TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / violalis / Jesús

[C:547799]


¡ADVERTENCIA: ESTE TRABAJO VA A LEVANTAR MUCHA POLÉMICA, POR LO TANTO TODO CRISTIANO PRINCIPALMENTE CATÓLICO QUE NO ESTÉ LIBRE DE PREJUCIOS, Y CON LA MENTE CERRADA A CUALQUIER OTRA IDEA DISTINTA A QUE LE FUE INCULCADO EN LA NIÑEZ, QUE NOLO LEA !


Jesús

Los datos bíblicos los copie de la Santa Biblia antigua versión de Casiodoro De Reina (1569) revisada por Cipriano de Valera (1602) y cotejada posteriormente con diversas traducciones y con los textos hebreo y griego.



En el tiempo que Poncio Pilatos fue gobernador romano en Judea, vivía en Galilea un judío piadoso, (que al igual que Hillel) de Babilonia, que fue una autoridad de la Ley mosaica y creador de una sencilla enseñanza en la cual antepone el amor al prójimo, cambiando la cita bíblica (Levítico 19,18) “amarás a tu prójimo como a ti mismo” por “lo que no deseas que te hagan a ti no se lo hagas a otro”.
Ese judío piadoso de nombre hebreo Jehoshua o Joshua (Dios ayuda) fue bautizado con el nombre latín de Jesús. También él vivía según esa Ley que le fue enseñada como a todos los varones (desde los 5 ó 6 años de edad).

Constantino El Grande (306-337) emperador romano, eligió a Bizancio como capital del imperio. Con él comienza el cristianismo a ser la religión del Estado. En el año 325 se celebra el 1er. Concilio en Nicea (Asia Menor). Constantino mismo reúne a todas las autoridades eclesiásticas. Más de 200 Obispos y otros prelados que no querían perderse esa convocatoria, porque si el emperador los llamaba tenía que ser algo muy importante. Y así fue! En ese concilio la iglesia se separó definitivamente del judaísmo, cambiando entre otros eventos el comienzo de la Pascua que hasta entonces se festejaba conjuntamente con el Pessach judío. Además, ya que estaban, borraron de las enseñanzas de Jesús todo lo que les molestaba y que les coartaba su poder, que ya entonces se adjudicaron para someter a los creyentes con mano dura.
Con el advenimiento de la religión organizada el cristianismo dogmático distorsionó y cambió las enseñanzas originales de Jesús. De una enseñanza de perdón y amor, se pasó a una intolerante y de odio contra todos aquellos que no se doblegaran y quisieran seguir practicando la religión de sus antepasados o tuviesen el coraje de criticar el dogma que se impuso con mano férrea.
La voluntad de Constantino se impuso ante la cobardía de los obispos presentes. El definió e impuso el nuevo dogma a su antojo. Dogma en el cual los católicos de ahí en más deberían creer y siguen creyendo. Jesús dio su vida por sus ideales espirituales y principios pero sus representantes en la Tierra no dudaron en acallar su conciencia con tal de seguir con sus vidas como hasta ese momento. Y Constantino no dudó un instante en utilizar la iglesia católica como a él le convenía. Y y los católicos fervientes, aún hoy, creen que lo que está escrito en los Evangelios es producto de una iluminación divina. ¡Cuán errados están! Es el producto de un tirano megalómano e inmoral.


¿María virgen?

El Mesías iba a salir de las filas del rey David.

En Isaías (7:14) se lee: “Por tanto el mismo Señor os dará señal. He aquí que la virgen concebirá y parirá hijo, y llamará su nombre Emmanuel (con nosotros Dios).

Ese nombre Emmanuel es completamente distinto a Jehoshua o Joshua que significa (Dios ayuda) por lo tanto no se trataba de la madre de Jesús Miriam (María).

Mateo no menciona que María es virgen, sino dice que concibió del Espíritu Santo y que debería llamarlo Jesús que significa “Salvador” que no tiene nada que ver con Emmanuel.

Tampoco Marcos habla de una virgen, sino que comienza con Juan el Bautista.

Lucas (1:26-34) “Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de Dios a una ciudad llamada Nazaret (27). A una virgen desposada con un varón que se llamaba (Joseph) José de la casa de David y el nombre de la virgen era María.

Es raro que una mujer desposada con un hombre siga siendo virgen, salvo que ese hombre fuese tan viejo decrépito que ya no funcionara como tal; aunque ese no parece ser el caso, ya que era activo y trabajaba como carpintero.


Juan tampoco menciona la virginidad de María ni la menciona al comienzo, sino que describe a Jesús ya hombre.

