TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / heraclitus / UN EXTRAÑO DÍA EN JULIO

[C:548029]

Nota: Sacado del libro LOS MISTERIOS DEL SEÑOR BURDICK
Autor: Chris Van Allsburg
(Cada misterio tiene la imagen y la primera línea. El resto depende de la imaginación del futuro escritor.)
http://youtu.be/IXe2WYxLicE


Lanzó con todas sus fuerzas, pero la tercera piedra rebotó de regreso.
— ¡Qué pasa! —exclamó Sammy— ¿Por qué la piedra ha regresado y con fuerza? ¿Quién la aventó?
— ¡No sé! —contesto su hermanita Betty—, debe ser un lago encantado. ¡Qué emoción!
— Yo fui —dijo un extraño ser, que de repente caminaba sobre el agua del lago—, soy un Mirrow, aunque no me gusta beber alcohol, no los había visto. ¿Quiénes son ustedes? ¿De dónde vienen?
Betty, con naturalidad, como todos los niños sin cuestionar los porqués, respondió:
— Venimos de la ciudad de Edimburgo donde vivimos con nuestros papás, estamos de vacaciones en la casa de mi tío, el ministro religioso. Es la casa que está enfrente junto al templo metodista.
El Mirrow, con cabello verde, feo pero simpático, con escamas y aletas en lugar de brazos, los miró y con alegría les dijo:
— Voy a llamar a mis hermanos y hermanitas para jugar con ustedes. —Desapareció un momento y regresó acompañado de otros Mirrows, además de Ondinas, bellas muchachas cubiertas con vestidos de gasa; Sirenitas, pequeñas y graciosas; Sirenas, con cola de pez; Hadas de agua, que cantaban bellas canciones; Ninfas que bailaban sobre la superficie del agua; Náyades que viven en las fuentes pero que estaban de visita en el lago, al igual que Oceánides que viven en el mar y Potameides que viven en los ríos, todas ellas de visita y de vacaciones igual que los niños. Fue una tarde inolvidable para Sammy y para Betty, jugaron, bailaron, cantaron, pero sobre todo contaron muchas divertidas historias con sus nuevos amiguitos. El tiempo pasó sin sentir. De repente oyeron a su mamá gritarles:
—Niños vengan a cenar. —Contentos se despidieron de sus amigos, con la promesa de jugar todos los días mientras duraran las vacaciones.
— No deben leer libros con historias paganas —les dijo severo su tío Mr. Jones, el pastor metodista, a los niños—, mejor lean la biblia, pues ahí encontraran historias verdaderas y muy hermosas.
Los niños con entusiasmo habían contado sus aventuras en el lago, pero después de las palabras de su tío se quedaron callados, sin saber que decir. La esposa de su tío los miró con benevolencia y les dirigió un guiño de malicia, que los tranquilizó y se dedicaron a escuchar a los adultos que decían cosas raras cómo: cumplir con el deber, orar con piedad, vivir en el temor del Señor y cosas por el estilo, que no tenían nada de divertidas.
Al igual que todas las noches dijeron sus oraciones antes de meterse a la cama. Su tía llegó para darles el beso de las buenas noches y Sammy le preguntó:
— ¿Tía, verdad qué si existen nuestros amiguitos del lago?
— ¡Claro que sí cariño!, y hay otros amiguitos en el aire que se llaman: Hadas, Geniecillos, Silfos y Sílfides que juegan con los niños buenos —contesto la tía.
— ¿Y en la tierra también hay? —quiso saber Betty.
— Sí, y se llaman: Duendes, Gnomos, Elfos, Trasgos y Ents —dijo la tía.
— Que nombres tan raros, ¿y juegan con todos los niños? —insistió Betty.
— Ya les dije que sólo con los niños buenos —afirmó la tía—. Ahora dejen de preguntar y mejor se duermen.
— Una última pregunta —intervino Sammy— ¿los adultos también juegan con ellos? La tía se quedó un momento pensativa y les contestó con un dejo de tristeza:
— Sí, pero hay una condición.
— ¿Cuál es esa condición? —preguntaron con curiosidad los niños.
Con voz que evocaba misterio y desencanto su tía les dio la respuesta:
— ¡Qué sean poetas! —la buena mujer ya no quiso añadir más, pero se quedó pensativa y se dijo: “por desgracia muchos se dicen poetas y escriben malos versos. Poetas, verdaderos poetas, por desgracia son muy pocos”.

Texto agregado el 12-10-2014, y leído por 476 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
13-10-2014 Como Rubén Dario por ejemplo. Fantástico suento amigo lleno de fantasía e imaginación. Me gusto mucho la parte que anotaste; "los adultos decian cosas raras..." No en balde Jesucristo dijo que teniamos que ser como niños. Tengo una sobrina -nieta, La Carito de un año cinco meses, la adoro y la observo mucho tiempo... es perfecta. Aprendo de ella. Cinco aullidos infantiles yar
12-10-2014 Imaginación y ternura. Precioso cuento. Terryloki
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]