TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dokini / Elixir

[C:554003]

Elixir

-Damas y caballeros, directamente de la Rusia septentrional vengo a ofrecerles un producto que les hará cambiar sus vidas.

El monótono discurso del vendedor de ilusiones que llegaban desde los confines del mundo.

-Rhodiola es la fuente de la vitalidad, utilizada desde siglos para la curas de todos los males del cuerpo y porque no del alma.

Un nada convencional frasco de mermelada conteniendo un producto verdoso casi amarillento. Una mirada de soslayo y una curiosidad que comenzaba a despertarse.

-Un efecto inmediato en su ánimo, sus mágicas propiedades curativas hacen de este producto el elixir de la vida.

El discurso ya se tornaba pesado en aquel individuo de piel casi blanca, ojos claros, mirada penetrante que casi parecía un descendiente de la realeza rusa.

Lo más extraño de la situación era que solo disponía de un solo frasco.

-Quiero aclararles y con esto me despido, que mi objetivo no es el lucro, es simplemente hacer feliz a una persona por día. Se lo ofrezco al que primero me lo pida, sin compromisos, sin exigencias.

No sé porque me viene a la memoria un hecho que ocurrió hace más de 20 años, tal vez fue que en aquel momento accedí al obsequio del ruso, que me dio las instrucciones para su uso. En aquella oportunidad me alertó que si decidía el tratamiento no lo podía abandonar bajo ningún concepto y que solo dispondría de un solo frasco que me debía durar para toda la vida.

No me atreví a probarlo y lo guardé cuidadosamente en la alacena. Durante este tiempo me pasaron las cosas más maravillosas por las que podía pasar. Disfruto cada momento de la vida, me considero una persona afortunada y feliz.

Busco entre los estantes aquel frasco con que el extraño vendedor ambulante me obsequiara una vez. No tuve necesidad de probarlo, y tal vez nunca lo intente.

Allí está, envuelto con papel madera, tal cual lo deje. Vuelvo a recorrer en mi mente la escena con el ruso y creo que comienzo a entender su discurso.

Me dijo entonces que tendría que conservar el frasco ya que no habría otro; nunca me habló de beberlo, ni siquiera intentó abrirlo o mostrarlo.

OTREBLA

Texto agregado el 27-03-2015, y leído por 120 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
27-03-2015 El mágico poder de la sugestión.UN ABRAZO. gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]