TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / mividaeneldesierto / Mi Vida en el Desierto (Septiembre 2014)

[C:550572]

06.09.2014; Ayer viernes me mudé aquí, es una habitación muy pequeña pero cuenta con lo básico, supongo. Cuando entré había una televisión muy buena, y me alegré, no me habían dicho que tendría televisión pero unos quince minutos después se la llevó el viejo ojeroso, ni pedo. Compré una plancha, un forro de colchón y dos ollas de cocina, además de otras cosas, creo que me he gastado unos dos mil pesos el día de ayer, me faltan más cosas pero tengo que checar si no me he excedido con los gastos, esto me tiene preocupado. Al principio al llegar me sentí un poco emocionado, pero poco a poco la emoción se ha ido y ahora me siento un poco extraño, se siente raro estar solo y al mismo tiempo rodeado de gente extraña que se mueve y hace ruido; pero la verdad tampoco es lo que me esperaba. No se puede decir que hay completo silencio, necesito comprarme unos tapones para los oídos. Esta primera noche me la he pasado muy mal, me he despertado unas seis veces, para ir a mear principalmente, creo que evitaré tomar agua al menos una hora antes de dormir, y masturbarme (o intentar hacerlo), si hoy hubiera tenido que ir a trabajar me la habria pasado mal. Subconscientemente, hay cosas que me tienen intranquilo y preocupado, lo cual se refleja en mi calidad de sueño. La verdad es que ayer solo fue el primer día, aún tengo pendientes que resolver y por eso estoy intranquilo y ansioso pues siento que me falta terminar con algo, pero eso solo se resolverá con el tiempo. Mientras más pronto lo asimile estaré de nuevo tranquilo. Me preocupa principalmente gastar de más antes de comenzar a llevar a cabo mi supuesto plan de administración, en el cual no sólo voy a salir airoso con el pago de la renta, sino que voy a poder seguir comiendo el mugrero de siempre y además voy a ahorrar lo suficiente como para no estar demasiado preocupado por el dinero. Espero que mis expectativas se cumplan medianamente.

He tenido buenas y malas impresiones desde que llegué aquí. La sensación de vivir en una zona de riquillos, al lado de estudiantes y/o profesionistas del ramo médico, siendo yo un asalariado treintón inseguro y feo y que viste (y vive) como un pobretón, me atosiga un poco. Hay ciertos errores que he hecho este primer día y que he aprendido de ellos, y en base a esa experiencia trataré de sobrellevar esta serie de situaciones que no son para nada relevantes. No me ahogaré en un vaso de agua. Trataré de ser fuerte, física y mentalmente. Ayer me desnudé frente a un espejo de cuerpo completo que hay aquí en la habitación y la verdad no estoy tan mal, creo, solo estoy un poco encorvado y fofo de ciertas carnes, con ejercicio podría tener un cuerpo tonificado, voy a tomarme algunas fotos y a motivarme con eso. Tal vez para cuando termine el año pueda tener un cuerpo más o menos decente, (uno que Tamara pueda amar) no espero estar musculoso ni nada de eso, solo quiero no estar tan colgado de los pellejos. Siento que gran parte de mi inseguridad proviene de pensar que tengo un cuerpo feo, (siendo que no estoy tan mal, para no hacer nunca ejercicio y comer mugrero, creo) así que haré algo por mí, me propongo hacer ejercicio regularmente y comer más o menos saludablemente. En esta habitación hay suficiente espacio para hacerlo. Hoy me siento un poco dolorido de las piernas y la espalda, pues ayer si fue mucha caminadera, mi cuerpo resiente todo ese jaleo así que creo que hoy no saldré a ninguna parte, si acaso nadamas al Oxxo. Mañana a ver qué pedo. He colgado una sábana de las que traje a modo de cortina en la ventana, me parecía que las persianas dejaban ver mucho el interior del cuarto, y eso me ponía algo nervioso, ahora me siento un poco más tranquilo. Hay el riesgo de que el fuego de la hornilla alcance la sábana, que ardería dócilmente, pero eso sería demasiada mala suerte.

Ignoro como estará el movimiento de los demás inquilinos ni cuánta gente esté viviendo en este sitio. Sólo he visto por la persiana a una gorda fea que iba saliendo, otra gordita que iba llegando y una flaquita que bajó a dejar la basura. Por cierto me la topé en la escalera pues yo iba saliendo, es delgadita, cabello negro y largo, tez clara, no me pareció fea solo tiene un pésimo cutis. No pude advertir bien las formas de su cuerpo para emitir un veredicto pero lo dejaré para después si acaso hay otra vez. Había muchos cabellos largos tirados por todo el baño.

