TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / FERMAT / El hombre inocente

[C:561021]

El hombre inocente
Es bien sabido que todos sin excepción nacemos inocentes y sin ningún prejuicio, sin ningún posicionamiento mental ante nada y sin capacidad de enjuiciar ningún comportamiento, nacemos solo con el instinto de alimentarnos y la posibilidad de quejarnos ante cualquier incomodidad, todo lo demás debemos aprenderlo, desarrollarlo y filtrarlo poco a poco, para ir perdiendo esa absoluta inocencia e irnos preparando para la vida, que es de todo menos inocente.
Y más o menos es lo que a cada uno nos ocurre, que cada vez vamos dándonos cuenta de que la vida no es de color de rosa, que no todas las intenciones de nuestros semejantes son siempre claras, que existe la mentira y las dobles intenciones, que hay buenos, pero también muchos malos que intentan confundirnos y que en definitiva que debemos desarrollar nuestros propios criterios para defendernos y no ser constantemente engañados y es a eso a lo que solemos llamarle perdida de la inocencia.
Pero esa evolución no la tuvo Inocencio Martin, que quizá influenciado desde su nacimiento por el nombre que decidieron darle sus padres creció y se fue haciendo adulto sin perder la inocencia, no fue nunca capaz de plantearse si lo que le decían era o no cierto, nunca supo crearse una coraza de hipocresía para protegerse de sus semejantes, no desarrollo el instinto de hacer ver al contrario que le has creído cuando en realidad estas convencido de que miente, en definitiva durante años y años siguió siendo tan inocente como cuando era un bebe.
Ese comportamiento fue incluso positivo cuando era pequeño, pues le permitían unas relaciones sin roces y sin violencia, por lo que padres y familiares le consideraban como un niño muy afable y cariñoso, todos tenemos la tendencia de confundir inocencia con bondad y tuvieron que pasar muchos años para que el mundo analizara a Inocencio de distinta forma.
Aunque sé que siguió creciendo igual y comportándose cándidamente, la verdad es que no conozco con detalle su evolución hasta llegar a adulto, su familia eran amigos de la mía, pero no teníamos un trato frecuente, así que tuvieron que pasar unos cuantos años y suceder una casualidad para saber algo del paso de su infancia a la adolescencia y a la madurez.
Ojeaba un libro que me había prestado su padre hacia tiempo y que aun, como suele ocurrir ni le había empezado y ni mucho menos devuelto, cosa que ya no era posible pues el pobre hombre había muerto hacía unos meses y cuando un día me decidí al abrirlo cayeron al suelo unas fotos de Inocencio que abarcaban algunos años de su vida, fotos en las que su padre había escrito en el revés de las mismas sus impresiones del momento en que fueron tomadas. Comentarios que me dejaron estupefacto.
.- Inocencio.- 7 años, me ha preguntado al irse a la cama si ya siempre seria de noche o si mañana amanecería de nuevo.
.- Inocencio.- 9 años, en la foto esta desayunando. Me ha dicho que esta triste porque no sabe donde duermen los personajes de dibujos que ve en la tele y si tienen casa.
.- Inocencio.- 11 años. Foto de su cumpleaños, me ha dicho muy preocupado, que quien es el encargado de dar al interruptor para encender el sol y la luna y que si cuesta mucho la electricidad para iluminarlos y que quien la paga
.- Inocencio.- 13 años. Esta foto la hice después de que dejara de llorar porque se había enterado que las hamburguesas estaban hechas con las vacas que él veía en el campo, creía que se hacían en los supermercados.
.- Inocencio.- Día en que cumplió los 14 años, en el colegio le han dicho que hay países en que la gente es muy pobre y no pueden comer, me dice que eso tiene que ser mentira porque siempre habrá alguien que les ayude porqe sobra mucha comida en todas partes.
.- Inocencio.- Casi 16 años, esta tarde nos pregunto a su madre y a mí, que como era posible que a los Reyes Magos les diera tiempo repartir en una noche todos los regalos a los niños.
.- Inocencio.- Recién cumplidos los 20 años. Me dice que porque nunca se veían cigüeñas volando con niños recién nacidos.
.- Inocencio.- A los 25, le ha preguntado a su madre, que le explicara eso de la semilla que los papas ponen en las mamas como si fuera una flor para crear un nuevo niño, porque no lo entendía muy bien y que un amigo le había dicho una cosa muy rara que no podía ser cierta.
Y ya no había más fotos, eran muy pocas, solo un retazo de su vida pero más que suficiente para que me dejaran muy preocupado de lo que sería en el futuro su vida.
Y le perdí la pista, hasta hace unos días en que también por casualidad me cruce con él, le reconocí en seguida y aunque ya debía andar por los cuarenta y tantos seguía teniendo la misma cara tranquila, infantil y bondadosa, digamos que feliz, acababa de salir de trabajar, me dijo que llevaba años en una oficina de la administración y que se ocupaba de los archivos que llevaba él como único responsable, lo que probablemente le permitiría vivir protegido de sus semejantes, que iba hacia su casa, que vivía solo, que su madre también había fallecido hacia unos años y que seguía soltero y feliz y tan confiado como lo había sido siempre, nos tomamos un café y estuvimos charlando sobre todo de sus ideas y de las conclusiones a las que había llegado él solito, casi yo no dije palabra de asombrado que estaba.
No había cambiado absolutamente nada, seguía como a las diez años, con mas perspectivas de la vida, pero con igual inocencia en su interpretación, seguía creyéndose sin dudarlo todo lo que decían y leía y veía todo sin maldad y sin dobleces, en lo único que había cambiado era en que ahora hablaba mucho mas, o quizás es que tenia la necesidad de expresarse conmigo.
Podría estar mucho más tiempo contando nuestra conversación, pero me limito a transcribir algunas de sus opiniones que defendía con entusiasmo infantil.
.- Pensaba que los políticos eran personas nobles que se sacrificaban por el bien de la sociedad.
.- Que la Justicia era justa, valga la redundancia, e igual para todos.
.- Que los poderes facticos (no sabía bien que eran) trataban de equilibrar el mundo para repartir equitativamente la riquezas.
.- Que los bancos eran los garantes de la economía de los países y los protectores de las economías de los ciudadanos.
.- Que las múltiples religiones del mundo nunca habían manipulado a los hombres y les habían ayudado a ser libres.
.- Que la igualdad entre hombres, etnias, creencias y pueblos estaba próxima a conseguirse.
.- Que estaba muy cercano el fin del hambre y la desigualdad en el mundo.
.- Que la corrupción política, económica y judicial en realidad no existía según atestiguaban en sus declaraciones los diferentes dirigentes.
.- Que las guerras que se habían producido en el mundo y que posiblemente se produjeran no eran por motivos económicos sino por defender la democracia del país en que ocurría.
.- Que……., que……, etc
Cuando al fin nos despedimos, me di cuenta de que en realidad mi buen amigo Inocencio había cambiado, ya no era inocente, era totalmente idiota.
Fernando Mateo
Julio 2015

Texto agregado el 09-10-2015, y leído por 99 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
14-10-2015 Jajajá!!! Muy bueno. Muchas cosas pierde el hombre / que a veces las vuelve a hallar /si la inocencia se pierde /jamás se vuelve a encontrar. (del Martín Fierro - José Hernández) Clorinda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]