TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / CJVR / Camila (V)

[C:561903]

-Señorita –dijo el abogado defensor-, quisiera hacerle una pregunta.
-De acuerdo.
-¿Es cierto que mi cliente –señaló al maestro Lennon- abusó sexualmente de usted?
-Si, es cierto.
-Interesante… sabe, abuso sexual es sinónimo de violación. ¿sabe usted lo que significa esa palabra?
-Si.
-¿Nos podría dar su definición?
-Es cuando alguien se quiere acostar contigo a la fuerza.
-Correcto, eso es lo que significa… pero si lo ponemos más fácil es cuando uno de los dos quiere y el otro no, ¿verdad?
-Eh… si, supongo.
-Pero cuando ambos se ponen de acuerdo para hacerlo ya no sería considerado como violación… ¿o si?
-Pues…
-Cambiemos de tema. Si usted me lo permite le quiero hacer otra pregunta: ¿usted accedió a acostarse con mi cliente, el señor Lennon?
Camila no contestó. Simplemente miró al abogado defensor.
-¿No escuchó señorita? Le dije que me contestara la pregunta: ¿accedió a acostarse con el señor Lennon si o no?
Aun no había respuesta. El abogado sonrió.
-¿Qué le pasa señorita? ¿No que el señor Lennon abusó sexualmente de usted? ¿Por qué entonces no responde con un no?
Camila comenzó a llorar y con sus manos se tapó el rostro.
-¡Objeción! –gritó el Fiscal-, esto es ridículo su Señoría. Le pido por favor que mande a sentar a este hombre. Está dañando enormemente la salud mental de Camila.
-Tiene razón. Abogado defensor, le pido que por favor regrese a su puesto inmediatamente.
Pero el abogado defensor hizo como si no hubiera oído nada y siguió insistiendo.
-¡Vamos señorita, contésteme de una vez! ¿Accedió a acostarse con mi cliente si o no? ¡Responda!
-¡Si! –gritó Camila llorando.
-¿Si que? –volvió a preguntar el Fiscal.
-¡Si accedí a acostarme con él!
Todos guardaron silencio. Lo único que se oía era el llanto de Camila. El abogado defensor esbozó una sonrisa malvada.
-No más preguntas –dijo fríamente. Dio media vuelta y regresó a su asiento con aire triunfante. El Juez le dio permiso a Camila de volver a su lugar. Se fue corriendo, con el rostro tapado con sus manos, donde estaban sus padres. Ella abrazó a su madre y empezó a llorar en su hombro.
-Señores del jurado, me parece que ya es tiempo que deliberen su decisión.
-Entendido su señoría.
-Mientras el jurado delibera sobre su decisión tomaremos un pequeño receso de quince minutos.
El pequeño receso se quince minutos se extendió a una media hora. El jurado no podía ponerse de acuerdo en su decisión. Pero finalizado ese lapso de tiempo todos volvieron a su lugar.
-¿Lograron ponerse de acuerdo?
-Si su señoría, ya tomamos una decisión.
Un miembro del jurado se levantó.
-Su señoría, este jurado ha encontrado al acusado… inocente del cargo por el cual se le imputa.

Texto agregado el 03-11-2015, y leído por 67 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
08-11-2015 pobre chica, no se puede ir asi. Buena narracion! 5* bishujoo
03-11-2015 y? supongo que continuará.... ELISATAB
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]