TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Por la cuarta edad

[C:541933]

Lo situaban en una poltrona con vista a la calle. La mayor parte del tiempo tenía entrecerrados los ojos mirando sus paisajes. Si los abría era para ver el correr de los claxon, las llamaradas de polvo o el parloteo de viejas gordas que regresaban del mercado. Por la tarde un ángel caminaba con vestido corto y moviendo con cadencia la cadera. Al verla un rayo lo cimbro desde la frente hasta la entrepierna. Tuvo un solitario temblor, y. se dijo “joder, estoy jarioso”

Texto agregado el 17-05-2014, y leído por 214 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
22-07-2014 No se está muerto hasta que dejas de respirar. Muy bueno Carmen-Valdes
28-05-2014 jejejejejej pintorezco, simpático el texto, me encanta la jovialidad. nonon
24-05-2014 Pura vitamina. Jajaja. Ay Senderito, me gustó. Un beso. SOFIAMA
18-05-2014 Es bueno volver a viejas sensaciones, nunca se está muerto del todo mientras exista la imaginación. Estamos latentes. Me encanto como lo dices con un halito de picardía que dan frescura a la narración. un abrazo estimado amigo Sendero rolandofa
18-05-2014 ja ja ja, "pus" es la naturaleza amigo... eeeeh. Cinco aullidos jariosos yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]