TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / zasira / Playground

[C:536986]

Estoy inmersa en un estudio sociológico que no terminará pronto…y por ahora los resultados no son menos que patéticos.

Es curioso como el simple contacto milimétrico nos hace sentir de una manera distinta. Recordad ese viaje en metro, autobús…donde subió junto a vosotros un tipo sucio y de alma visiblemente desordenada y os rozó el brazo. O cuando habéis sentido el simple toque de las yemas de los dedos del dependiente en la palma de la mano…en vez del tacto liso y frío de un ticket de compra.

Pero eso solo era el primer nivel. Impresiona ver como cada persona que nos toca es capaz de convertirnos en bestias elementales e instintivas o en simples objetos decorativos vacíos: a veces, se nos presenta alguien esculpido en sueños y el simple hecho del contacto palma con palma o (más peligroso) mejilla con mejilla, nos transforma en marionetas sonrojadas con sonrisas diseñadas para el momento. Por el contrario, el hecho de encontrarnos en la misma situación con un futuro superior, en el contexto de una entrevista de trabajo , ¿por qué no? nos vuelca la persona en un recipiente artificial y mecanizado.

Pero ahí no queda el caso. Si extendemos el tiempo de fricción más aún el resultado es alarmante. Hay personas con la maravillosa capacidad de postrar a sus pies a cualquiera que le rodee sin proponérselo…y les da igual. Hay personas que vigilan tantísimo el contacto humano que ni siquiera son capaces de reproducir una reacción propia…o de provocarla. En cualquier caso estos dos nos cambian por personas más o menos vulnerables, en seres ansiosos con la cabeza hecha mimbre esperando una mirada, una sonrisa… en juguetes rotos, al fin y al cabo.
Tristemente, hay otro extremo y son esos personajes apasionados del afecto en cualquiera de sus prismas y como buenos fanáticos, no entienden un mundo sin esa vehemencia superlativa. Nosotros, nosotros…¿en qué nos convertimos nosotros ante esto? Esta es la única especie que va a sufrir la desgracia sí o sí, pues ante ellos, lo demás adoptamos su misma forma para después transformarlos a ellos en aquellos juguetes rotos…porque somos así de miserables.

El problema de este estudio es simple: la base del mismo es que todos somos a ojos de quien sea, en algún momento, cualquiera de estos especímenes (o cualquier otro no descubierto aún) y dependiendo de con quién estemos manteniendo ese extraordinario contacto, adoptamos una forma u otra. Es insufrible, años y años formando una personalidad y una forma de pensar, la cual ya es difícil de controlar, para al final caer en que todos somos muñecos de trapo del resto de titiriteros. Y que a todos se nos descoserán las costuras.
Y que son pocos los que tienen la suerte de ser remendados.

Texto agregado el 09-02-2014, y leído por 84 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
09-02-2014 el mito de la caverna, de Platón patenta esa realidad fantasmal que atenaza... por otro lado la mayoría actúa por reflejo u imitación vaciados del elemento racional que sojuzgue y controle los impulsos instintivos tan exacerbados por modas y otros tiranos sutiles... saludos. atanasio
09-02-2014 Tu reflexión es !Muy buena! La narras con mucha imaginación, norte y dirección, un hilo de seguimiento, mu y buena me gustó. Saludo de afecto y estrellas ***** NINI
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]