TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / CJVR / La verdadera historia de Natalie Portman (X)

[C:535382]

Un final Feliz

-Entiendo… ¿sabe que pienso de usted? Pienso que no hay una palabra que lo describa. Monstruo se queda muy corto… pero bestia, ¡sí!, esa es la palabra que andaba buscando. ¡Es usted una vil bestia inhumana!
-¡Lo hice por amor! –gritó Steve.
-Pues yo también haré esto por amor: queda usted bajo arresto por privación de libertad y por privación de libertad a menor incapaz. Fred, ponga a este bastardo en una celda, y présteme una patrulla para llevar a las victimas al hotel.
Salimos de la estación y volvimos a la casa de Scott. Cuando llegamos, las dos mujeres estaban sentadas en un sofá. Scott estaba parado en una esquina de la sala. Anderson entró y se sentó frente a ellas.
-Buenas tardes, ¿Cuál es tu nombre?
-¿Y el tuyo?
-Natalie.
-¿Sabias Natalie que Naomi es hermana de Caroline, tu madre, y por ello es tu tía?
Naomi y Natalie se miraron. Sus ojos se llenaron de lágrimas al tiempo que se abrazaban. Scott veía desde la esquina. Cuando terminaron de abrazarse, Scott dijo:
-¿Qué harán con migo?
-Dado que fue tu padre quien planeó todo no te meteremos en esto.
-Scott suspiró aliviado y corrió, con lágrimas en los ojos, a abrazar y agradecer a Anderson.
Salimos de ahí y llevamos a Natalie y Naomi al hotel, las registramos y subieron a su habitación.
-¿Hola? –Dijo Anderson después de llegar a nuestra habitación y marcar a un numero- ¿Caroline?, soy yo, necesito que venga lo más pronto posible… porque hay algo importante que debe saber. Le aconsejo que tome el vuelo de 9:00 AM para que esté aquí a las 12 del mediodía.
En la mañana siguiente, Anderson llamó a Fred y le dijo que iría con Naomi y Natalie. A mi me dijo que fuera a las 11:00 AM al aeropuerto y llevar a Caroline a la estación.
Además, me dijo que debía taparle los ojos al bajar del auto. Así lo hice. Cuando llegamos a la estación Fred y Anderson tenían con los ojos tapados a Naomi y a Natalie. Llevé a Caroline con los ojos cerrados a la estación. A la cuenta de tres les abrimos los ojos. Las lágrimas y la alegría inundaron el lugar. Fuimos testigos de uno de los momentos más conmovedores que he visto. Madre, hija y hermana se abrazaron como nunca antes.
-Caso resuelto Anderson –dije.
-Así es Carlos, así es.

FIN

Texto agregado el 10-01-2014, y leído por 92 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
11-04-2015 Acabo de escribir un comentario tan largo que me lo borraron. Volveré para escribir otra vez. seré más breve. Mientras te felicito . Larga vida para Anderson y Carlos nINIVE
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]