TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / heraclitus / Un trato

[C:547693]


Dedicado a mi querida amiga Emilia Fuentes Burgos que me animó a escribirlo

Yo soy un orgulloso abuelo, sin embargo, ¡0h paradoja del ser humano! No deja de preocuparme la actitud de mi nietecita Andrea. A lo mejor es por resabios de nuestra educación católica. Desde luego hace mucho tiempo que deje de creer en las tonterías que cuenta el padre joruco (así con minúscula, la verdad no recuerdo su nombre pero es el párroco que nos corresponde). Por desgracia estoy desvariando, saben, entre más viejo más se le va a uno la onda o como dice mi compadre más se apendeja uno. Iré a lo concreto de mi relato.
El otro día sin querer sorprendí una conversación entre mi nietecita Andrea de 14 años y su compañerita Lucía, ésta de 15 años. Ambas estaban en la pequeña terraza que se comunica con nuestros dos cuartos, el de Andrea y el mío, yo tenía la cortina corrida y ellas no se dieron cuenta que yo por curiosidad las escuchaba.

—Mi cabrón tío no quiere cooperar para mi fiesta de 15 años —decía Lucita con un dejo de coraje—, fíjate que dice que mejor ese dinero es para la escuela.
—Siempre hay hijos de la chingada. En mi caso se trata de la prefecta de la escuela donde estudio. ¡Bola de mochos! Qué bueno que tú no estudias ahí. Ahora a la cabrona le ha dado por acusarme con mis papás de que no hago mis oraciones con la devoción que es necesaria. ¿Tú crees? Y mi mamá me quiere prohibir el viaje a la playa en las vacaciones.
Durante un buen rato, yo, que soy un purista del lenguaje, escuche la manera de hablar de la juventud actual llena de expresiones como: güey, no manches, te la bañas y palabras antiguas que ya empleaba Cervantes: puta, puto, putísima, hija de puta, etcétera. Pero lo que despertó mi interés fue algo que dijo mi bella nieta:
—Mira, te voy a proponer un trato. Lo bueno es que tú no estás en mi escuela, así que si vas a ella puedes pasar desapercibida si es a la hora de clases y…
En ese preciso instante la cabrona de mi nuera (para emplear el adjetivo de las muchachas), que se para en mi cuarto sin tocar y me llamó a comer. Ya no pude escuchar el resto de la conversación y aunque quise sacarle “la sopa” a mi nieta cuando me llevó a pasear en coche no soltó prenda. Aunque mi nieta tiene 14 años maneja muy bien mi “carcacha”, vieja y llena de golpes que yo le propiné, por eso no manejo pues ya no veo bien y es la causa de que la enseñara a conducir, cosa que hace de maravilla. ¡Qué triste es la vejez!

El tiempo pasa rápido y en este mundo del Señor, hay un dicho muy viejo: “El hombre propone y Dios dispone”, que no por viejo deja de ser cierto.
Lo anterior viene a cuento porque dos accidentes sucedieron en poco tiempo, claro, los accidentes siempre suceden. Nos llevamos la sorpresa de que la exigente y asertiva prefecta de la secundaria, donde estudia Andrea, se cayó de la escalera más alta del edificio desnucándose.
El tío de la amiguita de mi nieta, Lucia, un señor de mediana edad en buen estado de salud, deportista, que todas las mañanas a las 5 de la madrugada salía a correr por las calles de nuestra pecadora ciudad, fue atropellado por un carro fantasma. ¡Vaya tragedia de uno de los hombres de pro de nuestra comunidad! Para decirles que la misa de difuntos fue oficiada nada menos que por el señor Obispo.

No todo es malo en esta vida, yo, que soy un abuelo “campana”, facilité el dinero para las vacaciones de mi hijo y su familia con el enorme gusto de mi nieta, que es mi adoración.
También la fiesta de 15 años de la amiguita de mi nieta estuvo muy lucida, ya que el papá de la quinceañera heredó la inmensa fortuna de su hermano trágicamente fallecido.
Hay algo que me tiene un poco desasosegado, como ustedes saben ya pronto es noviembre y en este mes se celebra el Halloween, para lo cual hay que prepararse con disfraces, yo espero disfrazarme de zombi. Andrea que es muy afecta a este festival al preguntarle de que se iba a disfrazar me contestó:
—Abuelo, de psicópata asesina. Así que voy a vestirme con mi ropa habitual, para pasar inadvertida, como debe ser.
Lo anterior me ha dejado muy pensativo.

¿Ustedes que piensan?



Texto agregado el 01-10-2014, y leído por 213 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
03-10-2014 Mi buen Heraclitus: Un excelente cuento de humor negro como los que acostumbras, Andrea es una simpatiquísima representante del género femenino. Felicidades. Hace tiempo que no tenía noticias tuyas. Un abrazo y 5 aullidos como dice el buen YAR. Terryloki
02-10-2014 Preocupa no sólo el lenguaje,sino la actitud hacia la autoridad,los ancianos,las costumbres,etc.Amanecerá y veremos.UN ABRAZO. GAFER
02-10-2014 Ahhh... como que prefiero no pensar amigo. Lo que si es muy triste es el lenguaje que utilizan los jovenes. No es pretexto la edad, la basura sale igual a cualquiera que sea. Cinco aullidos criticos yar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]