TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / perogrullo / Once razones para estarse en casa.

[C:539251]

Uno.
La clásica razón de la tormenta.
Ni los tontos salen por ahí a mojarse cuando arrecia el temporal. Es algo sabido que no admite contestación. Por ello hay una doble razón cuando se avecina una tormenta: no calarse, ni dar pábulo a la extensión de la idea de ser más que un tonto. Además concurre una tercera que ya casi urge plenamente la permanencia en casa que no es otra que la presencia de un elemento que aconseja la estancia en interior que no es otra que el terror o el miedo.
Por ello: no pasar por tonto, no mojarse y conjurar el miedo; eran suficientes para conceptuar un capítulo referente al miedo a salir, a la necesidad de no salir y a la conveniencia de estarse en casa.

Dos:
Sentarse a esperar acontecimientos.
Es también una razón de peso por un doble sentido pues es cierto que se evitan bastantes dolores de cabeza permaneciendo tranquilamente en casa a espera de alguna visita, visita que generalmente no se suele materializar pero que no por ello se suele desechar de una manera definitiva.
Llevaba- cuentan- un hombre esperando una visita de las que podríamos llamar gratas durante cinco años y cuando finalmente tocaron a la puerta era la misma parca- disfrazada eso sí, que no es aconsejable salir con la guadaña en ristre por la calle. Pero lo más sorprendente fue que dada la necesidad de hablar con alguien que no fuera él mismo y, sin dejarse llevar a engaño por el disfraz, le dejó entrar.

Tres:
Sin ser demasiado consciente de ello.

Viendo la televisión puede suceder que transcurran las horas de manera tan grata en ocasiones que no se sea enteramente conocedor de tan monumental pérdida de tiempo. Lo más curioso del caso es que tal fenómeno suele ir aparejado a la visión del aparato cúbico- ahora también plano- que produce imágenes y sonidos, pues no se ha dado el caso de operar con atentos lectores de periódicos o de gentes con oídos puestos al albur de la programación radiofónica.

Cuatro:
Otros casos y condiciones.
El miedo al ágora o agorafobia- como ha sido fijado técnicamente- puede ser otra razón por la que uno no se mueva del dulce hogar. Tal fenómeno suele estar en conexión con otro tipo de circunstancias al epicentro del fenómeno.
También se ha configurado con altos niveles de estrés sicosocial que dificulta e incluso impide al sujeto moverse con entera libertad. El sujeto se arrebuja y reconcha en su domicilio y no lo abandona para nada pudiendo permanecer dentro tan largas temporadas que puede ser olvidado hasta por la vecindad.
Ha habido casos de gentes que han sido dados por muertos- que repentinamente han echado a andar- demostrando la equivocación de la creencia.
Casos en los que repentina e inopinadamente y sin razón aparente, el dado por interfecto ha salido a la calle abandonando su reclusión mediante la curación que el gremio de los practicantes de la medicina vendrían a llamar espontanea sin que se hayan elaborado hipótesis definitivas que expliquen las razones de la curación.

Cinco:
Para lo que hay que ver.
Razón definitiva en algunos casos. No obedece a fobia alguna si no a una postura que podríamos conceptuar casi de filosófica sin ningún tipo de motivación externa más allá de la propia voluntad del sujeto.
Puebla todo tipo de cenobios y conventos.

Seis:
Vecindad sinapística.

También causa tendencia y determina el arrebuje de determinados sujetos con otra tendencia a pensar que todo lo que se da bajo el sol es de su pertenencia.
A tal efecto merecen capítulo aparte, los clavadores intempestivos de clavos, cerradores sonoros de persianas y demás fauna vecinal.
A fuer de tales prácticas pretenden poner en danza vecinal a todo bicho viviente que se atreva a dar señales de vida a su alrededor. Asunto arduo, qué duda cabe, frente al que sólo cabe armarse de paciencia y como en el capítulo segundo se explicita sentarse a esperar acontecimientos.

Siete:
Elecciones generales.
También determina comezón y tendencia a la introversión y el encierro, el bombardeo constante del típico mensaje electoralista por definición. El sujeto forma alrededor suyo un caparazón por no hacerse recepticio a alguna suerte de planteamiento partidista. Ni que decir tiene no opera en los amantes de la cosa pública y política en general.

Ocho:
Vecinos que lo hagan por ti.
También es causa de encierro la salida y el trasiego constante de la vecindad en un ajetreo incesante y sin fin.
El resto de la calle asiste atónito al fenómeno conturbado y paralizado por una mezcla de pánico y sorpresa frente a tal mecanismo de ocupación del ocio y del espacio urbano. Tampoco existe otra solución que la de esperar acontecimientos.

Nueve:
La vida en palacio.

Se hace evidente que si uno dispone de sauna y hasta un pequeño campo de golf, amén de grandes espacios ajardinados, se echa de menos en falta el ámbito exterior por tenerse presente en parte el ámbito exterior dentro. Es lo que tienen las casas grandes. se hace evidente que en tales ámbitos la presencia de servidumbre y los modernos medios de comunicación conjuran la soledad de una manera posiblemente tan eficaz que tampoco se haga en falta elemento humano alguno. Por ello merece capítulo aparte tal modalidad y de ello dejamos constancia palaciega.

Diez:
Empeñarse en escribir novelas.
Es también causa de excepción vehiculativa tal denuedo frecuentemente infructuoso pero que resta de la circulación igual que si se estuviera escribiendo la Regenta.
Como siempre cabe pensar que el futuro apreciará de alguna manera tales molestias y el así ocupado a menudo recorre un camino que de otra manera no realizaría siguiendo la zanahoria de la notoriedad que no se da en otras profesiones.

Once:
Lo anterior, pero sólo con la idea, que no se acaba de materializar.

Texto agregado el 23-03-2014, y leído por 78 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
23-03-2014 Yo me quedaría en casa... por la única razón válida: que tengo casa. Ya veré de comprarme una. gimaf
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]