TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / heraclitus / Dos preguntas

[C:542391]


Dos viejos amigos con una alegría digna de mejor causa departían en la cantina de su barrio: “La suerte loca”, esa que se encuentra cerca del panteón municipal.
—La vida también tiene ratos amables, ¿no cree compadre?
— ¿Por qué lo dice? —contestó a la vez el amigo.
—Es que se pone uno filosófico. Hace poco que le echamos tierra al compadre Emilio aquí cerquitas en el panteón. Él ya no está y nosotros bebemos a su salud. Por cierto que sabrosa botana dan en esta cantina.
—Así es, a propósito de Emilio, “qué buena” esta la viuda, tiene unas piernas verdaderamente enloquecedoras. Después del funeral yo le hice la lucha, pero ni me peló.
—Es que la viudita es muy presumida, a mí también me mandó a la fregada.
El tiempo se les pasó sin sentir y ya era noche cerrada cuando el cantinero los puso de patitas en la calle. Cada quién agarró su camino a su casa. Uno de ellos tenía que atravesar al panteón pues era el camino más corto. Y entre que se caía y no, fue a dar de bruces dentro de una tumba recién abierta. Con la borrachera que llevaba y el “chingadazo” que se dio perdió el sentido y se quedó dormido.
Al salir el sol, el borrachito abrió los ojos y grande fue su sorpresa al encontrarse dentro de la fosa y se dijo a sí mismo: “vamos a ver, que no cunda el pánico, si estoy vivo, ¿por qué estoy en esta tumba? Y si estoy muerto, ¿por qué tengo tantas ganas de mear?”

Texto agregado el 26-05-2014, y leído por 166 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
27-05-2014 Apenas natural que te hayas preguntado eso.Yo en tu lugar hubiera reclamado por dejarme "Mal enterrado."UN ABRAZO. GAFER
27-05-2014 Ja ja ja... preguntas altamente filosóficas sin duda hermano. Cinco aullidos muy vivos PD: ¿Tienes el cel de la viuda? yar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]