TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / odliam / Monoceros

[C:539460]

Yo estaba disfrutando de la tarde en los acantilados. Quiero estar en este lugar. Sé que es bucólico y un tanto provincial; también, es acogedor y agradable.

Debido a mi trabajo, viajo por todo el mundo, ya sabes, pero incluso en los mejores lugares, las grandes ciudades o en los mejores paisajes, siempre me acuerdo de la libertad, la paz y el esplendor de los acantilados de Cornualles.

Mientras caminaba por la tierra pedregosa del pequeño sendero, estaba pensando en un nuevo ensayo que me pidieron que escribiera sobre "criaturas fantásticas”.

Estaba haciendo una revisión rápida de algunos de ellos en mi mente mientras trataba de imaginar una manera de describirlos y ser entretenido al mismo tiempo cuando, de repente, escuché la bien conocida voz de mi enano y castigo:

-Veo que está teniendo delirios de nuevo, mi mascota!

Mi mascota, me llamó «mi mascota»! ¡Que estaba pasando en mi duende para que me llame “su” mascota? En todo caso, ¡yo no soy mascota de nadie!

-¡Oh, sí! ¡Mi pequeña bestia! -Tomé represalias con saña; -agradeceré que no me llames "mascota", ni en privado ni en público. Por cierto, ¿qué es lo que quieres decir con ‘delirios’?

-Bien, -su voz era brillante por el sarcasmo, -¡mi adulto y sabelotodo amigo! - Voy a dejar de mostrar mi afecto por ti, en privado o en público! Por delirios, me refería a tu pensamiento acerca de lo que una criatura fantástica es y ¡lo que no lo es!

-Deja de tener esta conversación de dos argumentos a la vez, ¡por favor! Simplemente explícame qué quieres decir con ‘el pensamiento acerca de las criaturas fantásticas.’ -Ya estaba harto de tener mi cerebro dividido en dos discusiones al mismo tiempo.

-Tú lo empezaste, -replicó el duende y continuó:

-Esa es una tarea fácil, mi... err, lo siento! -Era evidente que me estaba tomando el pelo pero lo dejé pasar, yo quería un poco de ayuda de mi entrometido crítico sobre el ensayo acerca de las Criaturas Fantásticas.

-Vamos a ver, -puso una cara muy seria, como si pensara profundamente, sentí la necesidad de darle una patada en el oído interno.

-Estabas pensando en Monoceros fantásticos, vi la imagen en tu mente pero si hay una criatura que no es mítica, ¡es un Monoceros! -Terminó la frase y me miró de soslayo, yo sabía que estaba esperando mi reacción. ¡Y no dejé que esperara demasiado!

-¿Monocero? -¡Casi muerdo la palabra! -Qué cosa, en tu insolente mundo es un Monocero?

Elfo parecía contento por mi reacción. -Monoceros, mi pequeño ignorante ... Monoceros, ¡con una hermosa sibilante y curva "s" al final! Es una palabra griega, ya sabes que a ellos les gusta todas esas curvas como se puede ver en sus esculturas.

-Deja de dar una conferencia sobre los griegos,
-Odio cuando divaga solo para mostrarme lo mucho que no sé.


-¡OK! -pareció cansado de provocarme pero está claro que me equivoqué.

-Monoceros es la palabra griega que significa "Unicornio”, ya ves: mono (uno); ceros (cuerno), como en el ‘rinoceronte’ o ‘el cuerno sobre la nariz’. ¿Entiendes? -Me trataba como a un estudiante sin inteligencia. ¡No podía ser más ofensivo!

-Elfo, -esta vez yo hablaba despacio, muy despacio, -¡estás muy cerca de cruzar la línea estrecha de ser asesinado! -Utilicé esta palabra, en lugar de 'matado', sólo para demostrarle que sabía palabras académicas. Pareció tomarlo en serio.

-OK, ¡tienes razón! El Unicornio no es una criatura fantástica, sólo es un ser un tanto despreocupado, que, al carecer de comprensión de lo que pasaba a su alrededor, llegó tarde a su cita.

-¿Llegó tarde a su cita?
-Ahora era mi turno de llenar mi comentario con ironía. -Y ¿qué tiene eso que ver con ser una criatura fantástica o no?

-¡Allá vamos!
-¡El gnomo disfrutaba estas conferencias donde me tenía como audiencia y sufriente oyente!

