TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / odliam / El Nevado

[C:538973]

La tarde comenzaba a flaquear y ya se dibujaban las primeras líneas oscuras que traía la noche desde el horizonte.

Había sido un día apacible y planeaba terminarlo en esa forma, sentado en la reposera del jardín. Todo se allanaba a un atardecer placentero y mi mente se solazaba en un cálido bienestar.

Los pasos de Elfo corriendo por el pasillo de entrada al Archivo se oian amortiguados por las almadreñas de paño con la punta delantera doblada hacia arriba que siempre usaba.

No intenté eludirlo, ya sé que es imposible. Cuando estuvo al alcance de mi percepción gritó como si se encontrara muy lejos:

-¡Adivina qué! -Se lo veía muy excitado y contento.

-Si bajas la voz podré escucharte pero adivinar no es mi fuerte, -mi respuesta fue varios decibeles por debajo de mi voz normal tratando de compensar por el berreo con que el enano venía a destruir mi tranquilidad.

-He estado buscando por algún tiempo una leyenda para que tengas una mejor comprensión de la América Latina y ¡acabo de encontrarla!

-Mi pequeño sátrapa -le espeté sin ningún respeto. -Si existen variedad múltiple de cosas en este mundo, son las leyendas. Las hay románticas, explicativa de la naturaleza, con moraleja y mil y una formas más. ¿Cuál es el motivo de tu excitación?

-Ya verás, ya verás, escucha:

-Comencé a buscar por el norte, la búsqueda fue concienzuda pero como de costumbre, los humanos están más prestos a creer en los peces de colores que en las hadas. Tan pronto les hablaba corrían a ver un siquiatra para que les explicara porque escuchaban voces en sus cabezas.

-En una de las tantas oportunidades que tuve, me acerqué furtivamente a una mente que parecía prometedora; no queriendo despertar sospechas antes de tiempo comencé a explorar y vieras la sorpresa que me llevé cuando encuentré en una yacija un cachorro de lobo que me miraba tan asombrado como yo a él

-En principio, pensé en aullar un saludo pero el cahorro se me adelantó y luego de un corto gemido me preguntó, hablando en "lobuno":

-¿Qué haces aquí? El dueño está durmiendo


-¿Qué dijiste? -Le interrumpí casi gritando, el duende había logrado sorprenderme, -¿Qué es "lobuno"?

-Es el idioma de los lobos, ¡zanguango! Me insultó innecesariamente.

-Y tú hablas el idioma de los lobos, -pregunté sarcásticamente.

-Yo hablo todas las maneras de comunicarse de todos hasta de las piedras pero ¡deja de interrumpirme!

-¿Quieres hacerme creer que las piedras se comunican en lenguaje "piedruno"? -Acoté sin poder contenerme.

-¡Cállate de una vez y escucha! -me respondió ya con el borde de las orejas coloreado por una línea púrpura.

Mantuve mi compostura y el gnomo continuó más apaciguado:

-No me importa que esté durmiendo, prefiero hablar contigo, le dije al lobezno.

-Está bien -me respondió pero igual es posible que oiga alguna vocecita que le susurra cosas. -¿Qué quieres saber?

-¿Conoces alguna leyenda interesante? -Pregunté algo desilusionado pero ante mi sorpresa me dijo:

¡Oh, sí! Aquí mismo en Toluca tenemos una muy bonita que te puede interesar.

Hace muchos años, -comenzó a contar el lobito y le agradecí mentalmente que no usara la frase "Había un vez..."

Hace muchos años, vivían en estas tierras dos hermanos sacerdotes que disputaban la supremacía de uno sobre el otro mediante diferentes métodos. El mayor de ellos era aguerrido y beligerante por lo que siempre comenzaba las guerras y antinomias que eran luego calmadas por el hermano menor, de muy buen talante y siempre dispuesto a contemporizar.

Como todos sabemos, también los dioses pueden llegar a cansarse de tanta pelea y sacrificios. Tan es así, que en un momento se llenaron de ira contra el hermano mayor y decidieron eliminarlo pero no contaron con la misericordia que habitaba en el corazón del hermano menor que en el momento en que se debía cumplir la sentencia sustituyó a su hermano y murió en su lugar lleno de amor filial. Como homenaje a tan buena acción, los dioses cubrieron su cuerpo en medio del bosque y pronto se formó en el lugar el cerro Jocotitlán.

El hermano mayor, sin ninguna pena, creyó quedar dueño de todo el poder y comenzó un era de tiranía y dolor. Esto colmó la medida de los dioses quienes sin piedad, llevaron al sacerdote al centro del valle y abriéndole el pecho lo dejaron que muriera lentamente. Desde el corazón de este hombre comenzó a brotar una lava roja e hirviente que cubría la zona y formaba un nuevo cerro. Sintiéndose morir, el arrepentimiento llegó a su corazón con lo que el volcán se enfrió y al pedir perdón los dioses le permitieron compartir la región dando así nacimiento al Xinantécatl.

El nombre de este cerro proviene de dos voces nativas, del matlatzinco (Tzinantécalelly) y del náhuatl (Xinantécatl), que significan "hombre desnudo" y se refieren a la perspectiva del cerro desde lejos que parece ser el cuerpo del hermano mayor antes de morir. Esta etimología es una de las más aceptadas pero no es la única.


El lobito calló y en el silencio que siguió pude "ver" con claridad la hermosa enseñanza de amor que tejía la leyenda que, acompañada por el magnífico espectáculo que presenta el Nevado de Toluca como se lo conoce también, daba un calor de ternura al corazón.

En ese momento, sentimos los primeros movimiento que hace la mente al despertar por lo que agradecí profusamente a mi nuevo amigo por su ayuda y me preparé para abandonar el Archivo sin causar ningun disturbio.

El lobezno me despidió cariñosamente y me dijo:

-Tengo muchas historias más para contarte, vuelve cuando quieras.

Le aseguré que lo haría y volví corriendo aquí para contarte tan bella aventura.

Me quedé maravillado escuchando a Elfo, me parece que sé por donde anduvo pero no quise romper el hechizo de tan linda leyenda hablando y así en silencio hicimos una comunión de sentimientos que todavía alegra mi alma al recordarla.

Texto agregado el 18-03-2014, y leído por 256 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
05-05-2014 *****Las leyendas de América Latina tranquilizan a las fieras, digo, a los elfos. :) Qué bello es encontrar este homenaje a yar. Solo_Agua
23-03-2014 :D Cómo me guuuuusta esto!!! Jajajajaja - con lo sabio que es el lobo de Ray, seguro que tienes a tu elfo entretenido por un buen rato, escuchando historias y compartiendo experiencias. Lo cual te vendrá bien, por un lado, porque te dejará tranquilo un rato, y por el otro, porque obtendrás por vía libre un buen pellizco de ese gran cuentero. Gran homenaje, Liam. Un abrazo enorme. Ikalinen
22-03-2014 Que bonito es Elfo, se comunica hasta con las piedras, no eso me encanto, que tremendo es. jaeltete
20-03-2014 Ahhhhh... deja platicar con Yar, creo que ese lobito esta teniendo relaciones peligrosas con un "pequeño satrapa" ja ja ja. Un placer de dioses recibir tu visita hermano, ven cuando quieras -con todo y el gran Elfo- Cinco aullidos extasiados yar
19-03-2014 Imaginé a Elfo muy atento oyendo las historias del lobito tierno Yar.... veo que sus visitas ya te saben a amenas... lindo Elfo, saludos***** krisna22z
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]