TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dokini / El sol en cuarto creciente

[C:545671]

Sol en cuarto creciente

Por más que intento entender el fenómeno explicado de mil maneras no logro saber qué fue lo ocurrido. Los cierto es que el sol, de un día para el otro entró en fases como la luna.

El planeta tierra para girar sobre su eje demora un año, dejando un lado expuesto al caprichoso astro rey y un lado oscuro en el que ya hace años que no vive nadie. Debieron huir por las inclemencias metereológicas, generando el mayor éxodo que tenga memoria la humanidad.

A consecuencia de la modorra en el movimiento sobre su eje, creó una nueva distribución de la gravedad, alterando el equilibrio de los océanos. Las aguas se desplazaron paulatinamente hacia los polos hasta crear un único continente alrededor del ecuador, es decir una nueva tierra que tiene un solo continente y dos gigantescos océanos polares.

Como broche de oro el eje terrestre se desplazó y ahora se halla en el mismo plano que el de la órbita terrestre, por lo que no se producen más las estaciones

Esta ausencia es relativa ya que a raíz de los cambios en las fases del sol resultan tenemos en el año tres otoños, tres inviernos, tres primaveras y tres veranos, tremendamente marcados en periodos breves de 28 días.

En ciclos de 28 días pasamos del sol nuevo al cuarto creciente, sol lleno y cuarto menguante hasta el fin del ciclo.

Los meses pasaron a acompañar este proceso por lo que por ejemplo en este mes de agosto, el sol en cuarto creciente nos comienza a iluminar los cielos y nos devuelve del ostracismo de la noche eterna que nos dejó julio.

Porque los meses sin sol no dan tregua. Arrancan como una tibia noche de otoño y continúan con bajas de las temperaturas a medida que avanzan, congelando todo lo que encuentran a su paso. Una noche eterna, fría y desoladora.

Volviendo a nuestro agosto, lo caprichoso si se puede llamar así, es que el dios febo permanece inmóvil toda la jornada, no pudiendo descifrar el día de la noche.

Un inadaptado reloj biológico me mantiene en vigilia durante este mes, con un septiembre que se avecina como el sol lleno, casi recordando su antiguo derrotero aunque presente las 24 horas del día. Un anacronismo ya que nadie puede determinar con exactitud la duración de cada jornada, por demás inútil.

Como salido de una novela de ciencia ficción se convirtió el mundo que nos tocó vivir, nuestro tiempo transcurre entre la superficie inhóspita en los meses con sol y bajo tierra en las heladas planicies del globo cuando no tenemos su luz..

Cuando veo en el cenit al nuevo sol, extraño mucho a aquel otro que me sorprendía con sus amaneceres y me deslumbraba cuando se ocultaba en el poniente.

OTREBLA

Texto agregado el 10-08-2014, y leído por 146 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
11-08-2014 Entro a esta página para leer cuentos como el tuyo. Está genial. pyara
11-08-2014 Habrá que adaptarse...la vida. filiberto
10-08-2014 Me imaginaba esta situación de que el sol adoptase el comportamiento de la Luna, lo que me agrada el escrito es el hecho de hacernos pensar. Legnais
10-08-2014 Se me eriza el pelo de imaginar semejante catastrofe.Muy real tu relato.Un Abrazo. gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]