TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Anybet / SER FAMOSA ES PA MACHOS

[C:559188]

Al cruzar la calle vi que un montón de gente venía en dirección mía gritando un nombre, que no entendía y que no era el mío, esto es una locura, me encontré de pronto en la dimensión desconocida, actuando de una manera totalmente diferente a mí, vestida de negra, rubia con ojos verdes y unas gafas de sol inmensas que cubrían gran parte de mi cara, quede estupefacta.
No sabía qué hacer si asumir mi papel de famosa - pero famosa en que- cantante quizá, atleta, bailarina, actriz de cine, escritora, pensé que era una formidable oportunidad para que aflorara mi -loco- otro yo, entonces experimente algo muy extraño como si el planeta se hubiera detenido en ese momento en que parece que te alcanzan y no lo logran, como en esos sueños en los que creemos visitar otro mundo, pues esto era algo parecido.
Mire a mi alrededor y una gran limosina blanca me aguardaba, no sabía si esperar a los que parecían ser mis fans o salir corriendo hacia el carro en que dos hombres buen mozos me miraban como esperando mis órdenes , la verdad hasta no saber cuál era mi profesión no sabía nada de nada, preferí subir a la limosina, realmente era lujosa con espejos, comida, vino , vestidos, zapatos y asientos rosados, increíble rosados, realmente espantosos pero me sentí muy cómoda decidí entonces apropiarme del lugar y averiguar realmente quien era, en ese instante freno abruptamente la limosina, se abrió la puerta y una mano me recibió, tenía que bajar, esta mano casi me arrastraba invitándome a salir, llegue a un hotel en el que todo el mundo me miraba extrañamente, pero yo era famosa y eso era lo importante, pensé hoy es mi día y lo voy a disfrutar
Mi apuesto guardaespaldas recibió la llave de mi habitación me acompaño al piso 12 abrió la puerta y luego se despidió con un - madame espero que este cómoda-, era una habitación increíble jamás y digo jamás me había hospedado en una habitación tan grande y tan elegante, realmente explote de felicidad y pensé - que está pasando y ahora que hare, salir, quedarme, dormir, bueno tengo que hacer algo- mire por la ventana y ese día hermoso, con gran sol había desaparecido, era de noche, no sé cómo paso hacia poco era de día y ahora era de noche, quizá dormí y no me di cuenta, por cierto llovía.
Lentamente abrí la puerta de mi habitación, salí y esta se cerró que extraño tenía una pijama puesta, me escondí detrás de un carro de ropa sucia, pero alguien me grito: ven pronto! tienes mucho trabajo, hay muchas habitaciones que limpiar, y quien lo creyera me encontré siendo una camarera, si una camarera!, aquel hombre que gritaba y que parecía ser mi jefe me señalaba un sitio al cual fui, entre en un cuarto en donde habían más mujeres que hablaban sin cesar sobre la gran diva que se hospedaba en el hotel, yo solo escuchaba y miraba a mi alrededor.
Empecé a hacer lo que hacían las demás desocupe el carro y salí tras de ellas, y ahora que hare, están confundidos yo soy, yo soy………….. no sé quién soy pero soy famosa de acuerdo a las circunstancias, no entiendo porque no me reconocen, que locura no se quien ni que soy, por supuesto me escondí y quise entrar nuevamente al cuarto del hotel cuando me vi a mi misma, pero diferente con un peinado diferente vestida exóticamente dando órdenes y comiendo un suculento plato, allí estaba mi escolta galán, esta vez solo me empujo y me dijo viene por lo de las fotos, fotos? cuales fotos, pero preferí ser fotógrafa dije si, rotundamente si, entonces siga, la diva esta lista, la mire fijamente a los ojos era yo, o eso creí, yo era la diva, yo la camarera y yo la fotógrafa, vaya pensé que increíble, entonces empecé a tomar fotos como la mejor, una aquí, otra allá, formidable esta profesión me encanta, escuche una voz que decía suficiente por hoy mañana continuamos, asentí y salí.
Las cámaras, la luz toda una revolución la diva iba a actuar, una de las chicas me dijo sígame por favor, mientras me entregaba un arma pequeña con la cual debía realizar el trabajo, pero bueno al fin que, bailar, o debía matar a alguien, y claro eso no lo iba a hacer yo no importaba lo que pasara, me condujo directamente al escenario y anunciaron: -Y AQUÍ ESTA LA FAMOSA DIVA LALA-, Lala ? vaya nombre y esa era yo, que mal gusto seria mi seudónimo o mi nombre real y entonces una chica me dijo, Annye, llego tu momento, casi me empujo y claro fui a parar en medio del escenario todo el mundo se levantó y aplaudió y como no sabía que hacer me incline como saludando, me entregaron un micrófono y empezó a sonar la música de New York New York , increíblemente empecé a cantar y lo más increíble cantaba muy bien, bailaba y cantaba como toda una diva, realmente enloquecí al público, yo estaba tan emocionada que hasta llore, todo el mundo me felicito.
Y luego la fiesta, claro no podía faltar la fiesta, solo glamur y glamur, cuando vi a la camarera amenazándome con un arma, me condujo a mi habitación gritaba como loca decía que yo era la más famosa espía que todos buscaban, abrió la puerta, entro la fotógrafa, la cual dijo: si es ella, en ese preciso momento, recordé el arma que tenía camuflada en la falda y empecé a disparar como una loca no sé si mate a alguien, corrí tanto que no sé a dónde fui a parar, me encontré en la mitad de calle, sola completamente desamparada y sin saber que hacer
Muchos hombres me rodearon, vino a mi mente todas esas películas inverosímiles en las que una persona mata como a 20 y empecé a usar todas mis armas, la seducción, la patada voladora y dispare el arma nuevamente, por supuesto, los liquide a todos , ahora a correr , me darán el Oscar por esto, lánguidamente una abuelita me ofreció un lugar para dormir, comprendí que en verdad era una espía y debía ser muy buena para representar tantos personajes, llego un carro de policía, se bajó un hombre quien nos invitó a un resguardo , era una noche realmente fría, no sentía mis manos, en verdad no sentía nada, al llegar al refugio me encontré con mi escolta galán estaba borracho profiriendo insultos, había perdido a su diva, ella había muerto, pero como puede estar muerta si la diva soy yo, me acerque e intente decírselo pero se desmayó.
Yo estaba realmente cansada todo esto me tenía al límite de pronto un sonido loco nublo mis sentidos era una alarma, voltee a mirar y de repente volví a ver la limosina, increíble me encontré nuevamente parada en el mismo sitio, la multitud de nuevo venia hacia mí, pero algo extraño paso, me empujaron, me pisotearon, pasaron sobre mí y seguían corriendo detrás de un grupo de rock femenino que empezaba a bajar de la limosina, rápidamente me levante, mire a todos lados -bueno por lo menos nadie se había dado cuenta de mi infortunio- me arregle la cámara que tenía terciada en el pecho, tome mis cosas entre ellas el uniforme de camarera que iba a usar en el ensayo de teatro al que me dirigía, empecé a caminar tambaleando y pensé, ser famosa….., ser famosa, es pa machos

Texto agregado el 12-08-2015, y leído por 104 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
12-08-2015 interesante y sutilmente cómico seroma
12-08-2015 Interesante cuento. siemprearena
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]