Ayer en el HEB no vi nada en especial, salvo una señora que llevaba unos leggins, estaba fea de la cara, pero se veía que se ejercitaba mucho y tenía buena figura, pasé por detrás de ella sólo para verle el culo detenidamente. No estaba mal, si una noche tuviera a mi lado un culo como ése seguramente no dormiría. De hecho conservé la imagen de este culo en especial para masturbarme la noche de ayer, batallé un poco para lograrlo pero lo conseguí mediocremente. Es díficil masturbarse en este lugar pensando en tantas otras cosas que me tienen preocupado, ojalá todo fuera más fácil.




07.09.2014. Sólo quien sabe cuánto le es suficiente, tendrá siempre bastante.


A veces quisiera saber qué es lo que piensan de mí las chicas en la calle cuando me ven, en especial las que me gustan. Sé que no soy guapo de la cara ni físicamente muy atractivo, y no visto con playeritas rosas o moradas bien pegaditas, y tal vez mi presencia no les sea más llamativa que la de un mueble gris, pero quisiera a veces saber si al verme les causo al menos una buena impresión, o si les llamo la atención, o si acaso alguna fémina me ha visto alguna vez con ojos de lujuria, no sé, sé que es harto difícil, saber si acaso alguna vez alguna chica que me gustó me consideró como un potencial candidato para poder copular efectivamente con ella. Quisiera saber a veces qué es lo que piensa Tamara de mí, sé que ya tiene a su pareja, y quizás en este plano existencial no pueda competir física y económicamente contra él, pero quisiera a veces saber si acaso en algún lugar de su mente ha pensado en mí como yo en ella, o al menos si ha pensado un poco, un 10% o un 4% no sé, que llegara a considerarme algún día como un posible candidato para juntar nuestros ombliguitos, en caso de que terminara totalmente con su actual relación, eso estaría bien, creo. Aún así, pienso que si ella me correspondiera románticamente en la realidad cruda como es, probablemente saldría corriendo asustado. Lo más seguro es que para ella, yo no sea más que un triste fulano del trabajo y nadamás. No significo nada para ella y jamás piensa en mí. En todo caso piensa en hombres más agraciados. Es lo mejor, que no ocurra nunca nada, yo no podría darle nunca nada, ni económicamente, ni emocionalmente, tal vez ni físicamente, mi pene es muy deprimente. Así me emocioné con Abigail y bueno, efectivamente nunca pasó nada, ella se fue y nunca me peló y para ella no fui más que un triste fulano del trabajo que quizás ya ni recuerde. Así sucederá con Tamara, el día que se vaya del trabajo. O el día que me vaya yo.

Hoy vi a un niña preciosa en el metro, definitivamente toda ella era una visión angelical. Una blusita negra de tirantes ceñia unos sublimes pechitos en flor, esta contemplación gloriosa me hizo seguirla hasta donde pude, no quería perderla de vista, pero ni hablar me tuve que bajar. Al parecer no se percató de mi presencia ni que la seguía, como sucede la mayoría de las veces, con todo aunque conservé esta bella imagen en mi mente, no logré masturbarme con ella; a veces me pregunto qué felices accidentes del destino tendrían que ocurrir para poder disfrutar algún día de un bello cuerpo como ése, aparentemente esperándome en algún lugar. Es mejor que nunca ocurra.

He soñado con Tamara estas tres últimas noches. es más un personaje que está de fondo, sin hacer contacto visual conmigo, aunque esta noche me habló y me saludó: Hola Luis, fue todo lo importante que pasó en toda esa confusa mezcla de escenas que puedo recordar. Llevo cuatro días sin verla físicamente pero hoy regreso al trabajo, me pregunto si reparará en mí y me preguntará algo sobre mis vacaciones, o como siempre ni me pelará, pero para mí es una alegría verla nuevamente, como sea.