Si fuese cierto que María hubiera sido virgen al concebir a Jesús ese acontecimiento hubiera sido tan sensacional que todos los apóstoles deberían haberlo gritado de los tejados, pero ni siquiera lo mencionaron, salvo Mateo, que la hace concebir del Espíritu Santo.
O el ser virgen y concebir un hijo era algo común en esa época (que no creo) o María no fue virgen cuando concibió a su primogénito (eso si creo).

A continuación transcribiré partes de un excelente libro que todo católico debería leer (y los que no lo son también), del periodista y reconocido investigador español Pepe Rodríguez que escribió, entre otros libros, “Mentiras fundamentales de la Iglesia católica”. Lógicamente la iglesia española lo crucificó prohibiendo la venta de ese libro y a él la entrada a las iglesias.

“Los relatos sobre anunciaciones a las madres de grandes personajes aparecen en todas las culturas antiguas del mundo. Así, por ejemplo, en China, son prototípicas las leyendas acerca de la anunciación a la madre del emperador Chin- Nung o a la de Siuen-Wu-ti; a la de Sotoktais en Japón; a la de Stanta encarnación del dios Lug en Irlanda; a la del dios Quetzalcoatl en México; a la del dios Vishnú encarnado en el hijo de Nabhi en India; a la de Apolonio de Tiana encarnación del dios Proteo en Grecia; a la de Zoroastro o Zaratustra, reformador religioso del mazdeísmo en Persia; a la de las madres de los faraones egipcios (así, por ejemplo, en el templo de Luxor aún puede verse al mensajero de los dioses Thot anunciando a la reina Maud su futura maternidad por la gracia del dios supremo Amón)…y la lista podría ser interminable.

Ese tipo de leyendas paganas también se incorporaron a la Biblia en relatos como los del nacimiento de Sansón, Samuel o Juan el Bautista (madres estériles que fecundaron por intervención divina y considerar al primer hijo de una mujer estéril como a un ser especialmente tocado por Dios) y culminaron con su adaptación a la narración del nacimiento de Jesús.
Por regla general, desde muy antiguo, cuando el personaje anunciado era de primer orden, la madre siempre era fecundada directamente por Dios mediante algún procedimiento milagroso, conformando con toda claridad el mito de la concepción virginal.

El exponente escrito más antiguo que se conoce de este mito aparece en la leyenda caldea de la concepción del gran rey de Babilonia Gilgamesh (c. 2650 a.C) nacido de la hija virgen del rey Sakharos, también el héroe griego Perseo nació de Dánae o Dafne, hija de Acrisio, rey de Argos. Basta decir que casi todos los fundadores de dinastías de Asia oriental fueron presentados como nacidos de virgen que, a fin de cuentas, era la forma más gráfica de hacerse reconocer como verdaderos hijos del cielo, eso es de Dios.”

Según se cuenta María virgen fue asistida en su parto por seres superiores (extraterrestres) que una vez que dio a luz siguió siendo virgen. ¿Me pregunto que pasó con los otros hermanos de Jesús, cayeron de los árboles?
A propósito de los extraterrestres (en los cuales creo que existen sin lugar a dudas), ellos nos ven como niños pequeños (no como adolescentes como algunos dicen) a los cuales se les cuenta un hermoso cuento porque la verdad puede desilusionarlos. Lo malo es que nosotros los niños pequeños somos una amenaza para nuestro planeta y para el cosmos cercano.
¿Piensen los que son padres o lo fueron de niños pequeños; no les hablaron de Papá Noel y de los tres Reyes Magos que le traían regalos a niños (lógicamente si se portaban bien)? ¡Y esa alegría de ellos cuando en el día anunciado veían el juguete que tanto ansiaban! Y seguían creyendo en ese mito hasta que crecieron y se dieron cuenta que en verdad los regalos eran suministrados por los padres.

Esta es una cita escrita por Pablo Marni de su libro “Los visitantes
cósmicos en las leyendas y en las ruinas”.

“Las grandes civilizaciones que llegaron desde el espacio exterior a nuestro planeta marcaron, con la influencia de su presencia, a la cultura humana, dejando sus símbolos, transformados en mitología en la tradición cultural y religiosa del hombre”

El que quiere seguir creyendo una vez adulto en Papá Noel y en los tres Reyes Magos trayendo regalos, pues que lo siga haciendo. No le hace daño a nadie y seguirá soñando. Las personas que lo oyen pueden creerle o si su mente está abierta cuestionarlo y averiguar por otro lado como lo hice yo. No todo lo que me cuentan lo acepto no importa de quien venga, Dios me dio suficiente cerebro para pensar. Se que la mayoría no lo hace, aceptan lo ya masticado por otros como suyo propio, como si pensar fuese doloroso. Me pueden creer pensar no duele, es hermoso!

