TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carloel22 / Se llamaba Marcela...

[C:556716]

No eras la mas alta, tampoco la mas seductora , ni la de la piel mas suave, o el cabello llamativo.

No tenías mil pretendientes, mil respuestas, mil excusas, ni dinero.

Eras auténtica y amabas, como ama una mujer cuando se siente cuidada.

Reías porque te sentías querida, con esa sonrisa franca, abierta, sencilla.

Te acercabas y mientras memorizabas acordes, sobre las teclas de un piano, esperabas la caricia, te hacía exquisita tenerme y para mi eras todo mi mundo.

Acomodabas tu cabello, largo, hermoso, castaño, lacio; mientras tomaba tu mano y besaba suavemente cada uno de tus dedos, acariciaba tu cara, tu oreja, tu cuello, entraba dentro de tu boca, para dejar marcados por horas, la tibieza de los besos.

Vibrabas, temblabas, reías, suspirabas cuando hacías el amor, porque realmente amabas.

Pasaron muchos años, muchas mujeres, y hoy, justamente hoy cuando no debía estar ordenando mi cuarto viejo en esta tarde de domingo en otoño, el destino o algo se interpuso, un regalo en forma de viaje se anuló y puso tu foto entre mis manos.....
Destino, ese que hace pensar en la diferencia entre una mujer y un amor.

Donde estarás hoy?
Que habrá pasado con el corazón, para que con solo una foto fría, arrugada y vieja, permanezca tu piel dentro de la mía?.

Si el sueño es la ilusión de vivir, piensa que una parte tuya está en ese sueño.....y por ese sueño escribo estas letras.

Me dará fuerzas, para tocar, respirar, oir, hablar, cantar...
Si al despertar, el sueño se ha ido, no debo preocupar, pues se que ahora ese sueño...es parte de tí, te besa en el día, en el viento, en el sol, en la lluvia, en los acordes de una canción..... en cada una de las letras de esta prosa en abril, si alguna vez, visitando esta página azul, la encuentras.


UNA MUJER EN ABRIL

Media parte de ella, en abril se ha quedado dormida
La otra vive entre dudosa, alerta, despierta, trémula, cálida, húmeda.
El aire acaricia su cuerpo tibio.
Hurta a la mirada huecos de sombra, despierta formas, resucita.
Insinúa, enciende, espera, observa, contempla, gime, solloza, ama.

Media parte de una mujer en abril, se ha dormido.
La otra enciende vuelos, ahoga susurros, late, vibra, siente, vive, sueña.

El juego de soñar, empieza en abriles tibios.
La boca, ni demasiado abierta ni demasiado cerrada, los labios entreabiertos, húmedos, cálidos.
La sexualidad en los labios de una mujer dan forma, posición, piel, tacto.
Permiten brindarse al juego de otra boca sin pronunciar una sola palabra. Morder, entreabrir, responder al juego sin letras.

Una mujer abierta y en abril, es solo urgencias, besos, caricias, respiración, susurros, humedades, pasión total, entera.
Es desnudarse al juego de ser amantes y permitir que los cuerpos proyecten fuego y se calcinen.

Una mujer desnuda y en abril no exige demasiada sabiduría.
Solo grita que se la ame, cuando plena de gozo, se abre, gime, vibra y brilla.

Necesita así desnuda, de brazos seguros, de besos tibios, que la sotengan, que la cubran, que la cuiden, cuando su cuerpo se estremece todo de pasión porque ama, se enciende o tiembla de frío.

Pide sentir que estamos a su lado, durante esos tiempos en los cuales le llegan sombras, dudas o llanto, para sostener, cuidar, abrazar, mimar, consolar su cuerpo frágil, trémulo y pequeño en las urgencias de sus eclipses.

Toda mujer no es mas ni menos que una pequeña, una delicada vasija de porcelana y cristal desnuda, modelada y tallada por un orfebre.

Ese artista encargado de desnudarla, hacerla vibrar, soñar, gozar, amar, debe ser también custodio de su obra, esa obra tan exquisita, tierna y especial llamada mujer, y ser mujer es alimentarse siempre de los versos de un poeta.

Texto agregado el 01-06-2015, y leído por 122 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
03-06-2015 Muy buen texto. Felicitaciones. 5* dfabro
02-06-2015 Bella prosa carlito. Saludos. girouette-
02-06-2015 Me llegan profundamente tus letras. El amor de un poeta, de un ser sensible, de un verdadero hombre que sabe valorar a una mujer, cómo cuidarla y hacerla vibrar desde su "vasija de porcelana y cristal", hasta el alma. Gracias por ser así. MujerDiosa
01-06-2015 Sí Señor, se necesita ser un artista para hacer que una mujer delire como tu personaje lo hace en este relato. Cuánta ternura, dulzura, romanticismo despliegan tus letras; y la forma de decirlo es suave como todo el amor de que eres capaz de plasmar en estas líneas que cautivan por su majestuosidad. Me fascinó, amigo Pedro, Marcela debe sentirse en la gloria. Un abrazo full y sentido y gracias por seguir regalando tanto. SOFIAMA
01-06-2015 Hermosas letras . autumn_cedar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]