TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Canon / La gata mató a la curiosidad (Cuento Colectivo)

[C:537787]

(01) Estaba aburrido en su casa del quinto piso. Hacía calor, el aire no corría y creía que se iba a derretir en el sofá, que ya había adoptado su forma. Sin poder aguantarlo más, se levantó, se asomó al balcón, y desde ahí la vio.

(02) Era la misma gata persa que ya le había visitado en otras ocasiones. Posiblemente atraída por la flores en las macetas que colgaban primorosas, sus dos ojos de distinto color le miraban fijamente, como si lo conociera de toda la vida.

(03) Bajó de dos en dos las escaleras. Se acercó poco a poco en un intento de acariciarla, no sin sorpresa se apercibió que ella se refugió entre sus piernas, en un ronroneo parecía hablarle.

(04) Desde pequeño, no le gustaban los gatos. Recordaba con singular inquina cómo el gato negro de su abuela, aquella terrible pantera de jardín, le arañaba y bufaba cada vez que le veía. Pero aquella gata zalamera era distinta, e inexplicablemente dejaba aparcada su desconfianza cuando ella se acercaba.

(05) Le acarició el lomo y ella realizó el característico movimiento de levantar la parte posterior del cuerpo al disfrutar del contacto humano.
Reparó en el collar que llevaba al cuello y leyó el nombre: Sofía...

(06) Y entonces en un relámpago enceguecedor al leer el nombre se abrió una puerta cerrada de su memoria. Tambaleó y trató de rechazar el contacto con el animal.
La gata con un aullido casi humano se abalanzó sobre su cuello.

(07) Sofía... no podía ser cierto... Cogió a la gata por el cuello con ambas manos. Los ojos, uno azul y otro pardo, le enseñaron dos escenas distintas, como dos diminutas pantallas de cine que proyectaran la locura.

(08) La cara de la mujer que tanto había amado se reflejaba en el azul de esa mirada felina. Su cabellera rojiza era un contraste que lo atraía hacia el pasado.

(09) Al día en que loco de celos había apretado el cuello de su amada Sofía hasta extraerle su último aliento que el tomó con un beso desquiciado.

(10) Observó el otro ojo del animal, que ya más tranquilo lo miraba fijamente.
Vio a Raúl como aquel día, y recordó la daga con que le había dado muerte.
La gata parecía acusarlo, y se mostraba por momentos agresiva, como si deseara hacerle el mismo daño que él había provocado a aquellos desgraciados.

(11) El gata se liberó de su agresor echando un zarpazo a los dedos que la aprisionaban. El hombre se retrajo, soltándola, y la vio cuando se alejaba corriendo calle arriba. Le corría un sudor frío por el espinazo.

(12) Se preguntaba aterrorizado si la gata sabía realmente lo que había hecho o se lo había imaginado. Y si lo sabía, ¿cómo? ¿Acaso era Sofía reencarnada? No iba a vivir con esa angustia. La próxima vez que la viera, comprobaría si era verdad aquello de las siete vidas...




Autores:
(01) & (11) Canon - (02), (09) & (12) Walas - (03) Audina - (04) & (07) Ikalinen - (05), (08) & (10) Agostina - (06) Yvette27

Título: Walas





Texto agregado el 23-02-2014, y leído por 178 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
05-10-2014 muy bueno en verdad un equipode lujo vicanto
24-02-2014 Como primer cuento, es interesante saber cómo quedo. Creo que muchos más cuenteros se animarán a participar. Audina
23-02-2014 Volvería a matar a Sofia, que seguro le restaban 5 vidas. rentass
23-02-2014 Muy interesante me gusta, es un cuento dinàmico eso despierta la imaginaciòn del siguiente cuentista. Muy bueno lunazaul
23-02-2014 Como ha cambiado el cuento!! interesante ejercicio. elisatab
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]