Existe un cuento Sufí que viene muy bien al caso:

Un maestro Sufí les contaba parábolas a sus alumnos en clase. Un día un alumno le dijo “maestro usted nos cuenta siempre esas parábolas pero no nos dice su significado”
-Pido perdón por esa omisión- le contesto el maestro. Para reparar ese error te obsequiaré con un durazno, te parece bien?
-Si gracias maestro dijo sonriendo el alumno.
-Para hacértelo más fácil te lo pelaré y te lo cortaré en pedazos.
-No es necesario maestro contestó el alumno.
-Si pero me gusta complacerte, y para que lo digieras mejor te lo voy a masticar antes, que te parece.
-No maestro dijo el alumno horrorizado.
-Ves le contestó el maestro, si yo les dijera el significado de las parábolas, les daría un durazno masticado.



Los antepasados de Jesús

Supuestamente el árbol genealógico de José venía del rey David. En Mateo (1:1-16) se lee: “Libro de la generación de Jesucristo hijo de David, hijo de Abraham” y comienza aclarando quien engendró a quien, de Abraham en adelante, mientras Lucas (3:23-38) comienza desde Jesús para atrás terminando con Adán (no se que tiene que ver él con todo esto).

Me tomé el trabajo de anotar los nombres comenzando desde Jesse que fue el padre de David y me di cuenta que los dos apóstoles no se pusieron de acuerdo en sus respectivas listas con los nombres.
Anoto solamente los 10 últimos de Mateo y los 10 primeros de Lucas.

Mateo


Abiud que engendró a Eliachim que engendró a Azor que engendró a Sadoc que engendró a Achim que engendró a Eliud que engendró a Eleazar que engendró a Mathan que engendró a Jacob que engendró a José el marido de María.

Lucas

José el marido de María que fue hijo de Elí que fue hijo de Mathat que fue hijo de Levi que fue hijo de Melchi que fue hijo de Janna que fue hijo de José que fue hijo de Mattathias que fue hijo de Semei que fue hijo de José (parece ser que fue un nombre muy común, también ahora lo sigue siendo.)

Según Marcos el padre de José el carpintero fue Jacob, pero según Lucas fue Elí. Por lo tanto se puede constatar que José tenía dos padres. Es por eso que judío es aquel cuya Madre es judía y no el Padre; como bien se dice, madre hay una sola.

SANGRE


A.T. Levítico (3:17) Estatuto perpetuo por vuestras edades; en todas vuestras moradas, ningún sebo ni ninguna sangre comeréis. Levítico (7:26) Además ninguna sangre comeréis en todas vuestras habitaciones, así de aves como de bestias. Levítico (17:10-19) Y cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que peregrinan entre ellos, que comiere alguna sangre, yo pondré mi rostro contra la persona que comiere sangre y le cortaré de entre su pueblo…

N.T. Los Hechos (15: escribirles que se aparten de las contaminaciones de los ídolos y la fornicación y de ahogados y de sangre.
Y en 29) lo repite nuevamente por ser importante en Hechos (15: 29) Que os abstengáis de cosas sacrificadas a ídolos y de sangre……¸de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.

Hasta una mujer menstruando o parturienta era impura, le estaba prohibido comer de las ofrendas a Dios ni siquiera entrar al templo y debía apartarse por siete días y cualquiera que la tocase sería inmundo hasta la tarde.
(Levítico 15:19 y sigue en 25) Y en (28) se lee: cuando fuere libre de su flujo se ha de contar siete días, y después será limpia.

Si una mujer menstruaba solamente cuatro a cinco días, más agregando siete días más para ser limpia ella era un paria casi la mitad del mes, siendo excluida de las ventajas que gozan los demás por ser inmunda y vil. Era un sistema patriarcal y machista bendecido por Jehová.
Mucho no ha cambiado tampoco ahora en el siglo XXI, salvo que ahora no es Jehová que dicta las reglas sino el Papa de turno. La palabra Papa que es el sumo pontífice romano se escribe igual que el tubérculo que alimenta al hambriento algo que el primero no hace, al contrario los curas que son su apéndice piden el diezmo a su congregación so pena de ser excluidos de la gloria eterna teniendo vedado entrar al paraíso.


La única sangre que Jehová permitía era de los sacrificios
.
Ya en Éxodo (24: 5,6 y 8) Y envió a los mancebos de los hijos de Israel los cuales ofrecieron holocaustos y sacrificaron pacíficos a Jehová, becerros. Y Moisés tomó la mitad de la sangre y púsolas en tazones, y esparció la otra mitad de la sangre sobre el altar. Entonces Moisés tomó la sangre, y roció sobre el pueblo, y dijo: he aquí la sangre de la alianza que Jehová ha hecho con vosotros sobre todas estas cosas.