-Hace muchos, muchos eones, cuando llegó el momento de dejar el lugar de nacimiento de los seres humanos, muchos de los animales y las plantas tuvieron que seguir su ejemplo y dejar el lugar también. -Nunca deja de admirarme el cambio que despliega Elfo cuando piensa que está enseñando algo que me puede hacer una mejor persona.

-En ese entonces, -Elfo hablaba con un rostro soñador, -nos dijeron que cambiáramos el nombre del Jardín por «Galwrst» ya que los hombres, las mujeres y sus seguidores tenían que ir a vivir al Este, donde las cosas eran un poco más duras de lo que solían ser.

¡Ah!
-Me encanta interrumpir el enano cuando se pone académico. -Por lo tanto, ¡fue entonces que los unicornios llegaron tarde para unirse a la caravana! ¿Cierto?

-¡No!
-Sonrió mientras decía esto. ¡Le gusta contradecirme!

-La pareja de Monoceros, -prosiguió satisfecho de haberse defendido de mi ataque, - eran criaturas muy puras y agradables pero como te dije anteriormente, eran y son, salvajes y sin preocupaciones. Tanto es así, que sólo las vírgenes pueden domesticarlos. Vestales vírgenes humanas, las del tipo que no se pueden encontrar ya en Galwrst.

No podía dejar que esto pase de largo. -¡Oh! -Dije fingiendo sorpresa.
- ¡No tienen vestales vírgenes en Galwrst! ¿Qué pasó? ¿Hubo una especie de bacanal en los siglos pasados?


Ni siquiera sonrió. -Aparentar ser un bromista torpe no te queda bien, ¡mi pequeña mascota! Me refería a las vestales humanas -Evidentemente, la broma no era de su gusto.

Puse una expresión compungida en mi cara, así que, apaciguado, continuó:

-Te contaba cómo es un Monoceros, sin preocupaciones y salvaje, así que pasaron algunos eones y todo parecía "en marcha", incluso si la humanidad no estaban muy bien, pero eso es otra historia.

Un día,
-Elfo estaba usando su rostro de “recordar” de nuevo, -La pareja desapareció de Galwrst y Titania nuestra Reina, envió una patrulla de hadas a buscarlos.

Encontraron a Monoceros y a su compañera haciendo cabriolas en el Bosque Petrificado. Cuando se les preguntó qué estaban haciendo, Monoceros declaró que estaban aburridos y decidieron salir a ver el mundo nuevo pero que había estado lloviendo durante mucho tiempo y se refugiaron en el bosque.

Sabían que era un pecadillo, por lo que cuando llegó la llamada a entrar en el arca, se escondieron en el bosque interior para evitar el castigo.

-Así que ya ves, Elfo
-abrió las manos como si me mostrara una imagen. -como no estaban a bordo del arca, no entraron en el mundo "real" y se quedaron en el mundo de fantasía, como tantas otras especies.

¡Yo estaba estupefacto! ¿Se puede creer semejante historia? Elfo siempre encuentra la manera de asombrarme, sus explicaciones sobre cómo sucedieron las cosas, y por qué, son siempre sorprendentes.

Lo mejor es que ahora tengo una buena historia para desarrollar sobre las criaturas fantásticas. Debo reconocer que en estos casos la ayuda de Elfo es invaluable.

Texto agregado el 27-03-2014, y leído por 128 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
05-05-2014 (Lo que sí es cierto es que esta creencia sobre los seres fantásticos es tan dulce.) Solo_Agua
05-05-2014 *****Si dice mentiras o verdades, me gusta escuchar lo que dice...sea como sea. Solo_Agua
20-04-2014 Jeje - No sé por qué se me había quedado esta historieta sin leer... Menos mal qu eme di cuenta. Tu elfo es todo un personaje. Su interpretación de la realidad es... divertida. Entiendo que te incordie, pero en el fondo, seguro que disfrutas lo indecible con él ;P Ikalinen
28-03-2014 Pero que bién nos culturisa tu elfo, para mí es creible, saludos***** krisna22z
27-03-2014 Yo tengo algunos mundos fantásticos a los que les falta un ser fantástico.Voy a tener que pedirte prestado tu Elfo para que me asesore.Muy entretenida tu historia.UN ABRAZO. GAFER
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]