TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Terryloki / Mi compadre y mi psicólogo

[C:556963]

No creo en Dios pero si en mi mujer, que en esencia es más o menos lo mismo.
Héctor.

(con disculpas para Isaac Asimov donde se encuentre: en el cielo, en el infierno, o “¡Ay nanita!” En la nada)

Mis queridos amigos:
Soy un escritor, lo anterior lo digo no por presunción, sino porque es verdad, me da por pergeñar palabras de todo lo que se me ocurre. Si tengo éxito o lectores que me leen, esa es otra historia. Como soy de esta época moderna y tengo muchas angustias existenciales fui a visitar a mi psicólogo de cabecera como tantos habitantes en este México, de mis amores, donde la vida esta re-cabrona.
En fin, se lo conté a mi compadre y además le di a leer la entrevista con el facultativo de la mente que a continuación escribo, pinche compadre, es como “la fregada”, con eso de que es joven y además cirujano se cree el papá de los pollitos. Al final para hacerla de emoción les diré lo que este cabrón me dijo.

—Así que tú, mi querido amigo, te crees escritor y eso te causa angustia, ¿puedo preguntarte el porqué?
—Porque se agolpan en mi sesera muchos argumentos, urdidos con alegría y finura, y no me dejan en paz hasta que los escribo, de no ser así me llevan a la locura.
—Qué sea menos, sin jactancia, ¿y eso que tiene de malo?
—Pues que no le hago caso a mi mujer, si voy a un concierto no distingo las notas, si manejo me paso la luz roja, estoy siempre en babía, mi mente está siempre en la gloria de las estrellas y de la imaginación.
—¡Ah, cabrón! Esto no lo había escuchado y mira que me paso el día oyendo «pendejadas».
—Además tengo otro problema, en mis historias debe existir una muchacha, que sea una doncella buena y pura (aún así apetitosa) sobre todo pechugona, y de atuendos. Ligera. A los lectores masculinos, aunque ya no puedan siguen con sus apetitos lascivos, así que ella debe despertarles deseos carnales con sus formas sensuales.
—¡Bueno, eso que tiene de malo! Es el instinto primario. Te soy sincero no veo problemas en tu caso, ¿por qué te quejas?
—Es que tengo mi mente llena de personajes y por eso estoy siempre despistado, no recuerdo donde aparqué el coche, no me preocupa mi apariencia, siempre estoy desliñado y eso “encabrita” a mi media naranja, con el único que platico es con mi perro ‘Hachi’ porque me hace caso. Mi esposa me dice que la gente me mira murmurando porque nomás traigo un calcetín, de chalado no me bajan y se hacen a un lado pues dicen que la chifladura puede ser contagiosa.
—¿Y cuando te sientes bien?
—Cuando en la computadora hay palabras en tropel, termina el suplicio que causa tanto desquicio. Empieza la diversión: he concluido otro cuento de humor negro, y si hay uno o dos asesinatos mejor.
—¡Ah, caray! Me deja tu mal perplejo. Ahora me explico porque en los escritores hay tanto enajenado, borracho, suicida y otra linduras semejantes. No pueden dormir o estar en paz porque tienen ideas que les bailan en la cabeza y cuando se afeitan se hacen un corte, pierden el hilo de lo que dicen, y cuando conducen se juegan su vida y la de los demás y siempre porque tienen ideas, situaciones, y diálogos dando vueltas y más vueltas en la mente.
— Cuénteme, por favor, ¿Qué hago para no tener ideas y tener un poco de paz?
—Siento pena por ti. Por mi experiencia y dado lo que me cuentas puedo decir que todos los escritores, aún los malos como tú, su trabajo consiste en dar felicidad… a los demás.

Cuando mi buen compadre, el cirujano, leyó la consulta psicológica, se quedó un momento en silencio y me dijo medio burlón:
“¡Ay, compadre! No te hagas pendejo, el psicólogo es tu subconsciente. Ya tu mujer, mi querida comadre, habló conmigo y palabras más o palabras menos me dijo: «No sé qué hacer con mi marido, se la pasa hablando con nuestro perro ‘El Hachi’, no me pela, ni uno ni el otro. Estoy pensando llevarlos con el veterinario para que los ponga a dormir. O sólo a mi marido, pues si el 'Hachi' ya no tiene la influencia maléfica de tu compadre a lo mejor se compone.» Como la vez, o se te quita lo loco o marchas.”
Nobleza obliga, ha sido mi lema, soy educado, así que no me quedó más remedio que darle las gracias a mi compadre por sus finas y cabronas atenciones. Vale.

Texto agregado el 07-06-2015, y leído por 125 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
08-06-2015 Bueno, de que estás para que te amarren lo estás. Y de acuerdo el único cuerdo es el 'Hachi'. Felicidades. 5* heraclitus
08-06-2015 Mi consejo es que te hagas el cuerdo delante de los demás y dejes la locura para cuando estés solo . A mi me funciona , en mi entorno creen que soy un tipo normal :P . autumn_cedar
08-06-2015 Jajaja. Terry, estás muy sanito de mente, así que nada de psicólogos, y sí muchas herramientas para que sigas escribiendo. Muy original y ameno. Además, creo que el psicólogo es el Hachi. Bechis, amigo lindo, qué disfrute. SOFIAMA
08-06-2015 Menudo problema tienes Loky, imagino... No, mejor no.. ji ji ji Cinco ullidos escribiendo yar
07-06-2015 Una narración amena y original. Me gustó el juego que haces con el escritor de novelas. jdp
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]