(Se nota que Jehová había sido muy sangriento porque para rociar todo el pueblo (había más de 600,000 hubo que sacrificar muchos becerros. Espero que la carne haya sido distribuida entre la gente)

Levítico (3:16) Y el sacerdote hará arder esto (ganado vacuno sea macho o hembra: se ve que no tenía preferencias cualquier animal puro le venía bien) sobre el altar; es vianda de ofrenda que se quema en olor de suavidad a Jehová; el sebo es todo de Jehová :(como se puede leer el aroma le agradaba, tenía sus preferencias. (14)Después ofrecerá de ella su ofrenda encendida a Jehová; el sebo que cubre los intestinos y todo el sebo que está sobre las entrañas. Además le gustaban los sebos que estaban sobre los riñones y sobre los ijares; y con los riñones quitará el redaño de sobre el hígado. (Tuve que mirar en un diccionario enciclopédico lo que significaba “redaño” y dice ahí: “prolongación del peritoneo, que cubre por delante los intestinos”, disculpen mi ignorancia). Se ve que Jehová no era vegetariano y que los gritos de los animales sacrificados eran gratos a su oído!

En Deuteronomio (14:2-21) porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo singular (vaya que lo es!) de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra.
Y ahí viene la lista de todos los animales puros que se podían comer y los impuros que eran prohibidos, para terminar en (21) no cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Esta prohibición la siguen al pie de la letra los judíos ortodoxos hasta el día de hoy y puede leerse en algunos alimentos “alimento Parve” que significa que no contiene ni carne ni leche, por lo tanto se puede consumir sin ofender a Jehová. En hebreo “Kascher” significa: “conveniente, apto”. Además el animal a consumir debía estar exento de sangre. Me acuerdo cuando de adolescente, iba con mi madre a la feria y pasábamos delante de los feriantes que vendían pollos y gallinas, ellos les cortaban la yugular y vivas la metían en un embudo para que se desangraran, y las pobres movían sus patas desesperadas, que sobresalían de la parte superior del embudo, hasta que ya no tenían más sangre ni vida. Yo no podía ver ese espectáculo macabro y pasaba lo más rápido posible por ese lugar.

Me pregunto: por qué Jehová (supongo que fueron extraterrestres los que sacaron ese pueblo de la esclavitud) hacía tanto hincapié en los sacrificios. La teoría es que ese montón de personas, que idolatraban a muchos diferentes dioses, para obtener su protección y recibir lo que le solicitaban, sacrificaban animales y en algunos lugares hasta niños, para poner a su dios de buen humor, por lo tanto, estaban acostumbrados a verter sangre por doquier. Y a un ignorante no se le puede quitar de un día para otro una costumbre tan arraigada. Así que en los primeros tiempos se les permitió seguir con esa tradición; hasta que lentamente se les dio a entender que el único Dios a los que ellos debían orar no necesitaba sacrificios, al contrario ese hedor le molestaba y que la sangre no era un artículo desechable sino la fuente de la vida.

N.T. Mateo (26: 26-28) Y comiendo ellos tomó Jesús el pan y bendijo, y lo partió y dio a sus discípulos y dijo; tomad y comed; esto es mi cuerpo. Y tomando el vaso, y hecho gracias, les dio diciendo: Bebed de él todos: Porque esto es mi sangre del nuevo pacto la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.

No creo en absoluto que Jesús habló sobre su cuerpo y sobre su sangre. Sabiendo lo que la sangre significó en el antiguo testamento (ver en Éxodo, Levítico y Hechos), él que ya de niño chico debía estudiar la Torá (los cinco libros de la ley de los judíos) jamás se le hubiera pasado por la mente lo del cuerpo y la sangre. Todos los reunidos alrededor de la mesa eran judíos creyentes sabían lo que significaba la sangre y sabían que debían guardar las reglas sobre los alimentos prohibidos. Es un invento posterior uno de los tantos. Y el otro es cuando supuestamente dijo “esto es mi cuerpo, ni como alegoría lo hubiera dicho, ya que estaba vivo entre ellos y su cuerpo humano tenía sangre.

Y en Marcos (14:25) dice: De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid…

¿Y la remisión de los pecados? Ni a Jesús se le hubiera ocurrido perdonar los pecados de la gente como lo hizo siglos después el papa León X (ver el libro de Pepe Rodríguez) que vendía indulgencias perdonando las culpas por un buen precio (según el crimen). Cada cual es responsable de lo que hace y es solamente Dios el que puede perdonar.

