TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / barrunta / La medida de un poema. A Antonio Orihuela.

[C:536540]

"La poesía dejará de ser una cosa triste
cuando empiece a tener que ver con la vida de la gente,
cuando la gente vuelva a ser la que decida qué hacer
con sus vidas y con las palabras,
mientras tanto
todo esto que hacemos seguirá siendo
literatura." A. Orihuela.


¿En cuántos lugares, en cuantos bares, en cuántas cátedras, en cuántos lodazales

encontrará usted a alguien

que firme, que jure

que escribe poesía pegada

a la vida?




Y será verdad, seguro. A la vida.
A la vida de alguien, será.

Aquí deberían permitirme una, otra más, referencia a quien viaja en taxi, por causa del amor, etc.

Pero obviemos lo obvio, evidenciemos lo evidente. Sin más. No es mi vida.

Con el máximo respeto, eso sí, al gremio de hombres que deberían gobernarnos, pero conducen coches, en cambio, con lucecita verde.

Así que, con el pecho hinchado, de domingo por la mañana, nos atrevemos a lanzar un par de ideas al mundo (no muy alto, que el vecino es segurata de turno de noche, y se nos mosquea tela):

Axioma 1. La poesía sólo se pega a la vida, cuando es útil para la vida.

Axioma 2. Es útil a la vida aquello que trae esperanza a la vida.

Axioma 3. Traer esperanza a la vida, es transformarla. Combatir la impotencia.

Axioma 4. Si la metáfora presenta la vida en su esencia, para que pueda ser comprendida mejor, y mejor transformada para la esperanza: poesía.

Axioma 5. Si la metáfora presenta la vida en su esencia de orden, de inmutabilidad, de la ley del sálvese quien pueda, deviene en chorrada. Probablemente sentimentaloide. Probablemente repetida hasta la nausea
del chupito
de suavizante.

Axioma 6. Abandonamos el confesionario (=culpabilidad), para aferrarnos al Twitter (=cinismo). Así está el tema.



Pues el poema de Orihuela
se basa en la palabra “vuelva”.

Sí, sí, suba hacia arriba, y busque “vuelva”.
Porque lo que está por llegar, viene de algún lugar
y todos los días pasa por aquí, sí, sí, sí, todos, sí
pero por una vez
no lo dejaremos ir. Y, venga, que palante, que ya,
que mira
cómo se van cayendo
cómo dejan de molestar a la gente
cómo se van quedando solas
como secas, cómo no sienten, cómo nadie ya, solas
las letras
enfermas
con sus penas.

Texto agregado el 02-02-2014, y leído por 76 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]