TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Terryloki / El piromaniaco

[C:556239]

Queridos amigos:
Para atemperar el espíritu me permito un chascarrillo que nos alegre un poco esta existencia. Vale.

En el pueblo no sabían qué hacer con Pepe, un joven de buen ver, pero que desde pequeño le daba por jugar con cerillos. Sentía un extraño placer al contemplar las llamas. Y a todo le prendía fuego. Ni la cárcel, los golpes, los regaños cambiaban su conducta.
La madre de Pepe desesperada siguió el consejo de su comadre Petrita de mandarlo a confesar con el padre Arcelio, santo varón de la iglesia, tolerante y justo que llevaría al joven Pepe por el camino del bien.

—Ave María purísima —dijo el sacerdote.
—Sin pecado concebida.
—Hijo, ¿Desde cuándo no te confiesas?
— ¡Híjole! Desde hace mucho tiempo.
— ¿Cuáles son tus pecados?
—Me acuso padre que soy piromaniaco.
— ¡Piromaniaco! —exclamó el buen sacerdote, mientras que con ambas manos desesperadamente trataba de apagar la orla de su sotana que Pepe le había prendido fuego, diciéndole con rencorosa voz—: lo que eres es UN HIJO DE LA CHINGADA.

Texto agregado el 20-05-2015, y leído por 111 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
05-06-2015 Yo no conocía el chiste;pero si se que existen muchos a los que el fuego les atrae y es realmente un problema. Me gustó mucho leerte,mucho . El final es divertido***** Un abrazo Victoria 6236013
26-05-2015 Bueno el chascarrillo, como la confesión del santo sacerdote. lucrezio
24-05-2015 Paciencia le sobra al padre, agradable relato. krisna22z
20-05-2015 Ja ja ja, el "santo" hombre sintio que lumbre le llagaba a los aparejos. Cinco aullidos en llamas yar
20-05-2015 Bien redactado el chascarrillo. Felicidades 5 * heraclitus
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]