TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Lenguaje políticamente correcto por Santacannabis

[C:54212]

“Por hipocresía llaman al negro moreno; trato a la usura; a la putería casa; al barbero sastre de barbas y al mozo de mulas gentilhombre del camino” (Quevedo).

En esta época de la remodelación continua y la moda como traje a la medida, el lenguaje no podía quedarse atrás. Es una tendencia mundial eso de ir cambiando el nombre de las cosas a pesar de las tropelías contra el sentido común. Todos debemos uniformarnos y llamar a las cosas por su nuevo nombre a fin de no herir susceptibilidades. El lenguaje políticamente correcto, se vuelve entonces el maquillaje para no herir con las palabras pero seguir chingando cada día con las acciones. No porque los intelectuales, las políticas públicas y los engalanados discursos, digan “pueblos originarios”, el coleto chiapaneco dejará de referirse a los que consideran inferiores como “pinches indios” y lo peor: las mismas autoridades que han mencionado “pueblos originarios” los seguirán tratando como “pinches indios” y aplicando medidas para pinches indios.
Como este caso hay muchísimos más que resultan aberrantes en lo lingüístico pero absolutamente contradictorios en la práctica opresora de las políticas públicas.
Hay varias aberraciones que me molestan si me pongo políticamente correcta, pero que francamente me divierten:
“Adultos en plenitud” ¿En plenitud de qué? Evidentemente física, no. Económica tampoco porque las pensiones y jubilaciones son una burla. Social tampoco porque los ancianos se han vuelto un estorbo y no lo digo en el sentido figurativo sino en el real. ¿En dónde carajos cabe la abuela si vivimos en un multifamiliar de tres por tres? Cabe mencionar que el término “adultos en plenitud” ha sido la fórmula perfeccionada que antes transitó por senectud y tercera edad.
“Gente con capacidades diferentes” En la ciudad en que vivo, el término sí que tiene sentido. Se requiere una capacidad realmente diferente a las humanas -como volar, por ejemplo- para transitar entre baches, agujeros, rampas mal hechas (cuando las hay) y cajones de estacionamiento ocupados por prepotentes. Fuera de broma, más que capacidades diferentes, serían habilidades diferentes y esto por una cuestión de adaptación a una sociedad que no los contempla.
Otros casos tienen que ver con características físicas: “gente de color” (¿no que el negro no es color?), chinos (para referirnos a todos los orientales), robustos (en vez de gordos); con las profesiones: sexoservidoras (prostitutas), profesionales del hogar (sirvientas); entre varias otras.
Lo grave no es esta floricultura lingüística, sino que es una manita de gato a nuestra realidad carente de propuestas integradoras. Todo este asunto del lenguaje políticamente correcto, tiene anclas en la izquierda. Pero como todo, la derecha lo ha usado para seguir promocionando sus cirugías plásticas y para dotar de contenido social a sus políticas de “chinguen su madre los pobres”
Pero como diría Gertrude Stein: “una rosa es una rosa es un rosa”

Texto agregado el 26-08-2004, y leído por 933 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
10-02-2013 Nueve años después el texto tiene vigencia, clarito, ordenado, irónico e instructivo. Estrellas vienen volando (será porque me parece que vienen desde arriba) FaTaMoRgAnA
29-08-2004 Gracias por tu reflexión. Me gusta Gertrude Stein, aunque a veces, el lenguaje indirecto tiene su encanto lejos de lo peyorativo. Un beso, y buen domingo albertoccarles
28-08-2004 Lo pertubador de lo políticamente correcto es que, bajo una apariencia almibarada, se esconde el eterno maniqueismo para dividir a los "buenos" de los "malos" y para anatemizar a aquellos que se salen de la norma. Tú lo explicas bien con ejemplos clarificadores: los ancianos son molestia -los pobres, que los que tienen dinero nunca les faltará quien quiera cuidarlos- pero para esconder que nuestra sociedad no dedica ni dinero ni esfuerzos escondemos la vejez bajo otra etiqueta menos molesta que nos permita cerrar los ojos y dejarlo todo igual. Y aquel que ose meter el dedo en la llaga será tachado de políticamente incorrecto, lo que equivale a ser expulsado del "paraíso" de lo socialmente aceptado. En el fondo es un nuevo traje para el pensamiento conservador: tú no te muevas de donde estás, no te quejes, no destaques, no protestes, obedece y serás feliz. Así que, columnas como la tuya, Santa, sirven para no olvidarnos de la obligación que tenemos como seres humanos de cultivar el pensamiento propio si es que queremos progresar como seres humanos. Felicidades por artículo! moebiux
27-08-2004 Amigo: gracias por tu reflexión. Profunda. Y entre líneas se leen muchas cosas más, me parece. Digno tu texto, muy digno. Mis respetos. Me saco la boina de islero y te saludo. Máximo islero
26-08-2004 No me resta decir más que !bravo! margarita-zamudio
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]