TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / andueza / Escribir sin lectores

[C:535847]

Los seres humanos estamos en todo instante llamados a participar y en lo posible a contribuir en las diversas expresiones artísticas que posee buena parte de la humanidad para su sosiego y deleite. Se ve que somos pocos, tal vez muy pocos los que acudimos al llamado. Y es comprensible, pues el acudir generalmente es acompañado de una serie de problemas vitalicios que al final de cuentas adquirimos sin ninguna necesidad. Y de todas las expresiones artísticas que hay a disposición, la más villana y poco auspiciosa es, sin dudas, la literatura. No existe trabajo más penoso que éste, maratónico y solitario, además de incierto, y uno de los pocos trabajos del mundo sin ninguna remuneración. Otras expresiones son algo más auspiciosas.El cantante, ya sea en el barcito o en un coliseo grandioso, cumple su función y cobra. Además puede su trabajo ser juzgado en el momento. El pintor recibe de inmediato por su cuadro. En una esquina improvisada o en una prestigiosa galería, vende para conseguir su sustento y reponer materiales. El guitarrista virtuoso, el pianista o el bailarín ejecuta su trabajo de acuerdo a lo programado y posteriormente cobra. El escritor no tiene ninguna chance en este sentido, ni podría tenerla, y es posible que sus arduos trabajos a la postre no sean leídos por nadie. Y con mayor razón todavia si este autor ha tenido la profunda convicción de que en beneficio de su obra debe pasar su vida entre personas normales, pueblo mismo, claro, de por si ignorante. Ignorantes de todas las clases sociales, siendo más exactos. Ante el escenario descrito, se instala, por supuesto, la pobreza. Esto, porque nadie va a arriesgar nada contigo. Ni tus padres, ni tus hijos y mucho menos tus amigos. Un trabajo no remunerado sólo puede existir en el ámbito de los pasatiempos inútiles, que es el tiempo donde se supone que se escriben, si es que deben escribirse, las obras inútiles. Ante la realidad de la pobreza y al no encontrar el hombre normal ningún provecho que sacar en esta situación, se va. Al hombre normal no le atrae nada donde no saque algún provecho. Entonces a la falta de recursos se le suma, entonces, la soledad. Nada esperanzador el panorama.Poco a poco, también, se podría decir milimétricamente, se va distanciando y perdiendo el hilo de la realidad del cómo es el modo normal de ganarse la vida, ajustado a la vieja práctica de sacarle provecho a cada una de las situaciones que se presentan. Se inicia una navegación en aguas inciertas en las cuales se puede volver un imposible prever cualquier resultado con aquel mundo que sin embargo no es posible abandonar. El primer aviso contundente de aquel desapego lo da una constante que va más allá de lo momentáneo : la falta de dinero.
Hemos visto autores, sin embargo, que le han conseguido ganar a este destino. Con una dosis de osadía y otra de conocimiento natural de las artimañas del escalamiento y la adulación, consiguen penetrar ámbitos políticos y postularse a cargos en ese sector, asegurándose salarios , honorarios, jubilaciones y desembolsos. Otros han tomado otro camino y se han ido a instalar a países que poseen una mayor receptibidad a las manifestaciones artísticas para encontrar un ambiente más favorable al recibimiento de su trabajo. Aunque algunos escépticos pensamos que aquí hay otra suerte de peligro : puede ser en realidad un ambiente más propicio para sustentar alguna suerte de apetito urgente o simplemente vanidad, pero tal vez también sea un ambiente dudoso para obtener calidad y algún rasgo original del trabajo que realice. Es probable que se caiga en alguna escuela literaria o que se termine escribiendo para agradar a los agentes literarios u otras personas normales, pueblo. Se ha dicho que está ya todo escrito, que no habría mucho más que agregar. También puede ser que haya muy poco escrito, que en verdad la falta de testimonios sea abismante, casi apavorante. Es probable que aún haya muchos mitos para derrumbar, demasiados prejuicios que desterrar. Tantos, que aún estamos en pañales y esperamos con una buena dosis de esperanzas de que vengan a perderse en este mundo de caza continua de la verdad otros participantes, otros valientes jóvenes que toleren ser, una y otra vez, ignorados. Ni qué preocuparse que esa indiferencia comienza con el ninguneo proveniente de la propia la familia. Es obvio que ningún componente va a suponer que es probable que el ninguneado tenga algo que decir. Siempre va a suponer lo contrario : que es un autista, tal vez alguien con señales de irresponsabilidad, o simplemente un perezozo disfrazado de artista. Lo instintivo en las personas normales es rebajar de inmediato al que está desluciendo, al que está tropezando en el camino trillado, al que está revisando el papel social que le corresponde.
Y toda esta situación aberrante encuentra su corolario, qué cosa más inicua, en las instancias y organos culturales que las ciudades y los países, y que supuestamente fomentan e incentivan la producción artística e intelectual de los ciudadanos. Ministerios, subsecretarías o casas de la cultura no suelen ser otra cosa que simples botínes políticos frecuentados por almas de funcionarios que benefician su vanidad apareciendo socialmente como voluntarios o padrinos o también apadrinados de una causa loable, o que se benefician adulando y medrando en la burocracia. Son los apadrinados verdaderos catadores de premios, de becas, bonos, subsidios o puestos.

Texto agregado el 20-01-2014, y leído por 92 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
20-01-2014 Que verdad tan contundente y amarga.Quienes escribimos somos tratados como locos o como parias descentrados de la realidad,pues los ojos de la turba no pueden ni siquiera entrever lo que ve el artista.UN ABRAZO. gafer
20-01-2014 Amigo Anduenza, "la verdad aunque severa es amiga vedadera", dice el refranero popular. Gracias. Saludos y deseos de paz y bien para usted. reyabel2013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]