La verdad de los evangelios aceptada por la fe es dudosa. El más antiguo Evangelio, el de Mateo, fue escrito 50 años después de los sucesos. Y seamos sinceros, quien se acuerda lo que alguien dijo o no dijo después de tanto tiempo. Ni Jesús ni los apóstoles dejaron en el momento algo por escrito. Hasta hay teólogos e historiadores en la materia que dudan si Jesús verdaderamente existió, o si es solamente un mito o una leyenda.
El pueblo judío en su totalidad no lo conocía. Sólo cuando pasaba por sus pueblos y sanaba enfermos y les hablaba, recién entonces prestaban atención a aquel hombre que tenía ese poder.


Prohibición de idolatría

Levítico (26:1) No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, no os levantaréis estatua ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella, porque yo soy Jehová vuestro Dios.

Deuteronomio (5:7-9) No tendrás dioses extraños delante de mi. No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni les servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visitó la iniquidad de los padres sobre los hijos, y sobre los terceros, y sobre los cuartos, a los que me aborrecen.

Cuando voy de viaje tengo por costumbre entrar a iglesias y catedrales porque son como museos, y admirar las pinturas, estatuas y esculturas de santos y de Jesús. ¡Que bien sigue la iglesia católica la prohibición de Dios! Claro por que no, si hace más de dos mil años se apartaron de la esencia.


Karma

Juan (9:1-3) Y pasando Jesús vio un hombre ciego desde su nacimiento. Y preguntáronle sus discípulos diciendo; Rabbi ¿Quién pecó, éste o sus padres, para que naciese ciego? Respondió Jesús: Ni éste pecó ni sus padres: más para que las obras de Dios se manifiesten en él.

Hace muchos años tuve la oportunidad de intercambiar ideas con un ex- sacerdote. En aquel entonces él tenía más de 60 años. Según me contó desde niño en Italia quería ser cura, y realmente se ordenó como sacerdote. Al tiempo lo enviaron a la Argentina y de ahí pasó al Uruguay. Trabajó acá pero con el pasar de los años se dio cuenta que algo le faltaba. En resumidas cuentas se enamoró de una mujer y pidió las dispensas en el vaticano y se casó. Pero una vez sacerdote se es siempre sacerdote. Al ya no poder ejercer la misa, fue ayudante de otro sacerdote y así pudo seguir su misión.
Comenzamos a hablar sobre el Karma, palabra que él conocía pero que no aceptaba, arguyendo que solamente era una prueba para que el ciego creyera en los milagros de Dios a través de Jesús. Yo tenía más argumentos, por ejemplo, en Mateo (5:25-26) o en el Apocalipsis (13:9-10), pero de pronto me di cuenta que de nada servirían mis argumentos, que él jamás iba a aceptarlos. Toda su vida había sido entrenado en un dogma, que le daba todo digerido. Él sólo tenía que tragarlo y regurgitarlo nuevamente tal cual. No solamente que no pensaba si era lo adecuado o no, sino que simplemente no quería pensar. La religión, cualquiera que sea, prohíbe a sus fieles o creyentes que se aparten del camino prescrito y en el caso de la católica so pena de ser excomulgado.
Además y fue lo más importante, si por uno de esos milagros que si existen, él hubiese cedido a mis argumentos, su vida de ahí en más hubiese sido una tragedia. Durante más de 60 años, ya que nació en una familia católica dónde le inculcaron lo que más tarde pudo leer en los libros, fue por la vida sostenido por las muletas de su credo. ¿Quién era yo para sacarle sus muletas? Pensaría que toda su vida había sido una farsa, una mentira y entonces que le quedaría? Estaría pronto para el suicidio.

Por lo tanto cambié de tema y pronto se marchó, y me imagino que oró por mí para que Jesús y todos los santos me iluminaran. Y habrá muerto feliz entre los brazos de su amada iglesia que por haber cometido un enorme pecado, habiéndose abierto al amor de una mujer casándose, lo expulsó de ella. Ahora se abren al amor de una victima inocente (pederastia o sodomía) o teniendo hijos de más de una mujer y la iglesia calla como siempre calló en el pasado.
Y yo me pregunto ¿cuántos de los que se llaman católicos y van los domingos a misa van por la vida con muletas? ¿Creen que encuentran a Dios en un edificio llamado iglesia o catedral? ¡Están completamente equivocados!. Nunca van a encontrarlo allí. Allí solamente van a encontrar personas que sienten como obligación dejarse ver, y murmurar en el confesionario, sus pecados ese día, para seguir pecando los restantes de la semana.

