TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / CJVR / La barrera del tiempo (III)

[C:547286]

CAPITULO III

-Adiós Sandra.
-Nos vemos Marcos.
Marcos se despidió con el brazo y se fue.
-Así que Marcos –me dijo Karina sonriendo. Me sonrojé.
-Cállate –le dije golpeando suavemente su hombro-. ¿Qué pasó con Fernando?
-Ah si… -Karina comenzó a caminar. Y la seguí-. No se que hacer.
-¿Qué le dijiste?
-Que lo llamaría cuando pensara en algo.
Tocaron el timbre.
-Bueno, tendrás mucho tiempo para pensar en eso durante la clase de ciencias.
Karina y Sandra caminaron hacia el salón de clases. Un maestro, de unos cincuenta años, estaba recibiendo a los alumnos en la estrada. Karina y Sandra se sentaron en los últimos puestos. Una al lado de la otra.
-Bueno –dijo el maestro-, en la clase de hoy hablaremos de compuestos químicos.
Sandra y Karina suspiraron. Sería una clase larga y aburrida que, siendo honesto, no les serviría nunca en su vida. Mientras el maestro explicaba el tema, Sandra dormía placidamente en su cuaderno. Karina, en cambio, trataba de pensar que hacer para seguir viendo a Fernando.
-… Conclusión –dijo el maestro-, es por eso que los compuestos químicos son tan importantes. ¿Hay preguntas?
Un estudiante levantó la mano.
-¿Cuál es tu pregunta?
-¿En qué parte de nuestra vida nos servirá saber todo lo que nos explicó hoy?
Todos se pusieron a reír.
-¡Ja, ja, ja! –dijo el maestro sarcásticamente-. Qué gracioso.
Sonó el timbre.
-Bueno, pueden salir… Excepto: Juan, Natalie, Sally, Andrés, Karina, Sofía, Sandra y Marcos. El resto, ¡fuera!
Cuando todos salieron el maestro se sentó en la silla de su escritorio.
-Bueno… -dijo el maestro quitándose los lentes y colocándolos en su escritorio-, esta es la cuestión. Estuve revisando sus registros y encontré que aún no han hecho su servicio comunitario.
Se levantó.
-Chicos, esto es serio. Llevan tres años aquí y aún no han hecho nada.
-¿Y qué podemos hacer? –preguntó uno de los alumnos.
-No lo se… Trabajar en la biblioteca, barrer la institución, unirse a la orquesta, recoger la basura en el parque… ¡lo que sea con tal de cumplirlo!
-¡Eso es! –Dijo Karina-. Sandra.
Karina miró a Sandra. Estaba dormida.
-Sandra... –Dijo Karina moviendo El brazo de Sandra-, Sandra, despierta… ¡Sandra!
-¿Qué pasa? –dije sobresaltada.
-Te quedaste dormida.
-¿Y por qué me despertaste?
-Porque ya se como seguir viendo a Fernando.
-¿En serio?
-Si. Usaré nuestro servicio comunitario como excusa para ir al parque a verlo.
-¿Y si tus padres se enteran?
-No se enterarán, porque tú guardarás el secreto.
-¿Yo?
-Tú me ayudarás recogiendo basura en el parque para cumplir tu servicio comunitario.
-De acuerdo.
Sandra extendió su meñique.
-Júralo por el meñique.
Extendí mi meñique yb lo apreté con el de Sandra.
-Si, lo juro.
Sonó el timbre. Habíamos perdido todo nuestro recreo por culpa del tonto servicio comunitario. Era tiempo de ir al último bloque de clases. Todos los estudiantes que aún se encontraban ahí con nosotras (ya que Juan y Natalie se habían ido, pues fueron los primeros en decidir que harían para cumplir con su servicio comunitario) corrieron a hacer una fila enfrente del maestro. Nosotras permanecimos sentadas y esperamos a que pasaran todos, Cuando todos finalmente pasaron y se fueron nos acercamos.
-¿Y bien chicas? –Preguntó el maestro- ¿Qué planean hacer para cumplir con su servicio comunitario?
-Vamos a recoger la basura del parque –respondió Karina. El maestro anotó nuestros nombres en un papel que tenía a la mano.
-OK. Comienzan mañana a las tres de la tarde. Pueden retirarse.
-Gracias.
Salimos y comenzamos a correr. Íbamos a llegar tarde a la clase de historia. Para sorpresa nuestra el aula estaba cerrada y todos nuestros compañeros estaban sentados en el pasillo.
-¿Qué ocurre? –pregunté ¿Por qué no han abierto aun el aula?
-El maestro de historia no vino –me respondió uno de nuestros compañeros que se encontraba cerca-. Tendremos todo el bloque de clases libre.
-OK. Gracias.
Dimos media vuelta y comenzamos a caminar. Karina sacó su celular e hizo una llamada.
-¿Hola, Fernando?... Soy yo, Karina… Escucha, la cita que teníamos planeada para hoy se cancela… Tranquilo, la pasaremos para mañana a las tres de la tarde, ¿de acuerdo?… porque ya encontré la manera para que nos sigamos viendo… bien, adiós… yo también te amo.
Colgó.
-Espero que sea una buena idea Karina.
-Descuida, mientras guardes el secreto todo saldrá bien.

Texto agregado el 19-09-2014, y leído por 92 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
20-09-2014 Y yo pensando que mis hijos aprovechan sus horas de clase en el colegio.UN ABRAZO. gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]