***


Mi gordita, la extraño mucho. Quisiera estar con usted, aún hay veces que casi me olvido por completo que usted ya se fue hace casi un año, la verdad es que me hace mucha falta, escucharla hablar, oír su voz, cuando volvía del trabajo mi única alegría era saber que usted estaba allí esperandóme, perdóneme por favor por esas veces que llegué sin avisarle que había llegado, hice muy mal. La quiero mucho, cómo hubiera deseado que sus últimos días fueran más alegres, que la enfermedad que tenía pudiese haber sido curada, porque usted hasta lo último nunca perdió la esperanza de que sanaría. Ojalá en dondequiera que usted esté sea feliz y sobretodo que su cuerpo ya no sufra enfermedad, y si no existe el cielo ni nada parecido al menos mi consuelo es saber que usted ya no sufre y descansa en paz. Yo trato de seguir con mi vida, trabajando, pero la verdad es que desde que usted se fue, me he sentido sin rumbo, sólo viviendo al día. No tengo ningún plan, sólo la voy pasando mientras transcurre el tiempo, usted era el centro de mi vida, a veces pienso que debí morir con usted porque ahora no siento que mi vida valga la pena, valía algo mientras usted estaba con vida, pero ahora no tiene sentido, no se me ocurre nada qué hacer, yo antes vivía por usted y sólo para usted, y ahora ya no tengo nada por lo cual vivir, es la verdad, me siento muy triste ahora, al pensar en usted y recordarla. La quiero mucho.









11.09.2014 Mi calidad de sueño ha mejorado en un 5 %. Tal vez deba considerar mejor comprar agua purificada. La chica flaquita de al lado no está buena, ni es guapa. Conseguí la contraseña del wifi, sin necesidad de molestar a la señora Mary, me la dió Osly, la gordita fea. Abajo también hay inquilinos, mas no los he visto. Anoche vi un buen video porno y me masturbé. Me acabé Castlevania I. Este puto tren no tiene hora, no sé cómo logra dormir esta gente. Ayer tuve un momento de alegría, recordé que Marcelino me debe 500 pesos. Se me había olvidado, se ha estado haciendo pendejo, pero lo dejaré, se lo recordaré cuando crea oportuno.

Cada día es una labor de autoconvencimiento para aprender de los errores y ser un mejor ser humano. Me gusta demasiado Tamara, pero ahora ella está demasiado lejos de mí también, como lo estuvo Abigail en su momento. Ella tiene su propio mundo, donde yo no pinto absolutamente nada. No encajaría nunca en él, y viceversa. No podría ser nunca, de ninguna manera. Es un desasosiego constante. Cada día es una misión permanente por desterrarla de mis pensamientos y hacerme a la idea de que ella no es para mí. Es difícil, aceptar que su corazón y sus nalgas ya pertenecen a otro. Ella ya eligió su camino, ser la amante de un hombre casado con el que quiere estar a pesar de todo. No se puede hacer nada contra eso, supongo. Ese cabrón lo tiene todo.

Solo me queda el trabajo, esforzarme y trabajar duro. Aprender algo nuevo cada día. Este trabajo es todo lo que realmente tengo. No puedo decir que me guste especialmente, pero tampoco me desagrada, puedo resistirlo, lo he resistido dos años. No puedo quitarme la sensación de que cada día mi cabeza está en juego. Todo se puede ir a la mierda en un segundo.

Tal vez si me vuelvo menos (pero muuuuucho menos, tocando el fondo) exigente en mis gustos femeninos, podría terminar cogiéndome a Marisa. Pero sería difícil, la verdad sí está fea la condenada, al menos si tuviera buen culo, creo que lo pensaría. Aunque es la única chica del trabajo que realmente me ha dado señales. Quizás podría empezar a hacerle caso algún día, en un momento que me sienta vulnerable y desesperado, aunque no creo que tengamos absolutamente nada en común. Sería difícil lograr una erección con ella, aun mantenerla. Pareciera ser como que nunca tengo absolutamente nada en común con alguna chica que me gusta o me disgusta, las mujeres son seres lejanos y extraños para mí. Ellas buscan otro tipo de hombres, no gustan de los tímidos y solitarios. Tendría que ser una chica realmente demasiado especial. Tal vez no exista en este plano existencial. Pero el hecho de que esté tan urgido de nalgas, no significa que tenga que conformarme con cualquier cosa que las tenga.

No, definitivamente Marisa está muy lejos de ser la chica que soñé. He esperado mucho tiempo y no puedo conformarme con eso. Debo desterrar a Tamara de mi corazón, es una lucha diaria, que se complica un poco por el hecho de tener que verla en el trabajo. Para ella no soy nada, sólo un triste pendejo del trabajo y nadamás.