A Dios se le encuentra en la naturaleza, en una flor que no solamente regala su belleza, sino también su perfume. En un árbol que eleva sus ramas como brazos hacia el cielo como agradeciendo al Supremo el poder vivir. En el campo que invita a recostarse en la gramilla para soñar y si se quiere, a meditar u orar. ¡Ahí sí, se lo encuentra! Pero jamás en un edificio hecho por el hombre, ahí solamente se encuentran rencillas, envidias, celos y murmuraciones. Pero se que hay personas que no se sienten completas si el domingo no se hincan delante del púlpito y escuchan a un sacerdote pronunciar unas palabras que dice pero tal vez no siente. Que vive bajo el lema “haz lo que digo, pero no lo que hago”.

Muchos de los apóstoles eran hombres de familia, casados con hijos.

En Levítico(21:13-14) Jehová expresa que los sacerdotes deben ser puros por lo tanto “tomará mujer con su virginidad. Viuda o repudiada, o infame o ramera, éstas no tomará; más tomará virgen de sus pueblos por mujer”

Lo del celibato lo tuvo que haber instituido un impotente u homosexual que odiaba a las mujeres. Eso trajo mucha desgracia en el pasado y si no se cambia seguirá trayéndolo en el futuro.


También el tema de la reencarnación se puede encontrar en el antiguo testamento en Job (8:8-9) y (14:14), Jeremías (1:5) y en el nuevo testamento en Mateo (16:13-14) y (17:10-13) Juan (1:21) y (3:3 y 7)

No entiendo como en ese primer Concilio, a los cabezas de la iglesia, que se suponía eran los que calzaban las sandalias del pescador, se les pudo pasar inadvertidos esos capítulos tan contundentes, ¿O no era para ser obispos que la inteligencia abundara en ellos o de tanto comer y beber se les nubló la vista y se les ablandó el cerebro?



Mateo (16:18) Más yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.

Mateo (5: 17-20) No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar sino a cumplir. Porque es cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas. De manera que cualquiera que infringiere uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñaré a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; más cualquiera que hiciere y enseñare, este será llamado grande en los reinos de los cielos. Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y de los Fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

En caso que alguno no supiera el significado de “abrogar” es Abolir, Revocar y Anular. (Más claro agua)

Se puede deducir de estas frases que Jesús sólo quería hacer cumplir a su pueblo la ley hebrea como fue escrita en el Antiguo Testamento, porque con el transcurrir de los siglos las fueron aplicando de una manera bastante “Light”.

Ahora tenemos que cargar con lo que tenemos arriba lo que supuestamente Jesús le dijo a Pedro: “sobre esta piedra edificaré mi iglesia. Aunque lo que verdaderamente Jesús dijo fue, es que vino a la Tierra para hacer cumplir la ley, la ley que Dios le dio al pueblo de Israel. En ningún momento Jesús quiso fundar una nueva religión o iglesia, ni cristiana ni tampoco una católica. El no quiso fundar nada nuevo fue el ego de sus seguidores que la fundaron.

En Mateo (10:5-7) A estos doce (los apóstoles) envió Jesús, a los cuales dio mandamiento, diciendo: Por el camino de los gentiles no iréis y en ciudad de samaritanos no entréis. Más id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo predicad diciendo; el reino de los dioses se ha acercado.

Me pregunto ¿por qué? Jesús tuvo que nacer entre el pueblo judío. Había tantos otros que podría haber elegido,¿por qué? justo a ése.
No solamente porque fue Moisés el elegido de Dios una vez que juntó las tribus diseminadas en el desierto y logró hacer una causa común: no adorar a dioses paganos, sino sólo a Dios padre. Sino también porque el esfuerzo para afianzar esa creencia (los diez mandamientos, las leyes morales, el pacto que Dios hizo con el pueblo, la circuncisión etc.) todo ese trabajo más los cuarenta años de peregrinación por el desierto de Sinaí, no debían ser en vano.
Hay que recordar, que Jesús y sus discípulos fueron judíos, en ningún momento quiso fundar otra secta judía, lo que quiso fue reorganizar, reformar y afirmar la religiosidad de sus compatriotas que era muy laxa principalmente entre los sacerdotes y los que vivían a costa de ellos. La moral era libertina, y poco sana.
La corrupción en Jerusalém fue grande, el Templo era un matadero, los escribas y los fariseos celosos y envidiosos trataban de acorralarlo. Tampoco Jesús se quedaba atrás llamándolos hipócritas insensatos y ciegos (Mateo 23:13-17). Bien, a nadie le gusta que le metan el dedo en las llagas diciéndole que es un ladrón e injusto o mejor aún serpientes, generación de víboras.

