TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jaeltete / PAISAJE DEL ALMA

[C:557696]

PAISAJE DEL ALMA
Dos pequeñas gotas de lluvia hacen el paisaje de esta mañana tan particular.Danzan traviesas deslizándose por el cristal empañado de un abril otoñal. Las hojas color ocre caen armando una montaña en el suelo del parque tan gris y sin luz, debido a la ausencia del sol por las lluvias de otoño.
Desde mi antiguo automóvil, reliquia de familia, reciclado y celosamente cuidado por el tío Andrés, observo los árboles, los mismos de ayer en los que con tu andar emergías entre ellos como aparecido en el tiempo, pero no era más que el efecto de la llovizna de abril, ahora ni siquiera eso, puedo estar mucho tiempo esperando tu imagen que ella nunca aparecerá.
El paisaje de este otoño combina con mi auto viejo y las hojas que caen de los arboles, pero una barredora inmediatamente me quita ese placer y me vuelve a la realidad. Siempre digo que las hojas no deberían ser barridas porque después, pasa esto, me queda una sensación de nada, porque un otoño sin hojas no es otoño.
Había viajado desde la oscura y lúgubre ciudad de Habert, escondida en medio de las montañas.Alguna vez me pregunte si figuraba en algún mapa.
Sin embargo existe y es una pequeña ciudad de ricos terratenientes donde se realizan los más increíbles negocios. Pero la gente, desconoce su existencia.
Aunque eso no importa ahora, lo que sucede es que al llegar a esta ciudad donde siempre venia a encontrarme con vos, aquí en este parque, me doy cuenta que solo he venido a encontrarme con recuerdos que me hacen mal.pero uno siempre regresa..
¿Porqué siempre tendrá que ser asi? Uno vuelve a los lugares donde fue feliz y se da cuenta que ahora solo le producen tristeza.
No hubiera querido que las cosas fueran de esta manera, hubiera preferido que todo terminara bien, sin embargo uno no siempre decide.
También quisiera que existiera la eternidad para poder verte siempre, y que mi sonrisa fuera tiempo para hacerte feliz.
El limpia parabrisas ha hecho bien su trabajo, ya no queda humedad en el cristal, de la misma manera que la barredora limpió el parque sacando todas las hojas que habían formado un colchón.
Así decía yo cuando era niña, un colchon de hojas y me tiraba sobre él, y saltaba, saltaba tantas veces gritando por gritar, solo era eso, un grito que me salía desde muy adentro como queriendo sacar todo lo que llevaba guardado y no podía decir, porque yo nunca pude hablar, nunca pude decir.
Este paisaje del alma mío tan vacío, como las gotas de lluvia que se deslizan por el cristal al compás del olvido que va ganando tiempo en mi corazón, porque aquellas cosas tan amadas, ahora se las ve cada vez más lejos, como las hojas secas que vuela el viento llevándose los recuerdos de mi último verano en Habert.
En aquella epoca me gustaba jugar con las hojas amontonadas en el suelo abriendo un surco con mis pies Después venias vos, y hacías lo mismo. Mamá se enojaba tanto cuando nos veía llenos de tierra. Siempre me culpaba a mí.
Ahora la gente sale a caminar por el parque, aprovechando para hacer aquellas cosas que no pudieron por la lluvia.
Caminan apurados, algunos en bicicleta acortan camino por aquí.
Aun es la mañana y se siente el frio.
No me gusta el frio, me es incomodo, tanta ropa y además me quedo sin fuerzas, casi siempre comienzo a temblar y alguien me tiene que ayudar. Por eso quiero que pase rápido esta época del año.
Me quedo mirando otra vez los árboles, y si, ya no te veré mas asomarte entre ellos, además, todos se han ido, ya no están.
Ahora todo es ayer, solo queda este frio enorme en el alma por aquellas cosas simples que se fueron y por los que ya no están.
Fin.

Texto agregado el 28-06-2015, y leído por 298 visitantes. (18 votos)


Lectores Opinan
09-05-2018 Tan melancólico que duele un poquito leerlo. Llevas de la mano por los lugares descritos. Se siente tan real... Cinco aullidos abrigandose yar-
05-05-2018 Ya lo había leído pero hoy ,me he vuelto a emocionar. Siempre se recuerda el pasado aunque la mayoría dice no hacerlo. El pasado es como un muro donde podemos apoyarnos. Y si,el Otoño no es nada sin esa alfombra de hojas muertas que cfujen bajo nuestros pies. Triste no tenerlo.... Me encanta tu texto. Esos y abrazos Victoria. 6236013
02-04-2018 Qué hermosos recuerdos plasmados en una narrativa brillante. Me sumergiste en mis propias vivencias y añoranzas. Un abrazo, sheisan
28-03-2016 Que limpia narrativa, los estados de ánimo se pueden tocar y queda un huequito en el alma cuando termina, la palabra fin le da un toque especial. Cinco aullidos satisfechos. PD: la eternidad es un instante Yar
11-03-2016 De la memoria un paisaje plomizo lleno de melancolía, hace tiempo que vivo en el luminoso presente. Cinco aullidos hoy Yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]