13.09.2014 La noche de ayer viernes, fue tal vez, la noche más gacha de todas las que he vivido, (exceptuando claro, la última noche que mi gordita pasó en la casa). Salí tarde del trabajo, como a las nueve, y hasta que conseguí la gran hazaña de llegar hasta esta habitación, pasé las tres horas más hijas de puta que he pasado en la calle nunca jamás. Sabía que llovería fuerte, y era consciente que tendría ciertas dificultades para llegar a mi domicilio, que esta zona se ponía algo pesada en la época de lluvias, pero anoche fueron la chingada y la verga juntas, y es que comprobé que esta ciudad es una soberana mierda, tiene un drenaje pluvial que es una soberana mierda, y puede decirse que acabé lleno de mierda también. Así fue como llegué a las doce a este lugar, realmente todo jodido y cubierto de mierda, de lodo, aporreado por el agua puerca y fría, y el cansancio de caminar y caminar y caminar (y caminar) para intentar librar inútilmente todos los arroyos en que se convirtieron las calles de regreso. Tomé muchas malas decisiones el día de ayer, producto de mi inexperiencia, ignorancia y pendejez, y anoche sentí y pensé muchas cosas, y hubo un momento en que me cuestioné si realmente estoy preparado para apañármelas solo. Ahora veo las grandes desventajas que tengo que afrontar, pero no puedo desanimarme. Lo único positivo de anoche fue que volví entero, y que no amanecí tan amolado como creí, no me enfermé, a pesar de todo lo que me mojé, me duelen un poco el estómago y los huesos, pero estoy bien, creo.

Me siento algo desprotegido ahora, pero aún así siento que lo que pasé ayer me servirá de mucho en el futuro. Me juro a mí mismo, aprender de todos los errores cometidos ayer y no volver a vivir este tipo de cosas. Procuraré ser más consciente y previsor y hacer todo lo posible para evitar experiencias como la de ayer. Ahora soy más fuerte, más sabio; ahora seré más cuidadoso de mí mismo. No escatimaré en gastos, cuando se trate de cosas de salud o emergencias de cualquier tipo, y cuando necesite pedir un poco de ayuda, aunque me resista por mi naturaleza tímida y autosuficiente, lo haré. Ahora seré un mejor ser humano.



15.09.2014 La vista que ofrece esta habitación no es buena, no se ve más que el cielo, si acaso algunas nubes grandes, me gusta ver cómo se van desplazando y deformando, cómo el sol las va pintando cuidadosamente de naranja a gris mientras se oculta. Hoy no hay nubes. Ojalá pudiera ver a la distancia la calle o la ventana del cuarto de una muchachona que se desvista frecuentemente, pero no tengo nada de eso. A veces me duele un poco el estómago, no sé si estaré comiendo bien. Muy a pesar de mis escasos fondos, necesito adquirir un microondas, comer todos los días lonches fríos no es chido. Puedo cocinar.

La flaquita de al lado pienso es muy presumidilla, para tener tanto acné en los pómulos. La gente de aquí viste muy a la moda. No sé si la ropa que compro lo estará, pero de momento no me interesa, nunca me ha interesado la ropa en verdad, soy extremadamente simple al vestir. Necesito un buen culo a mi lado en estas noches frías y solitarias...

Me cuesta masturbarme pensando en Marisa. La verdad pienso que es injusto, no puedo obligarme a sentir algo que no siento. Jamás podrá gustarme una chica como Marisa. Puedo decirlo de manera grosera o poética, como no soy grosero, diré que ella no hace latir fuerte mi corazón, eso es todo. La verdad es una mierda. En el pasado fui ignorado, menospreciado o rechazado implícita o explícitamente por algunas bellas féminas como Abigail y Tamara, y esa sensación de desamor hizo sentirme realmente jodido. Ahora por cuestiones únicas de la vida, una chica más joven, quizás de 20 o 21 años, se ha enamorado de mí por primera vez, a mis 34 años, y será correspondida con la más fría de mis indiferencias, y esto es jodido de todas maneras. Por otra parte es muy su pedo, no el mío. Tengo que seguir con mi vida, con mis proyectos personales. Y no hay cabida para una mujer horrible ahí. Ojalá tuviera al menos buen culo, maldita sea. Es jodido y triste, es un mar de tristeza.

