TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / heisenhen / LA CASONA DE LOS PORTALES.

[C:540817]



LA CASONA DE LOS PORTALES.



(Sucedió en Juxtlahuaca).



La casa estaba abandonada, los adobes cayéndose por el tiempo, los viejas vigas del techo podridas por los inclemencias del tiempo y el paso de los años, y por las noches se escuchaban las notas del viejo piano, era la vieja casona de doña María Nieves, señora acaudalada venida a Juxtlahuaca, de la madre patria España, era el año de 1581 cuando Doña Nieves se casó con don Pedro De Acevedo, nombrado Duque de los Valles de la Santa Cruz y de Santo Domingo, por la corona de Aragón España; de las mixtecas, Alta y baja del Marquesado de Oaxaca, Doña Nieves mujer hermosa y honorable de la aristocracia española, era un mujer culta, pero muy supersticiosa y fiel guardián de la fe católica, su casa era la más grande de la villa, donde el poder político, religioso y social de la época se manejaba al antojo de tan orgullosa mujer, dona Nieves era amiga de doña Manuela, sobrina directa del Marqués de Oaxaca, y le invitaba seguido a la villa de Juxtlahuaca a disfrutar de la calma aparente del valle verde, en la casa de doña Nieves, vivían con ella sus dos sobrinas, jóvenes hermosas de 17 y 18 años, que habían regresado de la madre patria, María Cristina y María Candelaria, los fines de semana, cuando se hacían las tertulias en la casona, eran el orgullo de los Duques, así el Duque de Villa Guerrero, un joven caballero conquistador del de Rio Frio, amaba en secreto a María Cristina, y pensaba pedir su mano, pero fue una noche, cuándo en el baile de la fiesta, doña Nieves le llamo, diciéndole que María Candelaria era la sobrina que le esperaba como esposa, el sintió que el suelo y el cielo se le juntaron, así mismo, más pronto la Duquesa anuncio el compromiso entre los dos a la concurrencia, por lo cual María Cristina decepcionada con la determinación de su tía, corrió a su alcoba y se encerró, ahí permaneció sin saber por cuanto tiempo, los Duques al tercer día mandaron al mayordomo a buscarle, no logrando que le abriera, por lo que don Pedro llevo a un viejo herrero y forzando la cerradura abrieron, encontrando a María Cristina, muerta, ahogada en la tina del baño de su alcoba, este acontecimiento marco la vida de los Duques y la familia regreso a España, mientras la casona quedo abandonada y por las noches, aparecía la sombra de María Cristina, que tocaba el viejo piano en la sala de la casa, y en el espejo de su alcoba donde se miró por última vez antes de ahogarse en la tina del baño, la vieja casona de doña Nieves poco a poco desapareció, así como su historia se convirtió en leyenda.



Rey Cimba. ©

Texto agregado el 22-04-2014, y leído por 176 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
09-05-2014 Como siempre tu narrativa me fascina, me atrapa. La historia fascinante, muy conmovedora. Excelente!! Besos y abrazos. ;) ojos-claros
27-04-2014 La historia muy bien narrada y conmovedora. Te felicito. Un abrazo. SOFIAMA
26-04-2014 Me encantan estas historias de epoca que se transforman en leyendas. jaeltete
23-04-2014 Un amor imposible, pero un amor correspondido, no fué la mejor opción ir a la tina, me gustó y atrapó, saludos***** krisna22z
22-04-2014 Ahhh... me transportaste en alas de la imaginación al siglo XVI. Tratandose además de una adaptación a una leyenda de mi país lo disfrute por partida doble. ¿Porque tan cortito?. Cinco aullidos fantasmales yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]