TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Canon / Sólo por ella (Cuento Colectivo)

[C:538469]

(1) En la oscuridad de la noche se percibe su silueta. Está solo, fumando incesante. La echa de menos, a ella. Esa mujer que lo dio todo por él. Se nublan sus ojos pardos, y masculla entre dientes. “Ahora, que las circunstancias se tornaban favorables”. Recuerda esos días de entrega, pasión, de compartir vivencias, confidencias de dos enamorados.

(2) Pero nada es eterno, parece decir el rostro enjuto que lo mira desde el espejo.
Lentamente llegan a su memoria los primeros indicios de los eventos que ocurrieron después.
Un par de lágrimas culpables le recriminan no haber actuado en aquellos momentos.

(3) Su conciencia lo carcome y se le atraviesan en la garganta las palabras que, ahora, suspendido en la tienda de cristales cerrada que tiene enfrente, desea escupir a todos y cada uno de sus grotescos reflejos. Apenas es una sombra de lo que era cuando se conocieron. Entonces ambos eran unos críos, pero no intimaron hasta la edad adulta... y poco tiempo les duró la felicidad.

(4) Si tan solo hubiera insistido para que acudiera al especialista que sus amigos les habían recomendado.
Pero su temor excesivo a los médicos había hecho que demorara demasiado en realizar una consulta.
La palabra tarde está grabada en un rincón de su cerebro, y no deja de martirizarlo.Llora profundamente.

(5) Al menos le queda el consuelo de que al final sí fue valiente y actuó a tiempo, cuando ella se lo pidió. No soportaba la idea de marchitarse y que sus últimos recuerdos fueran de un cuerpo que le había fallado a su espíritu indómito.

(6) La infección había afectando a su sistema nervioso. Los antibióticos hicieron remitir un mal que ya había dejado sus secuelas irreversibles. Las facultades que había perdido, jamás las recuperaría -eso les habían dicho los médicos-. Al cabo de un tiempo, llegó su primer ruego, ese de que la ayudara a morir...

(7) No podía verla así ni un día más. Estaba mentalizado para lo que tenía que hacer. Sabía que para algunos era un asesinato, la eutanasia no era legal.


Ella estaba postrada en la cama del hospital. En estado de coma. Su vida dependía de una máquina. Ambos habían hecho un pacto antes de casarse: si por un accidente o enfermedad mortal estaban intubados desprovistos de razonar, o de comunicarse. El otro, tendría que ser la mano ejecutora del fin.

En un estado parecido al trance, desenchufó la máquina con infinito dolor. Ella, se quedó con una sonrisa en su rostro.

Todo había concluido.




Autores: (1) & (7) Audina (2) Glori (3) Ikalinen (4) Godiva (5) Walas (6) Canon

Título: Audina

Texto agregado el 07-03-2014, y leído por 122 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
08-03-2014 Un trabajo que tiene muy buena secuencia y coherencia de todos los que le dieron forma e ingenio a este ameno relato. inkaswork
08-03-2014 Me agradó participar. Son fantásticos todos mis compañeros en este relato. Parece que sólo una pluma lo hubiera escrito. ¡Gracias a todos y cada uno de ellos por participar! Audina
07-03-2014 Quedó muy bien, 6 plumas unidas en un cuento coherente, historia dura, y final redondo. walas
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]