilante.

- Ahí está, -dijo satisfecho, aunque nada estaba claro.

- Ahora, ¿dónde están esas "sesudas" ideas de tan famosos científicos acerca de la mente que se exuda del cerebro? Lo que olvidan es el sencillo postulado de René Descartes: Pienso, luego existo.

- Esta es una forma sencilla de decir que soy la mente, por lo tanto puedo usar mi cerebro (el instrumento, o el martillo en mi dibujo) para expresar las necesidades y deseos de la mente en esta realidad. Si se me rompe el martillo, no puedo clavar el clavo aunque ése fuera mi deseo.

¿Entendiste este pequeño rompecabezas?


Antes de que pudiera recoger mis dispersas neuronas cerebrales para expresar las ideas en mi mente, se fue de nuevo al Archivo y le oí murmurar algo acerca de "estos pobres seres humanos, siempre tomando la realidad por la cola".

Te aseguro que no pude entender lo que quería decir en sus susurros, pero había compasión en su voz.

Texto agregado el 21-12-2013, y leído por 155 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
30-12-2013 Adoro a Elfo, asi que voy a pasar por wikipedia para informarme un poquito más. jaeltete
24-12-2013 No voy a contribuir y filosofar, porque, por lo que veo, has conseguido eso mismo en los demás -lo que se percibe en sus comentarios al menos...- Pero sí, el tema tiene mucha tela que cortar. Pero, y si es la mente la que está torcida, y el cuerpo está perfectamente???? ikalinen
21-12-2013 Entonces... ¿el clavo es el alma o el cuerpo de todo este asunto? stracciatella
21-12-2013 !Excelente! Tu desdoblamiento crea al personaje Elf, él es quien atosiga tu mente dándote una lección acomodaticia a tu realidad de pensar, pero que al finar no satisface, mostrándose superior a los seres humanos por los que es creado. Tu super yo, amigo, inquieta tu pensamiento. !Muy bueno! NINI
21-12-2013 Bueno existe una parte material, que para mi es el cerebro. Y una parte inmaterial que es la mente. El cerebro es la basija donde se aloja la mente. El intermediario, entre la realidad. Y el espiritu ( el alma). Cuando se quita un trozo de cerebro, el alma sigue viendo y sintiendo. Pero no puede expresarse. Màs sigue dentro del cerebro. Quizàs se libera con la muerte, de alguna forma, la mente tiene vida propia pero necesita al cerebro y a la materia, para poder comunicarse. lunazaul
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]