A veces he llegado a la conclusión de que lo más conveniente, sano y adecuado para mí sería tener una muñeca inflable. Hay muñecas japonesas de gran hiperrealismo, me conformaría con una de ésas, si tuviera los medios y el dinero para adquirirla. Una muñeca sería excelente para mí. Una bella mujer que no hable, que no se queje, que no tenga familia ni amistades molestas, que no use tampones ni tenga mierda, que no tenga mal aliento ni se tire pedos, que pueda cogérmela en cualquier momento que desee, con la seguridad de saber que nadie más la verá ni intentará quitármela, para mí es la representación de la mujer de mis sueños. Es jodido y triste, es un puto mar de tristeza.

Ha comenzado a llover, pero no hay peor lluvia que la que se desata en el corazón humano.

Epílogo:

Estas chicas del trabajo definitivamente provienen de otra cultura completamente distinta a la mía, con su propia indiosincracia y lenguaje, no puedo decir si inferior o superior (bueno, superior nunca) pero sí demasiado diferente y absolutamente sería imposible que tuviera algo que ver con alguna de ellas jamás. No debería involucrarme ni amistosamente con alguna de ellas nunca, así me llegara a gustar alguna algún día, (como ya ha pasado). Ésa debería ser mi postura inamovible. No debo acercarme a ese mundillo, lo mío es ir a trabajar, mostrarme responsable, pero no para impresionar a nadie, más que a mí mismo, echarle ganas, intentar hacer un trabajo de calidad, y es todo. No me interesan las bigotonas y sus broncas. Es la verdad.




16.09.2014. El hombre sólo se acerca a Dios, cuando duerme al lado del cuerpo desnudo de la mujer que ama.

Mi calidad de sueño ha mejorado gradualmente, parece que ya voy dejando atrás algunas mortificaciones, conforme me voy haciendo de más cosas. La intranquilidad muerde. Estoy lavando y tendiendo la ropa en el interior de mi cuarto. Lavo a mano unas cuantas prendas, dejo que se escurran en la tina toda la noche y luego las tiendo por el cuarto. La flaquita no es penosa, ya he visto sus brassieres y sus panties tendidas allá afuera, cuando salgo en la mañana me dan ganas de acercarme y observar más detenidamente una prenda pero jamás podría, además podría verme y aún no la he visto lo suficiente como para fantasear con ella.

Cuando planeaba salirme de la casa y rentar un cuarto, pensaba que tendría por fin libertad y privacidad para realizar mis proyectos personales. Planeaba dibujar mucho, hacer ilustraciones, hacer ejercicio, aprender inglés, practicar 3dsmax y autocad mientras escuchaba a Coldplay y Kings of Convenience, pero la realidad es que no he hecho absolutamente nada de eso. Y no por falta de tiempo, he estado viendo películas y novelas gráficas que me han resultado entretenidas e inspiradoras, y no considero en absoluto pérdida de tiempo el haberlas visto. Es sólo que aún no he hecho nada de lo que pretendía hacer, cuando soñaba con tener mi propio espacio. Ahora, me sabe un poco mal, pues entre estar mirando y coleccionando más porno, (que de hecho ya tenía bastante, creía) y huevonear sin hacer nada durante el día, no he logrado cumplir ni siquiera el 1% de mis objetivos. Apenas van dos semanas, es normal, pronto encontraré aburrido el porno de nuevo y me dedicaré a cultivarme en la espiritualidad.

Me preocupa quedarme sin trabajo. Me preocupa a mi edad no haber desarrollado habilidades laborales económicamente más redituables. Me preocupa no ahorrar nada. Me preocupa no haber juntado más dinero cuando me fui de la casa. Me preocupan los gastos imprevistos. Me preocupa mi salud. Me preocupa no ser feliz estando solo como creí.

Ya no pienso tanto en Tamara, ni en ninguna chica en particular. Mis furtivos enamoramientos han sido frágiles obsesiones que no logran perdurar, pues nacen prácticamente muertas.