En Marcos (15-17) Vienen pues a Jerusalem y entrando Jesús en el templo comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo y trastornó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas. Y no consentía que alguien llevase vaso por el templo. Y les enseñaba diciendo ¿no esta escrito que mi casa, casa de oración será llamada por todas las gentes? Más vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
En una palabra Jesús no se hizo popular especialmente con los sacerdotes que veían menguar sus ingresos.

Resumiendo eso fue lo que Jesús quiso hacer al incorporarse al pueblo judío; quería que se volviese a la forma de adorar a Dios, su Padre, como antaño como le fue enseñado en tiempos antiguos. Quiso reformar no derogar el judaísmo. Fue un judío como sus discípulos lo único que quiso fue mejorar la práctica religiosa que dejaba mucho que desear.

En ningún momento pensó ni dijo a nadie que su venida iba a ser el comienzo de otra religión. Él nació en una familia judía, vivió, enseñó y murió como judío creyente.


Carolina de Mónaco

Con 18 años y una belleza impresionante, Carolina empieza a dejarse ver en todas las fiestas y desfiles de París donde estudia filosofía. En una de estas fiestas conoce a Philippe Junot, 17 años mayor que ella, con quien se casaría más tarde. Contrajeron matrimonio, el 28 de junio de 1978.
Carolina se había enamorado perdidamente de él. Ella tenía 21 años él 38.
Este vínculo supuso una contrariedad para los padres que, a regañadientes, aceptaron la voluntad de su hija, que según se dice era muy terca.

Dos años después, en 1980, se divorciaron. El Vaticano no concedió en un principio su anulación eclesiástica lo que provocó un conflicto entre el Principado de Mónaco y la Santa Sede..
El 1 de junio de 1992, después de más de diez años de batalla legal en los tribunales de la Rota Romana, obtuvo la nulidad eclesiástica de su matrimonio con Philippe Junot. El motivo para la concesión de la nulidad fue, según la sentencia del alto tribunal vaticano, la insuficiencia del consentimiento de Carolina en el momento de contraer matrimonio.
El 29 de diciembre de 1983 volvió a casarse con el multimillonario italiano Stéfano Casiraghi, tres años más joven que ella, ante el Presidente del Consejo de Estado del principado de Mónaco.
En abril de 1993 el papa Juan Pablo II firmó un decreto en el que se reconoció como legítimos a los tres hijos de la princesa Carolina de Mónaco y de Stefano Casiraghi. A partir de este momento, los tres hijos de Carolina no podrán ser excluidos de una posible sucesión al trono del principado de Mónaco. Los tres niños eran considerados como ilegítimos por la Iglesia católica, puesto que eran fruto de un matrimonio civil.

En 1996, Carolina de Mónaco empieza a verse a solas con Ernesto Augusto de Hannover, que es el pretendiente a príncipe de la Casa de Hannover, Uno de los amigos de toda la vida de Carolina. Sin embargo, Ernesto estaba casado con Chantal Hochuli. El aristócrata se divorció de su esposa, y en 1999 contrae matrimonio con la princesa Carolina de Mónaco, que estaba embarazada de él. Ese fue su tercer matrimonio, que tuvo su fin en 2009 cuando abandonó su domicilio, y se instaló en Mónaco. La separación era efectiva, aunque sin divorcio. (Ya se había divorciado dos veces) No hubo, entonces, comunicado oficial sobre el fin de su convivencia.
Dejemos de lado todos los “amigos” que ella tuvo que no vienen al caso, porque también una princesa tiene derecho a divertirse, ya que debajo de su título rimbombante era y es una mujer como cualquier otra.

En 1997 se cumplían los 700 años de la fundación de la dinastía Grimaldi, el 17 de diciembre el príncipe Rainiero y sus hijos Alberto y Carolina fueron recibidos en visita privada por el papa Juan Pablo II.

Como se pudo leer el Vaticano sigue con sus farsas y mentiras.

Se peleó más de 10 años para terminar con una mentira ya que Carolina de 21 años (no era una adolescente) estaba empecinada para casarse con ese hombre en contra de los deseos de sus padres que no querían ese matrimonio; y la Iglesia manifiesta que la pobrecita ¿“no dio su consentimiento con más énfasis en el momento de contraer matrimonio”? ¿Y que sus hijos nacidos legalmente tuvieron que recibir la bendición papal para tener acceso al trono si quisieran?

Y para colmo el Papa Juan Pablo II los recibió en una visita privada para darles con seguridad su bendición. ¡Es el colmo de la hipocresía!

Desde mi punto de vista todos los reinados y principiados deberían ser eliminados. ¿Qué es un rey o un príncipe sino una persona que tuvo la suerte o mala suerte de haber nacido en una familia con pedigrí?
¿Qué aportó él o ella para tener ese título? ¡Nada!

