TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / scire / Torturas cotidianas (orinar)

[C:553005]

En el lugar en el que me encontraba me dieron dos vasos con jugo, y me tuve que devolver para mi hogar. Antes había tomado otro vaso con agua y en el momento en el que salí para tomar el bus que me llevaría a mi hogar no sentí ganas de orinar. Tomé el bus y había varias sillas desocupadas; me senté en una del medio y como a la mitad del camino hacia mi residencia, empecé a sentir ganas de mear. Al lado mío había un señor que se dio cuenta de que comencé a mover mis piernas y también me rasqué la cabeza un poco. El hombre se dio cuenta de que yo estaba nervioso, también en mí se produjo más saliva por lo que la empecé a pasar por la garganta más seguido, y se escuchaba algo así como “gua”, el sonido de mi saliva pasando a través de mi garganta muy frecuentemente asustaba a aquel hombre, o esa fue la impresión que me dio. Él no se atrevía a mirarme, y yo tampoco me atrevía a mirarlo.

La gente seguía subiéndose y bajándose del bus, y yo pensaba que aguantaba hasta llegar a mi casa. Mis manos se me pusieron un poco más frías, y también las sentía como sudorosas. Yo intentaba mirar el respaldar del asiento que tenía en frente e intentaba mirarlo fijamente tratando de concentrarme en un punto fijo. También entrecruzaba las manos como pidiéndole a una fuerza superior que me diera la capacidad para aguantar hasta llegar a mi casa; las entrecruzaba de varias maneras y de maneras raras. Movía las piernas, los brazos, la cabeza, los hombros, la cadera, entrecruzaba las piernas, me tocaba la cara, se me aguaban un poquito los ojos y me tocaba los lagrimales para intentar no llorar y no sabía qué otras acciones tomar para calmar la necesidad de evacuar.

Mi vejiga se estaba llenando cada vez más de líquido, y yo sentía que no aguantaba más las ganas de hacer pis. Si me bajaba del bus me tocaba pagar otro pasaje, así que traté de contenerme y ordenarle a mi cuerpo que se contuviera hasta que llegara a mi baño. No obstante, mi vejiga empezó a hacerme sentir mucho dolor, o más bien, desesperación. Pensé que se me iba a explotar, y luego me quedé quieto porque consideré que así iba a decrecer mi angustia; eso me sirvió por un lapso de tiempo, pero luego volví a sentirme mal; una vez más, sentí como si tuviera un explosivo adentro, algo que iba a explotar, pero de nuevo le ordené a mi aparato urinario que se contuviera y logré no orinarme.

Pensaba en el momento en el que me encontraría en el baño orinando, descansando de esa presión, disfrutando la salida de la orina de mi pene hacia el inodoro, (una sensación maravillosa verdaderamente). Después de eso, estaría tranquilo, podría continuar con todas mis actividades; seguiría viviendo. Cuando me bajé del bus, caminé muy rápido y al mismo tiempo muy despacio creyendo que se me iba a explotar la vejiga. Cuando llegué al mi morada, ingresé sin saludar a mis padres e ingresé al baño sin cerrar la puerta con seguro, por el afán.

La sensación fue grandiosa; al orinar sentí que retornaba a la vida; no exploté, no se me explotó la vejiga, pude hallar el descanso. Sin embargo, hubo un momento en el que no pude orinar más, porque no me salía la orina; aunque todavía no había evacuado todo. Me fui a ver televisión un rato y luego pude terminar de orinar. A pesar de esto, una y otra vez me ofrecen harto líquido en algunas partes, y yo acepto. Sigo pasando dificultades para orinar a tiempo.

El otro día hablé con un anciano, me dice que padece de incontinencia urinaria y no quiero que me pase eso, no tengo claro si podré evitar ese padecimiento, por ahora, sólo padezco diariamente con las angustias que me trae mi vejiga cada día, por eso, debo estar preparado y tener un baño siempre cerca para sentirme seguro; para no pensar que de repente se me va a explotar la vejiga por aguantar las ganas de mear, porque podría morir envenenado por dentro si eso llegara a pasarme.

Texto agregado el 28-02-2015, y leído por 1513 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
17-12-2015 Muy bueno! :) JuliaFlorencia
01-03-2015 como dice Gafer, muy vivido, pensaba que suerte tienes de no ser mujer, ¿sabes que horrible es en un momento asi, tener un acceso de tos...? adelsur
01-03-2015 Un relato muy vivido,tanto,que me despido para ir a hacer Pis.Un Abrazo. Gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]