21.09.2014. Tengo mucho por hacer. No he hecho nada.

A veces pienso siempre en Tamara. No sé mucho sobre ella aún. Ella es un enigma para mí, al igual que lo fue Abigail hace dos años. Me aturde imaginármela en la intimidad con el individuo con el que está en estos momentos. Me imagino que buscan algún momento para estar juntos, se llaman, él da una excusa a su horrenda esposa cara de sapo mariguano diciéndole que estará con sus amigos, ella le miente a su madre diciéndole que va a quedar en casa de alguna amiga; luego se encuentran, (la sonrisa de ella es un cielo), platican, supongo que van a algún otro lugar primero, comportándose discretamente pues alguien podría reconocerlos, mas invariablemente la cita termina en un motel barato, y se dedican entonces a coger desenfrenadamente hasta el cansancio, la manera en que ella se mueve es impresionante, (quizás le hace unas mamadas antes y después, mientras lo ve con esos preciosos ojos cafés que tiene), el tipo se queda sin aliento, termina completamente hecho polvo; luego terminan, él la ve vestirse, la ve subiéndose sus calzones rojos, ella se pone la camisa de él y se asoma por la ventana, echa una fumada profunda, hablan de sus cosas durante un rato y luego se van. Cuando él la deja, le da un beso que le toca la campanilla con la lengua y quedan para el otro fin de semana. O tal vez no suceda absolutamente nada, es inútil y angustiante maltratarse el corazón.

Sería difícil estar con una chica como Tamara. Ella es del tipo de chica que por su apariencia y personalidad, continuamente está bajo el asedio del 99% de los hombres en cualquier lugar que esté. Por eso este cabrón debe de estar sufriendo, sabe que debe separarse de su horrible esposa para poder disfrutar a escondidas la dulzura de Tamara. Sabe que sino hace algo pronto, seguramente otro avispado llegará y se la arrebatará, quizás para siempre. O quizás el lazo sea demasiado fuerte, quizás el deseo de lo prohibido sea el motor de ésa relación. Esta circunstancia singular habla muy mal de ella, pero yo jamás podría criticarla. Sólo tengo admiración hacia ella, haga lo que haga. La amo desde la distancia, sin necesidad de hablarle ni tener una relación particular con ella. Ojalá pudiera ayudarla algún día en algo que necesite. Eso debe ser el verdadero amor, supongo.

A dibujar barcos surcando el mar infinito, bregando contra unas violentas olas cuyas crestas asemejan las garras de un felino. De fondo el cerro de la silla, y la más psicotrópica de las noches estrelladas que imaginó Van Gogh.


27.09.2014. Confirmado: la flaquita es horrenda. Pobre muchacha, tendría que ser alguien verdaderamente desesperado para notar un mínimo de atractivo en esa fémina tan poco agraciada. Daiana tiene buen culo, a veces me masturbo pensando en ella. Me pregunto si yo le gustaré a ella, tal vez. Si ella fuera la que se me insinuara, en lugar de Marisa, (que cada día me parece más horrenda,) no sé, tal vez podría perdonar el hecho de que también es horrendamente fea y con cara de caballo, con tal de que se mantuviera la esperanza latente de algún día disfrutar de ese culo. Me pregunto si ya habrá cogido. No me gustan los modelos usados. Es fácil, cuando bese a una chica, es como si estuviera besando a todos los tipejos que ya la besaron. Cuando algún día coja, estaré cogiendo con todos los pinches cabrones que ya se la metieron. Es triste, extremadamente difícil encontrar una chica virgen y especial. Es un mar de tristeza.

Abigail es el claro ejemplo de una chica tóxica. Aún así su vida, sigue sin ser el carrusel de emociones que presume en su face. Hoy es este cabrón, mañana será otro. Es una total pendeja. Pero me atosiga imaginármela cogiendo y haciéndole mamadas al pelafustán en turno. Esta chica está necesitada de afecto y atención, sabe que tiene un cuerpo que fue creado para estar dándole verga todo el día y no puede hacer nada contra eso. Ha pasado por muchas manos, lo que me aturde es que nunca fueron las mías. Su padre tiene pinta de pandillero veterano de los más bajos fondos de Los Angeles. Su hermano es un rockero metalero drogadicto más vago que el sastre de Tarzán. Su mamá es fea, Abigail perderá su belleza algún día y ese portentoso culo que tanto adoré hace dos años quedará arrollado, dando paso a un trasero flácido y cóncavo como el de su madre. Habría sido imposible relacionarme con esa gente. Hay cosas que no deben de suceder nunca. Mirando a lo lejos, qué bueno que nunca pasó nada. Tengo 34 años sin novia, veo al pasado y me pregunto: ¿realmente me hizo falta una?.¿Porqué querría estar con una mujer que ya fue usada? Sería una estupidez garrafal involucrarme con una mujer real, prefiero las imaginarias. No son nocivas ni conflictivas, mis novias, Manuela y Soledad.