Un profesional que estudió durante años para ser llamado “doctor” o “ingeniero” tiene más derecho a un título que ellos. Lo único que hacen es leer discursos (que tampoco son escritos por ellos mismos) y dejarse ovacionar por las calles. Y todavía ahora en el siglo XXI se llama a una persona príncipe tal o princesa cual o rey o reina. Que trabajen con y para el pueblo y que se saquen el título que ostentan delante de su nombre, entonces serán respetados no por lo que son sino por lo que hacen,
Un herrero tiene más derecho de llamarse príncipe si es eficiente y responsable en su trabajo que ellos.
No se si se dieron cuenta pero no vivimos más en el medioevo. ¡Pero siempre hay y habrá personas que les encanta los cuentos de hadas! Por lo tanto seguiremos conviviendo con ellos.

Los felicito el haber llegado hasta acá. No pretendo con este breve relato hacer cambiar de opinión a ningún cristiano o católico. Tampoco sería factible, porque el que cree fehacientemente en su partido político o su club deportivo o su religión, en su gurú o maestro espiritual o en cualquier otra cosa en la cual ha puesto su fe, no solamente no cambia, sino que es capaz de matar o morir por sus creencias. Y cuántos lo han hecho muriendo por un líder que creían carismático, cuando en realidad era un loco que sabía convencer a personas que bebían sus palabras como si fuesen santas, sin siquiera pensar que podría haber un engaño perpetrado por un pretendido “maestro”.
Cuánto horror y desgracia trajo consigo la religión católica auspiciada muchas veces por sus papas de turno. Cuántas torturas y muertes fueron aplaudidas por religiosos que llevando en alto una cruz, marcharon delante de los soldados que diezmaron pueblos enteros en nombre de Jesús.
De que sirve qué cientos de años después de esos sucesos, Juan Pablo II se disculpe por esos horrores.
Todavía ahora el antisemitismo está en la mente y boca de los cristianos, sin pensar que muchos de ellos que despotrican contra una persona judía, llevan nombres hebreos.

Todos los nombres que terminan en “el” que es otro nombre con el cual se asigna a Dios, como:

Miguel o Micael = Quien es como Dios
Rafael = Dios sana
Daniel = Dios mi juez
Gabriel = hombre de Dios
Ismael = Dios escucha
Emanuel = con nosotros Dios

Para terminar les paso una plegaria de protección del libro “Recobrar lo sagrado” de Carlos Warter Dr en medicina y filosofía.

¡Espíritus protegedme!
Que la blanca luz del conocimiento me rodee y proteja de la ignorancia.
Que la verde luz de la curación me rodee y me de fortaleza.
Que la luz violeta de la transmutación me rodee y envíe, sin amor ni odio, cualquier fuerza que no esté en resonancia con estas tres luces de vuelta a su origen!






Texto agregado el 04-10-2014, y leído por 91 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
05-10-2014 Aquí una muestra en forma de chiste agrio que leí en algún lado. Un judío y un cristiano discuten acaloradamente. —Ustedes, los judíos mataron a Jesucristo— Exclamó el cristiano. — No sé por qué se quejan tanto, si sólo estuvo muerto “dos días”— Respondió el judío. sagitarion
05-10-2014 (1) Ah, las actitudes maniqueas del pensamiento delirante del “solo yo tengo la razón”. Dejad que todos crean lo que se le antoje, ¿Por qué caer en el oprobio de tratar de imponer nuestra forma de pensar? Actitud beligerante puede llevar hasta el cinismo. sagitarion
05-10-2014 (2) Porque treparse a la pasarela de las vanidades sólo para crear polémica con argumentos ad ignorantiam es una necedad que por desgracia permea en el ánimo de los fundamentalistas religiosos quienes abonaran a su forma de pensar con argumentos del mismo tipo. Después de todo aquí estamos unos y otros abandonados por nuestros respectivos dioses escribiendo sandeces. sagitarion
04-10-2014 Creo que Dios debe sentirse bien al ver la gente que utiliza uno de sus máximos dones: el raciocinio. Si Dios es Dios en verdad, no necesita perdonar, pues imagino que su omnisciencia y omnipotencia es infinita y comprende las bajezas en las que cae una especie tan primitiva como la humana. Gatocteles
04-10-2014 Recuerdo un comentario de Juan Pablo II sobre la pederastia como "una pequeña mancha" en el gran fresco de la iglesia... sin comentarios. Creo que es obvio que la Iglesia es una institución de poder milenario fundada con el pretexto de la religión. Gatocteles
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]