Si dejas a un lado tu comodidad, tu pereza y tu desidia algún día, y empiezas a recorrer el sendero de (lo que crees que sean) tus sueños con verdadero brío, con una ansiedad mesurada y un espíritu impertérrito, lograrás al menos aunque sea por un breve instante, durante una minúscula fracción de la eternidad, vivir realmente la vida que quieres vivir. Sigue con tu pinche hueva.



29.09.2014. ¿Qué es lo que se supone que debería de hacer? ¿Cuáles son realmente mis verdaderos sueños, si es que los tengo? Tengo simples y nobles aspiraciones, pero no son firmes propósitos. Quiero una vida sencilla, alejado de la mayor cantidad de problemas que una persona común y corriente pueda tener. Quiero tener el menor número de compromisos posibles. No quiero casarme, no quiero tener hijos, no quiero tener novia. Quiero un trabajo que me dé para comer y vivir solo por mi cuenta. Pagar mis cuentas y ser autosuficiente. Pero también sé que esto no puede continuar así por mucho tiempo. No puedo quedarme en este lugar para siempre. Debo avanzar, pero no sé exactamente hacia dónde. Debo cambiar pero no sé cómo hacerlo. Tengo ansias por encontrar una motivación, una razón profunda para darle un claro sentido a mi existencia. Antes tenía a mi gordita, ahora sólo tengo este trabajo. Puedo esforzarme todos los días por conservar mi empleo. Pero no me visualizo como Marcelino, estando tantos años en un mismo lugar. Sólo pensar en eso me molesta mucho. En realidad aún no tengo libertad. No la tendré hasta que no encuentre mi motivación. ¿Pero que podría hacer? Si dejo este trabajo, buscaré otro similar y será lo mismo. No sé hacer otra cosa. No hay empleos de mayor nivel a los que pueda aspirar, con mis limitadas habilidades laborales, aún más, no soy ambicioso en ese aspecto. Pero soy consciente que no podría mantenerme solo en este lugar si me conformara con un empleo más pinche. El sentido común me dice que debo esforzarme por conservar este trabajo y permanecer en él durante un buen tiempo. Me dice que aproveche el tiempo libre, de manera productiva. Me dice que ahorre, pero que no escatime en caso de emergencias. Me dice que haga ejercicio, que me alimente bien. Debería hacerle caso, pero no lo hago. Que aproveche el tiempo libre para vencer mis vicios. Es difícil vencer la pereza. La pereza es la madre de todos los vicios.

Quiero ser alguien que pase desapercibido siempre, que nadie se fije ni piense en mí, un personaje de fondo que pasa rápidamente. No quiero dejar huella en este mundo. No quiero sentirme con la obligación de hacerlo, llevar esa carga oprimiendo mi corazón. Sólo soy otro penoso ser que se arrastra en este pedazo de lodo lamentable. Un ser humano más, de los millones cuyas vidas intrascendentes y vacías terminan sin importarle a nadie. No deberíamos cargar toda la vida con este peso tan grande, el de simplemente existir. Pero mientras sigamos con vida, supongo, es nuestro deber continuar inhalando y exhalando. O nuestro castigo. Tal vez estemos pagando un castigo. O recibiendo una bendición. No me siento castigado ni bendecido. Me siento superfluo, innecesario. Mi vida ha sido en vano. No sé que es lo que tengo qué hacer exactamente, ojalá existiera un manual para mi vida, que me dijera las cosas precisas que debo hacer en cada momento. Ojalá tuviera un talento o dos. Me siento pobre en ese aspecto, si tuviera un talento me sentiría más seguro. Tendría confianza para vivir.

El hubiera sí existe. Si no existiera, no hubiera nacido yo.



Dedicado a las aves

Texto agregado el 03-01-2015, y leído por 133 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
05-07-2015 Me gustó, muy bien descrito LMARIANELA
06-04-2015 Excelente. Ciertamente un narrador consumado. Y talentoso. Pato-Guacalas
03-01-2015 A pesar de ser un poco extenso, es muy llevadero. Lo leí en 2 tramos, pero no perdí el interés. Me gustó. Saludos! TuNorte
03-01-2015 Interesante y extensa autoreflexión. Describes muy bien tu perfil psicologico. siemprearena
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]